Tumgir
#LAGUNA LARGA
metablee · a year ago
Photo
Tumblr media
1 note · View note
chiesovic · a month ago
Note
ma tanto per allegr1 vale la stupida regola delle presenze per essere capitano. prima di matthijs ci sono sandro (voglio morire), tek e cuadrado…
no ma infatti è un sogno forse una favola questa cosa. però se fossero davvero seri col discorso che fanno di una juve nuova e gggiovane beh... matthijs sarebbe la scelta migliore e a quel punto qualcuno dovrebbe agguantare acciughina per le spalle e dirgli molto gentilmente dove può riporre la sua regola delle presenze. per quanto riguarda sandro non riesco nemmeno a pensarci senza v0mitare (ma tanto se ne va 🕯️🕯️🕯️) poi fra cuadrado (sempre se rinnova pure lui) e tek boh sinceramente mi è abbastanza indifferente
2 notes · View notes
cotytaboada · 5 years ago
Photo
Tumblr media
Mural realizado en Laguna Larga, Córdoba. Junto a El Lolo, Marcus, Lu Yorlano, Mex e Iguana.
2017
11 notes · View notes
scorpiomen-arte · 4 years ago
Photo
Tumblr media
Un paseo nocturno
1 note · View note
dyclerc · 8 days ago
Text
Dear💎: I guess it’s time to say goodbye
It all started 7 years ago, the 4th of June, 2015. 
You came from Palermo at only 21 year old, with your cool tattoo and nickname: La Joya 💎 
You took the historic #21, used by two of my favorite legends, Zidane and Pirlo.
Tumblr media
“Happy to be part of this family! ⚪️⚫️⚪️⚫️”
Thanks to you 21 still is my favorite number.
And just a couple of days later, you won your first trophy for Juve. 
Tumblr media
“How nice it is to start like this! Always ahead! Go Juve !! ⚪️⚫️⚪️⚫️⚪️”
Little did we know it was the 1st of 12!
Then on 2017, you took the challenge of becoming the next #10 at Juve.
Tumblr media
"When they asked me to change my jersey number, I stopped to think if it was right to leave the 21 that was for me a number that I care so much, that made me get up many trophies, which belonged to top players such as Zidane and Pirlo. 
But the number 10 is a special jersey, it is an honor to wear it, it brings with it a sense of great responsibility, a sense of belonging to the history of a club like Juventus Fc. It has been on the shoulders of many Juventus champions: Omar Sivori, Michel Platini, Roberto Baggio, Alessandro Del Piero, Carlos Tevez, Paul Pogba.
For this reason, for me today, having the number 10 jersey on, on my skin, is not only a dream that has come true, since I was a child, but it is also an ever greater commitment that I feel inside of me to wear mine. team to victory in every game, in every competition, for every trophy."
Tumblr media
5 years later, I can say you lived up to the legendary jersey.
In fact, you are a legend yourself.  
The kid from Laguna Larga, Argentina, who came to Italy at only 18 years old, not only accomplish his dreams, but helped inspire many kids and fans who now want to be like him. Like “La Joya”
Tumblr media
I’m so proud of you.
You left a mark that will never be forgotten.
You paid homage to legends you admire, and now, you’re part of them.
Tumblr media
292 games
115 goals
12 trophies
10th highest goal scorer in Juve history
And 1 legendary career later, it’s time to say goodbye. 
Tumblr media
“It is difficult to find the right words to greet you, there are so many years and so many emotions involved, all together...
I thought we would be together even more years, but fate puts us on different paths.
I will never forget everything you made me experience, every game, every goal.
With you I grew up, I learned, I lived and I dreamed.
It has been 7 years of magic, 12 trophies and 115 goals that no one will take away from us. Never.
Thank you for supporting me in difficult times. Thanks to those who have accompanied me over the years: from the first to the last, from the fans to the people who work within the club, everyone, coaches and teammates, employees and managers.
Wearing this important jersey together with the captain's armband has been one of the greatest pride of my life, which I hope to show to my children and grandchildren someday.
Tomorrow will be my last match with this shirt, it's hard to imagine, but it will be our last farewell. It will not be easy, but I will enter the field with a smile and with my head held high, knowing that I have given everything for you.”
And so it ends.
Will love and support you forever and always ❤️
Tumblr media
16 notes · View notes
jjgun · 4 months ago
Text
Tumblr media
holi, ppl  💐✨ por acá aria, presentando a los bebés con los que cuento, poniendo a lil bit de información de cada uno para que podamos armar conexiones y/o pequeños headcanons, jiji. pueden dar like & les busco en discord jeje, q es más fácil o por im.
Tumblr media
ahn jogeun. veinticuatro. diseñador de modas & golden boy. * clase alta. ( board & bio )
vive en el mismo distrito parisino que la familia imai y la familia finley.
los hijos de la familia ahn fueron al colegio secundario con los hijos de la familia rezende y la familia beauregard.
