Visit Blog

Explore Tumblr blogs with no restrictions, modern design and the best experience.

Fun Fact

The majority of Tumblr users, 36%, are aged 18-34, a coveted market for most companies.

Trending Blogs
#bakudeku
0 notes · See All
1 notes · See All

Following the thread of the previous drawing. Izuku has come back to life but with the opposite gender and an incredible power of being supernatural that gives him the opportunity to make the winter doubtful if he proposes it.

His best childhood friend is now a handsome hero and as such is willing to die as long as his wishes are respected.
(The bakusquad is proud of Katsuki, they will remember him without a doubt as the greatest of the heroes xD)

anju-nakahara
1 notes · See All

Test Fic for an App stealing our work
by Jacksonofabitch

there’s an app called “Pocket Fanfic Archive” that has a majority of ao3 fics imported onto it. The creator is making money from ad revenue, subcription fees, and tips

check out the story for more

Words: 204, Chapters: 1/1, Language: English

Read Here: http://archiveofourown.org/works/22764175

6 notes · See All
kc-riText

Esa noche (Bakudeku) Parte 2

Al llegar al hogar de los Midoriya, Bakugou apenas le dedicó un pensamiento de disculpa ante la intromisión a Inko, quien dormía tranquilamente en su habitación. La mirada que Izuku le había dado al invitarlo a pasar esa noche con él había sido tan intensa, tan determinada, que había encontrado imposible negarse. Necesitaba saber qué pasaba por la mente de ese chico.

Pero Deku había caminado el corto trayecto en silencio, un paso delante de él, como si Katsuki no hubiese tenido sus ojos sobre su nuca todo el tiempo. El nerd estaba teniendo uno de esos pocos momentos en que nadie podía leer su expresión. Y tal cosa comenzaba a exasperarlo.

Al entrar a la habitación, Katsuki sonrió para sí mismo al notar aquellos infantiles y ya viejos pósters de All Might aún colgados en las paredes. Entrar a ese cuarto era abrir una puerta a la melancolía cada vez, aunque jamás fuese a admitirlo en voz alta.

Al llegar frente a la cama, se giró para enfrentar a Izuku, quien se aseguraba de cerrar bien la puerta. Katsuki se cruzó de brazos y esperó a que el chico hablara.

En su lugar, Izuku se llevó una mano detrás de la cabeza y despeinó aún más su rebelde cabello. Sus ojos miraban a cualquier lado menos al frente.

Katsuki contó hasta 5 antes de perder la paciencia.

“Oi, ¿qué está pasando?”

Izuku, evidentemente nervioso, apretujó entre sus manos el borde de su camiseta antes de tomar aire y por primera vez levantar la vista.

“¿Crees que estoy haciendo lo correcto, Kacchan?”

Katsuki pestañeó un par de veces en su lugar, la pregunta tomándolo por sorpresa.

“¿Ha?”

Izuku volvió a desviar la mirada hacia un lado al escucharlo, sin ofrecer mayor explicación. Katsuki frunció el ceño.

“Oi, nerd ¿por qué estás dudando ahora? Es un poco tarde para eso”

Como respuesta, Izuku se encogió de hombros. Katsuki se encontró suspirando con cansancio ante la falta de coherencia de la situación. Refregándose los ojos con una mano, se sentó a la orilla de la cama.

“All Might no es de tomar decisiones sin pensar o sin tener una buena razón para ello. Si él está seguro de que este viaje te ayudará a crecer como héroe, no dudaría de su palabra”

A pesar de que su cabeza le gritaba que le dijera a Izuku que se quedara, que iniciaran sus carreras juntos, Katsuki se obligó a ser objetivo. Parte de él creeía firmemente en las palabras que acababa de decir.

Izuku suspiró profundamente, relajando sus hombros por primera vez desde que llegaron a casa.

“Lo sé, y confío en All Might. Siempre lo he hecho. Pero pasar dos años del otro lado del mundo… no lo sé, no termino de hacerme a la idea”

Katsuki contempló en silencio al chico que había pasado casi toda su vida detrás de él y a su lado en los últimos años. Podía entender la ansiedad que le causaba estar tanto tiempo lejos, pero también había sido testigo de la emoción que la idea le había causado al inicio. Esta era la inseguridad de Deku hablando, nada más.

“Deku”, le llamó, esperando que el chico se atreviera a mirarlo a los ojos una vez. Sin defraudarlo, Izuku elevó la vista.

“Dos años pasan en un abrir y cerrar de ojos. Los nerds de tus amigos seguirán aquí cuando vuelvas, son demasiado densos como para olvidarse de ti tan fácil. Tu mamá estará esperando el día para recibirte con el mejor katsudon de tu vida y ella estará bien en tu ausencia. Te prometí que me aseguraría de ello ¿no? ¿Acaso dudas de mi palabra?”

Izuku se apresuró a negar con la cabeza mientras daba grandes pasos para acortar la distancia entre él y Kacchan, deteniéndose en el punto justo para no quedar entre las piernas de su amigo. Katsuki ignoró lo rápido que su corazón comenzó a latir.