*        viene de la familia ahn, de clase alta, tiene ocho hermanos (yes big family), decidió irse desde muy joven por el mundo de la moda, pues es su llamado en la vida. no cuenta con marca pública propia pero tiene su pequeña boutique en las orillas del centro, en una fabrica vieja y remodelada, que igual le sirve de casa.
*        siempre tuvo más cercanía con su madre, deslumbrado por la elegancia y extravagancia de las competencias de belleza, empezó a desarrollar un poco de relación más estrecha con su padre cuando apoyó a los integrantes del circo con sus vestuarios, diseñando los trajes.
*        antes de irse a lo emily en paris, su vida era la música, toca desde pequeño el violín y en su momento participó en varios eventos musicales, aun en estos momentos le buscan para ayudar en cuartetos o en sinfónicas de la ciudad. 
*         pasó por una etapa difícil en la adolescencia, cayendo en el alcoholismo desde corta edad, así que en su momento seguro era el pacheco de la colonia ah bromis, tuvo una intervención a los veinte años, por lo que lleva sobrio en intermitentes por cuatro, teniendo ciertas recaídas. por vivir hundido en el alcohol tiene lagunas mentales, por lo que no tiene mucha memoria de sus años de adolescencia.
*        es un buen chico :c tiene corazón de oro y es un iluso de primera, cree en la bondad de las personas y nunca juzgará a nadie por nada del mundo :c por eso muchas personas suelen abusar de él en repetidas ocasiones. seguro ha caído en esas estafas de príncipes árabes al menos cinco veces en su vida.
*        emprendedor desde pequeño tenía su negocio de tatuajes y piercings en los baños de la escuela, así que de cierta manera era popular contra su voluntad. muchos le conocían pero siendo un chiquito tímidito se intimidaba fácil. 
Tumblr media
joh hohyun. veinte. amante de la naturaleza & soñadora profesional. * clase baja. ( board & bio )
viven en el mismo distrito parisino que la familia gagneux y la familia de la cour.
los hijos de la familia joh fueron al colegio secundario con los hijos de la familia sauvaterre y la familia vredebburg.
*        es de una familia de inmigrantes y solo vive con su mamá y sus cuatro hermanitos. todos ellos son re wenas personas y solo esta nena es una pequeña sanguijuela.
*        terminó apenas y con suerte el instituto pero nunca quiso estudiar la universidad o aprender algún oficio, por lo que vive su vida día a día y con suerte. si consigue dinero es por que es la típica falda larga que se va a los parques a vender sus pulseras tejidas y su joyería hecha a mano.
*        como suele tener peleas muy repetidas con su madre, la solución siempre es huir, por lo que no es extraño que a veces duerma en las calles o en los parques, si tiene suerte, en algún refugio, esto no le molesta, pues es un alma libre que no soporta estar atada en un sitio en especifico. 
*        aunque sea un solcito tiene una lengua filosa y no se permite tratar mal por nadie, siempre se dará su lugar frente a cualquier persona, se ha agarrado de los cabellos con los turistas seguro por ser molesta.
*        ha tenido diversidad de trabajos, que nunca le duran ni un mes, ha ayudado en panaderías, servicio a domicilio, repartidora, secretaria, mesera y cocinera, así que ha probado de todo y estado en todo sitio.
*        tiene daddy issues :c porque es la menor y nunca pudo conocer a su padre, llegó en brazos de su madre a francia y aunque en su casa de hable muy seguido el coreano, solo puede comprenderlo de forma simple, no lo habla, ni lo escribe.
*        trigger : estos daddy issues le han provocado desamores terribles, enamorándose de hombres que no están disponibles o personas mayores que solo le han buscado para pasar el rato con ella :c merece mejor la tontita.
── @lavieconex​
9 notes · View notes
leukiel · 9 months ago
Text
La noche a su lado dura 24 horas. El día, cuando se trata de estar cerca de ella se vuelve un noctívago, un fugitivo del sol, un ente que se escabulle del blanco de las nubes. Lo ves ahí, trémulo de ganas en una esquina, en la más oscura y lejana... Y de la mano me lleva con él, para entregar mi entero deseo a la mujer que ha invadido el latir de mis venas. Entonces la traigo al callejón vacío de mis apetencias; aquí la bruma de nuestras sombras nos invade. El humo blanquecino se eleva por la atmósfera invitándonos a dejar perder nuestros miedos. Las bocas se convierten en la fuente que recibe el preámbulo de la agitación, esa que nace desde que nuestras miradas se cruzan y se nos hace agua la tentación. Bebo del mar de mis anhelos imaginando que bebo de ella en tanto me observa, de pie, abrigada por el sutil vapor. La observo llevar su mano izquierda a sus labios, muerde su dedo índice gentilmente y me guiña uno de sus ojos claros. Su mano derecha la desliza por el centro de su pecho y la hace descender. Es como una serpiente de preciosa piel, que brilla y expele una exhalación de verdes y azules. Ahí, en el monte de venus se detiene, fricciona, investiga como una perversa, valiente viajera, recorriendo cada rincón conocido y aún no conquistado. La serpiente deja salir su larga lengua y, deslizándose con suavidad se abre camino entre su exquisita grieta, para refrescarse en su humedad. De pronto me siento dentro de ella. La callejuela se estrecha. Siento que me falta el aire. Todo el lugar huele a su interior. Entonces algo alrededor me empieza a dominar. Escucho sus sollozos dentro de mí. Mi ser entero se encoge para dilatarse nuevamente. He dejado de ser cuerpo, soy pura energía, una que se expande al toparse con aquella entrada circular y su laguna espesa como la miel. Extiendo mis manos, mis palmas tocan la superficie de esa puerta y automáticamente se abre para dejarme entrar. Allí dentro reside la fuente de la vida... Sin embargo yo siento que muero. Siento a la altura de mi vientre que algo está por explotar, como si mi espíritu me fuese a abandonar. Estar dentro de ella es la más sublime sensación que yo haya experimentado jamás. Aquí dentro la muerte se encuentra de frente con la vida. Aquí, dentro de ella... Vale la pena asfixiarse y entregar la semilla de la eternidad.
—Ángel Leukiel.
28 notes · View notes
renaultportugal · 22 days ago
Text
RENAULT CLIO 3.0 V6 SPORT PHASE I: UM “ANIMAL” RARO E VICIANTE
Com Artur Cintra
Tumblr media
Artur Cintra apaixonou-se pelo fabuloso Clio V6 Phase I assim que o viu à venda na net. Daí até ter adquirido o raro desportivo da Renault não passaram 24 horas. Já lá vão mais de dois anos de uma relação intensa e, como o afortunado proprietário assume, viciante.
Tumblr media
O Salão de Paris de 1998 teve um significado especial para a Renault, tendo sido um dos palcos escolhidos para a celebração do centenário da marca. Para vincar a ocasião, a Renault apresentou três novidades de peso, entra elas o fabuloso Clio Renault Sport V6 24V ainda em fase de concept. Mas a resposta do público foi tão entusiasta e avassaladora que a marca decidiu pedir um estudo prévio de desenvolvimento aos especialistas britânicos da TWR (Tom Walkinshaw Racing). O relatório confirmou que a execução e passagem à produção era possível e que os exigentes critérios de qualidade, segurança e dinamismo impostos pela Renault podiam ser atingidos na versão final.
Tumblr media
A unidade que o Artur Cintra adquiriu em outubro de 2019 é um dos três Clio V6 Phase I vendidos novos em Portugal. Mal vi o anúncio na internet, disse para mim mesmo que este era para juntar a outros automóveis de coleção que já tinha. Vi o carro e no mesmo dia fui comprar e levantar ao stand. Quando o comprei, tinha 40 mil km, agora está com pouco mais de 43 mil km”.
Tumblr media
No coração da “besta”, colocado no local onde deveriam estar os bancos traseiros, batia o 3.0 V6 atmosférico que a marca utilizava no Renault Laguna. Para ser montado no Clio, o V6 recebeu novos pistões, viu a taxa de compressão aumentada, as tomadas de admissão alargadas e o limite de rotações subiu para as 7100 rpm. Ligeiramente menos potente do que as versões de competição que corriam no Troféu, o V6 debita 230 cv de potência e 300 Nm de binário às 3750 rpm. 
Tumblr media
Segundo a marca, o Clio V6 Fase 1 é capaz de acelerar de 0 a 100 km/h em apenas 6,4 segundos e atingir uns anunciados 237 km/h. Associado ao poderoso V6 estava uma caixa PK6 manual de seis relações que derivava da já existente caixa de 5 velocidades, tendo esta sido profundamente alterada. O diferencial autoblocante oferecido de série ajudava a colocar os “cavalos” no asfalto e a ausência de um turbo tornava a resposta do V6 mais linear e progressiva, mas a combinação de uma curta distância entre eixos e a ausência de um sistema de controlo de tração garantiam que a condução do Clio V6 Fase 1 era sempre excitante e muito envolvente...
Tumblr media
O Artur Cintra que o diga. “Para além de ter outras tantas qualidades, o Clio V6 é viciante de conduzir, tem um som incrível, mas exige bastante concentração e mãos/pés do condutor. Em situações limite é bom reagir rapidamente antes que a sobreviragem se torne imparável. Não é fácil de conduzir (muito) depressa e não perdoa erros de principiante, mas quando “dominado” é incrível”.