“Nunca dudaría de tu promesa, Kacchan. Sé que mamá estará bien. Y sé que nuestros amigos estarán siempre”.

Katsuki dejó salir un pequeño tch!, ante la palabra nuestros. Izuku se rió por lo bajo.

“¿Entonces qué carajo te está haciendo dudarlo a esta altura, Deku?”

Izuku lo miró desde su lugar, intensamente, mientras se mordía el labio inferior. Katsuki levantó ambas cejas, instigándole a que hablara. Justo cuando su paciencia se agotaba e iba a gritarle poco apropiadamente que dejara de dar tantas vueltas, Izuku habló en un susurro.

“¿Y tú?”

Katsuki se quedó sin palabras por segunda vez en la noche. Izuku tragó saliva visiblemente, pero esa extraña determinación presente una vez más en sus ojos.

“Dentro de dos años, cuando vuelva… ¿seguirás aquí?”

¿Seguiremos siendo nosotros? ¿Seguirás siendo el mismo Kacchan del que tengo memoria? ¿Aún tendremos… esto, entre nosotros?

Era fácil ver lo que Izuku no estaba diciendo pero que era casi tangible para ambos. Las miradas, los roces, los suspiros, todo eso a lo que nunca le habían puesto nombre.

Kacchan y Deku se miraron fijamente a los ojos por varios minutos. Uno esperando una respuesta y el otro tratando de descifrar algo más en los verdes irises.

Con una calma que le sorprendía a sí mismo, Katsuki le respondió en un susurro.

“No puedo asegurarte que el mismo yo de ahora sea el que te encontrarás en dos años”, le dijo, para luego llevarse una mano sobre el pecho, tratando de ignorar con toda su voluntad lo cursi que sonaría, “pero esto lleva años aquí y dudo mucho que vaya a desaparecer tan pronto”.

De repente los ojos de Izuku tenía un tenue brillo en ellos, como si se hubiesen llenado de lágrimas de un momento a otro. Algo que no le sorprendería para nada.

Rodando los ojos, una de las manos de Katsuki encontró la de Izuku y con un leve empujón hizo que el chico quedara sentado sobre él. Deku lo miró con los ojos enormes y las mejillas furiosamente coloradas.

“Kacchan..”

“¿Qué me dices de ti, futuro Símbolo de la paz?”, le preguntó, más que nada para distraerse de lo caliente que se sentían sus mejillas. Se sentía ridículo.

Pero feliz al mismo tiempo.

Después de unos segundos en silencio, Izuku se rió. Antes de que pudiera protestar por tal cosa, Deku apoyó su frente sobre la suya en un gesto reconfortante.

“Para mí siempre ha sido Kacchan. Estoy seguro de que eso no cambiará”, respondió. Y aunque la habitación estaba a oscuras, apenas iluminada por la luz natural de la luna que se filtraba entre las cortinas, Katsuki estaba seguro de que Izuku estaba sonriendo enormemente.

Su estómago estaba haciendo piruetas en su cuerpo, a la par que sus latidos seguían incrementándose.

Sin pensarlo demasiado, llevó una de sus manos hacia el cabello de Izuku y hundió sus dedos en sus hebras. Un gesto que solía tener cuando ambos estaban enfrascados estudiando para un examen particularmente difícil. Solía lograr que Deku dejara de murmurar para sí mismo frenéticamente.

Ahora había logrado que la respiración del chico se entrecortara. Ambos se mantuvieron la mirada, expectantes a quién sería el primero en dirigirla solo unos milimetros más abajo, como si de una luz verde se tratase.

Izuku fue el primero y Kacchan sonrió genuinamente antes de aventurarse a encontrar sus labios.

Tantos años de malentendidos, de terquedad, de inmadurez, de peleas, de llantos y de disculpas, todo para culminar en este simple momento.

Mientras Izuku le correpondía el gesto, cruzando sus brazos sobre los hombros de Katsuki y suspirando en medio del beso, sintió como sus propios ojos ardían.

Tendría que esperar dos años para volver a repetir todas esas sensaciones pero por ahora, por esa noche, todo valía la pena.

2 notes · See All

Just Watch Me
by ella should be writing

okay so like you know the trope of like, this character has been kidnapped so many times they’re literally just chill with it? yeah, that’s basically the story. Except it’s set in the apocalypse and no one has any quirks but their personalities and weapons make up for it. And All Might was a diplomat trying to connect estranged counties who was training Midorya as he’s successor. Oh and it’s with a casual side of girl gangs and ass-kicking and badassery and casual murder and unexplained appearances and threats that no one actually knows about and secret relationships and that trope of two characters being in love and one of them being all smart and pretty and kinda dangerous and really hot and the other one just being a guard dog who just likes to be a dirty trash man and mess things up. it’s all really very simple.

Words: 1821, Chapters: 1/?, Language: English

Read Here: http://archiveofourown.org/works/22705585

3 notes · See All
Next Page