Tumblr media
Face ao Clio “normal”, o V6 é 171 mm mais largo, 66 mm mais baixo, 38 mm maior na distância entre eixos e as vias dianteira e traseira eram, respetivamente, 110 mm e 138 mm mais largas. À imagem dos verdadeiros supercarros, o Clio V6 tinha pneus diferentes à frente e atrás: 205/50 ZR17” na dianteira e 235/45 ZR17” na traseira. As generosas e elegantes jantes OZ “Superturismo” de 17” também permitiram montar discos dianteiros ventilados de 330 mm que, pela primeira vez num automóvel de produção, eram mordidos por pinças AP Racing de 4 pistões.
Tumblr media
Para reforçar a exclusividade do Clio V6 “Phase 1”, todas as unidades foram construídas manualmente nas instalações da Tom Walkinshaw Racing (TWR) em Uddevalla na Suécia ao ritmo de, aproximadamente, 12 por dia. Assim, até ao lançamento do Clio V6 Phase 2, em agosto de 2003, a TWR produziu 1631 exemplares da primeira série, 256 destas com volante à direita.
Tumblr media
O Artur Cintra acredita que além de ser um “verdadeiro head-turner, o Clio V6 Sport nasceu como um futuro clássico e é, seguramente, um bom investimento. Para além destas três qualidades, este Renault tem um design que acho lindo”.
Tumblr media
Aliás, devido à raridade, ao extravagante aspeto exterior e ao motor em posição central traseira, este feliz proprietário conta com evidente bom-humor duas das várias situações engraçadas pelas quais já passou com o seu Clio V6. “O carro como é de 2001 vai sempre, em setembro, à inspeção perto de minha casa e quando existe um colaborador novo fazem uma praxe pedindo-lhe que abra o capot para ver o motor. Como tem motor central e o mesmo se situa no espaço que seria ocupado pelos lugares traseiros o acesso é efetuado pela mala, apanhando desprevenidos os rookies. De uma outra vez, estava numa bomba a atestar o carro, vem um senhor na minha direção e dá-me os parabéns pelo trabalho que efetuei nas alterações deste Clio. Digo-lhe que é original e explico que é um Clio 3.0 V6 Sport de motor central, até lhe mostrei o carro ao pormenor, mas nem assim consegui convencer o senhor de que o carro era original.
Tumblr media
O reconhecimento do Artur Cintra pelo privilégio de ter em sua posse um automóvel tão “exótico” e especial é evidente na forma como se despede, fazendo questão de “agradecer à Renault por ter tido a coragem de produzir este automóvel, porque se não o tivesse feito eu não teria tido a oportunidade de usufruir das várias experiências e situações que já passei ao volante deste magnífico desportivo”.
3 notes · View notes
saturn4l1a · 2 months ago
Text
knife play / act
Tumblr media
Hacía un rato que la ropa les había estorbado, Ruki tenía demasiado calor, y como siempre, había terminado encima de su amado Ny, restregándose sin pudor hasta que había conseguido su deseado clímax.
Pero todo tenía un castigo.
No fue mucho tiempo después cuando su pálida piel estaba cubierta de mordidas de su chico, algunas zonas con heridas abiertas de tanta presión que habían hecho sus dientes, otras en el característico blanco que tenía su delgado cuerpo. Y aunque pasara el tiempo, cada vez que se desvestía era el mismo colapso.
Su mente se deshacía en ideas, pero ¿Qué si no? era característico de una persona tan inestable como Takanori. Después de un par de besos más, todo lo que podía pensar era en su esposo toqueteando sus muslos, después sus caderas... y más tarde, luego de una pequeña laguna mental, tenía al alto introduciéndose en su interior con fuerza, mientras que sus labios despedían constantes gemidos ahogados y sus ojos dejaban salir pequeñas lágrimas.
Las mismas que nacían en el borde de sus ojos, terminaban deslizándose por sus pómulos y finalizaban desapareciendo entre las suaves mantas debajo de su espalda desnuda.
Ahora Takanori se encontraba a sí mismo, debilitado, con pequeñas gotas de sudor corriendo por su frente y sus piernas separadas por uno de los juguetes preferidos de ambos, colocada a la altura de sus muslos. Una navaja que habían comprado recientemente, característica por su punta en un ángulo que la hacía ver larga, elegante, y peligrosa. Y claro que lo era, el filo había sido probado por ambos hacía tiempo, incluso los cortes que habían realizado con ella en anteriores ocasiones aún no desaparecían.
Su respiración subía y bajaba, sentía el calor acumularse en su vientre, aproximando su segunda vez viniéndose.
Todo fue cuestión de segundos, entre el calor del momento, su entrada siendo profanada con tal brutalidad, y sumando la alargada varilla metálica con una delgada argolla en el extremo, introducida en el canal de su uretra, lo que le hicieron reaccionar mal. Sus piernas se cerraron con considerable fuerza ante la sobrecarga de estímulos, y pronto dejó salir un jadeo.
Tenía al menos cinco centímetros de la cuchilla enterrados en el músculo de su muslo derecho.
Takanori no se apanicó, tan solo atinó a buscar la mirada ajena, dedicándole una sonrisa.
— Ny... la navaja.
2 notes · View notes
mexicoantiguo · a year ago
Text
Calle de Corregidora, antes calle de la Acequia Real ca.1990
Bob Schalkwijk
La palabra “acequia” tiene su origen en el idioma árabe, la cual significa irrigadora. Durante el virreinato de la Nueva España, la antigua Ciudad de México, contó con 7 acequias, de las cuales la principal fue la famosa Acequia Real o Acequia de Palacios, este nombre lo adquiere debido a que corría al costado sur del Palacio Real. Por este canal transitaban las canoas que venían cargadas de flores, frutas y verduras traídas desde las chinampas de Xochimilco, Chalco, Iztacalco...
La primera y breve descripción de esta acequia durante la época novohispana la tenemos gracias a Francisco Cervantes de Salazar:
“Una acequia que corre hacia la Laguna, es de grandísima utilidad a esta hermosa hilera de pórticos y galerías, pues cuánto necesitan los vecinos se trae por ella de muy lejos en canoas gobernadas por varas largas, que los indios usan en lugar de remos”
El uso de canoas en la capital de la Nueva España fue de suma importancia para el transporte de materiales de construcción, esto debido a que en sus inicios había una ausencia de animales de carga.
Es en tiempos del virrey de Revillagigedo II que se toma la lamentable decisión de sesgar la acequia, esto debido a lo insalubre y perjudicial que resultaba para los habitantes de la capital novohispana.
En la década de los 80 del siglo XX se reconstruye parte del antiguo camino de la acequia. Al pasar de los años se removieron estos pequeños recuerdos del canal, una vez más al representar un foco infeccioso para los capitalinos.
Tumblr media
46 notes · View notes
anonymousunhappy · 9 months ago
Text
¿Vale la pena?
No voy a negar que aun que fue un día bastante rápido, también debo aceptar, que fue un día bastante duro, un día bastante doloroso, triste, nostálgico, tuve muchas ganas de llorar todo el día, pero no sé cómo me aguante, estuve muy sensible, justo llegue a casa después de una larga noche de trabajo, aun que estuve trabajando, mi mente estaba en otro lado, ni siquiera sé en donde, solo sé que no estaba conmigo, que no estábamos en el mismo lugar, sé que algo pasaba dentro de mí, pero no puedo llegar a explicar el que sucedía, soy un caso perdido, soy una persona bastante inestable, es por eso que me pregunto sí.
¿Vale la pena?
¿De verdad? ¿Vale la pena? Seguir con todo esto, seguir fingiendo que nada pasa, seguir sonriendo a las personas fingiendo que todo esta bien, que todo va de maravilla, cuando la realidad es que quisiera gritarles a la cara y decirles que nada esta bien, que toda mi vida es un total fracaso, que solo Dios sabe las veces que lo he intentado, que solo Dios sabe las noches de lágrimas, de pánico, de miedo, de temblores, que solo él sabe, todas y cada una de las veces que intente, intente y caí, una y otra vez, que últimamente me rompo emocionalmente como una ramita seca, que siento que todo esta peor que antes, digo, en el mundo están pasando cientos de cosas malas, pero por favor. ¿Cómo hago? Que entiendan que mis problemas, mis miedos, mis lagunas, mi todo, es mío y solo mío, que solo yo lo siento, que solo a mí me duele, que solo a mí me lastima, no tengo con quien desahogarme de lo que realmente me pasa, quisiera tener a alguien, con quien pudiera confiar de verdad, a quien poder abrirle mi corazón, mis sentimientos, mi mente, mi todo, mi ser, sin el miedo constante, de que en algún momento me traicione y revele todo lo que he mencionado, entonces, creo que no vale la pena que me siga esforzando, lo peor es que he dicho muchas veces que voy a dejarlo todo, que voy a renunciar, pero no puedo, algo me detiene y de verdad...
No puedo con todo esto, no puedo seguir, estoy cansado, me duelen los pies, me duelen las manos, me duele el pecho, me duele el alma, me duele la vida, me siento cada vez menos vivo, derrotado y confundido, no sé que hacer, no se para donde ir, no tengo un propósito en la vida, más que dar lastima en internet, yo pienso, no tengo un camino a seguir, los sueños que tenía de ser alguien en la vida, cada vez, veo como poco a poco, se van yendo al carajo, veo como poco a poco, se hunden, no tengo amigos, no tengo pareja, no tengo ganas de vivir, no tengo siquiera el animo de salir de mi habitación, para estar con mi propia familia, suena duro, lo sé, salgo de casa con la esperanza de no volver, salgo de casa con la esperanza de morir en el camino, salgo de casa con el anhelo de no tener retorno, ya ni siquiera escapar es una opción, quiero irme de aquí, quiero dejar de preocuparme, quiero dejar de sentir miedo, dejar de llorar, dejar de tener esos ataques de no sé que, que me hacen la vida un poco más imposible, espero con ansias y felicidad, mi inminente muerte.
Estoy cansado de vomitar casi todos los días, perder cada vez más las ganas de vivir, de socializar, de salir adelante, de ser feliz.
Tumblr media
6 notes · View notes
isabelrc · 8 months ago
Text
Viajar es vivir…
Se ha vuelto una tradición junto con mis hermanas, en cada cumpleaños nuestro realizar un viaje exprés; de un día a dos. En noviembre del 2020 fue mi primera aventura en pandemia.
Recuerdo que fue una decisión bastante indecisa, aún no era adecuado viajar, pero finalmente una de mis hermanas me convenció. Es de mis fechas más especiales, así que no tenía que pasar desapercibido, esto nos condujo a buscar destinos cuya demanda no fuera tan popular para estar más seguras en cuestión de no socializar con muchas personas. Entre los lugares a escoger fueron: El Cedral, Hidalgo y Los Azufres, Michoacán, me decidí por Los Azufres.
Tumblr media
Después de casi un año, volví a viajar, mi emoción era inmensa, mis expectativas eran muy altas, sin duda me hizo sentir que de nuevo comenzaba a vivir, esta travesía me recordó lo mucho que disfruto conocer parajes nuevos y seguir abriendo mi panorama del mundo, sin duda disfruté de cada momento.
Mi cumpleaños del año pasado cayó entre semana, se nos hizo un poco imposible ya que no podíamos, por esa cuestión nos fuimos tres días antes. El día 14 de noviembre por la mañana preparamos todo, después de ello, emprendimos nuestro camino, solamente iríamos por dos días. Al llegar a los Azufres, en la entrada el personal de las instalaciones no estaba cumpliendo adecuadamente con las medidas de sanidad, solamente dentro del parque era obligatorio el uso del cubrebocas.
Era mi segunda vez que acampaba, en noviembre ya es un mes bastante fresco, sobre todo para un sitio que usualmente es húmedo, en la madrugada los grados están al asaz. 
Personalmente fue una experiencia bastante bonita solo con el hecho de acampar, preparar el desayuno, comida y cena en una pequeña fogata, disfrutar realmente un buen café, el clima, el paisaje, la compañía, simplemente gozar de las pequeñas cosas.
Y como siempre en mis aventuras nunca pueden faltar la vicisitud, esta vez lo fue con mi pastel de cumpleaños, me enganche con tener una foto para recordar aquella ocasión. Mi hermana me dijo que era mala idea llevar la tarta por la duración del viaje de cuatro a cinco horas en el automóvil, no me importó y me arriesgué. En el camino si iba bastante preocupada por miedo a que la crema de chantilly se derritiera pero por fortuna llevábamos chuleta que estaba bastante fría, puse arriba de la carne mi pastel para que lo mantuviera un poco frío.
Tumblr media
Ahora puedo decir que valió completamente la pena, además de tener mi foto, disfrute de un rico pastel frente la Laguna Larga; es el atractivo principal de los Azufres, el agua tiene un color azul turquesa muy hermoso, asimismo escuchar el canto de las aves que habitan en el parque, los inmensos pinos, la vibra, todo eso hizo que tuviera una experiencia inolvidable sobre todo despertar y tener en frente la laguna. 
2 notes · View notes
fatehbaz · a year ago
Text
How Extractivism and Neoliberal Environmentalism Cause Migration and Land Conflicts in Guatemala
--
On June 2 [2017], Guatemalan police and military carried out the eviction of Q’eqchi Maya residents of the community of Laguna Larga in the Laguna de Tigre region of the country. Days later, the refugees from the eviction arrived in the Mexican state of Campeche. The refugees formed a camp five kilometers from the border with Guatemala. The eviction of this Indigenous community points to how extractivism and neoliberal environmentalism are key causes of migration and land conflicts in the region.
“These are the conditions that allow us to speak of a humanitarian emergency, which endangers the lives and integrity of girls, boys and, in general, of women and all the people there,” wrote representatives from four migration collectives in Mexico, including Voces Mesoamericanas and La 72, Hogar Refugio para Personas Migrantes, in a statement to the press. [...] The eviction operation reportedly included over 1,500 members of the police and the military. [...] Independent media reports this number could reach as high as 700, and include primarily women, children, and elderly. [...] Guatemala’s National Council of Protected Areas (CONAP) accused the families of usurping the land in the protected forests. But as Luis Solano, an investigator for the Guatemalan magazine, El Observador, points out, the evictions are more about business interests in the region than about protecting the environment.
--
[Indigenous and campesino dispossession from eco-tourism and academic archaeology]
“For many years there have been an entrance into the region by Guatemala’s most powerful economic interests in order to protect the archaeological sites, and promote tourism there,” Solano said. “These groups work with CONAP, the Ministry of the Environment and Natural Resources (MARN), and various Non-Governmental Organizations to protect the region, and to construct their grand tourism and archaeological projects there.” [...]
The establishment of the protected areas in Northern Peten did not occur until 1989, and led to the creation of the Lacandon, the Maya Biosphere, and Laguna del Tigre protected areas. The communities that were already established within these regions were then threatened with evictions. The expansion of agro-industry drives farmers deeper and deeper into the protected areas, and the crisis in the Laguna del Tigre region has been marked by the presence of petroleum interests.
The protection of the forests is also being militarized. In 2011, Guatemalan President Alvaro Colom established the military unit referred to as the Green Battalion to combat illegal settlements and the destruction of forests in the region around Laguna del Tigre. [...]
--
[Internal migration and dispossession from US and Canadian extraction corporations]
Since the Spanish invasion in 1524, Guatemala’s Indigenous peoples have suffered massive dispossession of territory. The best lands were taken for the production of export crops. This dispossession intensified following the liberal reforms of 1871, which spurred the arrival of thousands of Germans and Italians interested in the production of coffee. By the early 20th century, US-based companies such as United Fruit Company began to arrive due to the region’s potential for the production of bananas. By the 1940s, the United Fruit company had gained significant influence, and even controlling the country’s railroads. [...] The d!sc0urse of migration to the United States generally leaves out the process of internal migration. The dispossession of land for corporate interests leaves campesinos without land. [...] As a result, the eviction in the PetEn highlights one of the forces that drives both internal and external migration. [...]
The rise of export crops such as sugar cane and African palm oil, as well as mining and large-scale hydro-energy interests, have led to the rapid re-concentration of lands into the hands of a few wealthy land owners. It is now estimated that 83 percent of arable lands in Guatemala is controlled by roughly three percent of the population.
“In the last years [since 2010], the number of extractive projects have increased exponentially,” Enrique Vidal Olascoaga of Voces Mesoamericanas, a group of activists focused on migration research, told Toward Freedom. “We recognize now, that more than ever, the extractive model from the United States and Canada is one of the principal causes of the internal and external displacement and expulsion of people.”
“For example, mining projects, hydro-electric, and monoculture have become far worse in the last seven years, since the beginning of the free trade agreements,” Olascoaga explains. “Together with historic discrimination against Indigenous peoples, campesinos, and people of African descent, there is a convergence of this violence within migration.”
---
Jeff Abbott. “How Extractivism and Neoliberal Environmentalism Cause Migration and Land Conflicts in Guatemala.” Land Portal. 16 June 2017.
55 notes · View notes
programapilototv · 8 months ago
Text
'Jaguar': los 'Malditos Bastardos' de Blanca Suárez
‘Jaguar’: los ‘Malditos Bastardos’ de Blanca Suárez
Blanca Suárez a lo tonto está acumulando una larga experiencia luchando en la ficción contra los nazis y el fascismo: desde sus tiempos en El internado: Laguna negra, hasta su serie actual. En la producción de Netflix interpreta a Isabel Garrido, una joven española  que logró sobrevivir al campo de exterminio de Mauthausen y que ahora está tras la pista de Otto Bachmann, conocido como el hombre…
Tumblr media
View On WordPress
1 note · View note
akasha5d · a year ago
Text
Sexto Chakra: Ajna
Tumblr media
Elemento: Luz Polaridad: Trialéctica (no hay polaridad) aunque sus atributos son femeninos Color: índigo Sentido: Todos los sentidos y las percepciones extrasensoriales Mantra: Sham Expresión mental/espiritual: Trascendencia, intuición, conciencia universal, poder de la mente Expresión corporal: glándula Pineal, rostro; ojos, oídos, nariz, senos paranasales, cerebelo, sistema nervioso central.
El significado del sexto chakra, conocido como tercer ojo, no se puede transmitir enteramente, porque está en cada uno como nuestra verdad universal y eterna, más grande que los conceptos, la razón o las palabras. Es el centro desde donde percibimos la naturaleza trascendente del mundo, conectándonos con la totalidad de la existencia. Ajna chakra, significa en sánscrito “centro de percepción”. El tercer ojo significa también un despertar a esta realidad mística que nos permite estar en sintonía con una fuerza trascendente y fluir con ella a través del desapego, la confianza, la intuición y el contacto con lo divino. En su forma más elevada esta energía nos lleva a desprendernos de nuestro ego y a ser de nuevo conciencia pura.
Ajna chakra ha sido traducido del sánscrito también como “centro de control”. El sexto chakra representa el poder de la mente. Es la rueda energética relacionada con la razón, y en planos superiores, su unión con la intuición, disolviendo ambas dualidades en una fuente de consciencialidad más esencial; las capacidades mentales y cognitivas, la concentración, la memoria y el intelecto son todos atributos relacionados con el sexto charka. Es desde allí, también, donde dirigimos nuestra mente hacia la espiritualidad y universalidad. Necesitamos de un entrenamiento espiritual, que comienza con el control de la mente para aprender a dirigirla adecuadamente hacia la libertad, la intuición y la expansión.
Si el quinto chakra es masculino porque si bien es un nivel de conciencia metafísico que nos conecta con nuestro ser colectivo, también nos conduce a la acción (como expresión, comunicación, creación), el sexto chakra es diferente. Implica la autoobservación, la atención permanente, la despersonalización y la disciplina holística para honrar todos los aspectos de nuestro ser; además de la autoconciencia para el desarrollo espiritual, también significa abrirse a una realidad trascendente a la cual pertenecemos. Estas cualidades son femeninas: soltar, aceptar, confiar, recibir, fluir y expandirse.
Este centro energético aporta la percepción holística del ser y no dual de la realidad. Percibimos planos de la existencia más sutiles, lo cual nos da una visión espiritual de lo que sucede en el mundo físico. El tercer ojo evoca la noción filosófica hermética según la cual la parte contiene al Todo y el Todo contiene a la parte: así como una semilla de una planta contiene la información completa para su desarrollo. Es, también, el punto donde converge toda la existencia, el conocimiento universal y las leyes sagradas.
Una vez hemos adquirido cierta conciencia de la responsabilidad que tenemos sobre nuestros pensamientos (que movilizan energía, crean nuestras emociones, y a su vez repercuten en nuestra salud física y en nuestro campo energético), en nuestro nivel de bienestar desde un punto de vista holístico, en nuestro desarrollo integral y libertad espiritual, comprendemos cómo la mente es lo más urgente a entrenar, pues nos aleja o nos acerca de nuestra realización humana y espiritual. Por este motivo, también, prácticas como la meditación es tan central para la tradición yóguica.
Con el sexto chakra nos conectamos con la sabiduría de la totalidad y alcanzamos el estado de Samaddhi, que en ciencias yóguicas es la unión con el universo, que es nuestra verdad. Es desde este centro energético donde tenemos acceso al punto de nuestro propio ser que forma parte del infinito y que nos lleva a niveles de conciencia superiores. Este ojo espiritual percibe las cosas como son, sin los filtros, interpretaciones ni divagaciones de la mente y es el punto en nuestro ser que tiene la facultad de “ver” más allá de los sentidos. Se trata, digamos, de tener la capacidad para trascender la visión individual y de alcanzar el punto de vista universal. Para esto debemos aprender a percibir la existencia de una realidad superior de la que formamos parte y vivir de acuerdo con ella a través del trabajo interior, el desapego, la gratitud, la confianza y el amor.
El sexto chakra representa el desarrollo de una conciencia que nos abre a una realidad trascendente, o a una conciencia universal. Esta energía, que pertenece a nuestros chakras superiores, es decir a aquellos de naturaleza espiritual, colectiva y sutil, implica precisamente en el desarrollo de una percepción que deja de estar anclada en la razón individual. Nuestra mente no sólo es limitada, porque es incapaz de ver una realidad superior, que es la verdadera naturaleza del ser; sino que además es la responsable de que vivamos en la ilusión de ser un cuerpo y una mente y, en general, un individuo separado de todo lo que existe.
Su funcionamiento se relaciona también con la alineación con la sabiduría universal, la facultad de creación artística, el desarrollo de facultades mentales, visión extraordinaria de cuerpos energéticos, las facultades psíquicas, la comunicación a través de sueños, las visualizaciones o la comprensión de señales espirituales. El refinamiento de estas facultades puede llevar además al acceso a una sabiduría que va más allá de la experiencia personal y que se alimenta de una única fuente de conocimiento universal donde está todo el conocimiento humano y trascendente, aquello que llamamos Registros Akashicos.
Funcionamiento inarmónico de Ajna Chakra
La repercusión más frecuente de un funcionamiento inarmónico es en este caso la «pesadez de cabeza». Eres una persona que vive casi exclusivamente a través del intelecto y de h razón. Al intentar regular todo mediante el entendimiento sólo das validez a las verdades que te transmite tu pensamiento racional. Tus capacidades intelectuales están posiblemente muy marcadas y posees el don del análisis sagaz, pero te falta la visión holística y la capacidad de integración en una gran relación cósmica.
Así se llega fácilmente a una preponderancia intelectual. Solo das validez a cuanto es captable con el entendimiento y verificable y probable con los métodos científicos. Rechazas el conocimiento espiritual por acientífico e irrealista. También el intento de influir sobre las personas o las cosas con la fuerza del pensamiento para demostrar el propio poder o para satisfacer las necesidades personales cae de lleno en el ámbito de un funcionamiento inarmónico del tercer ojo.
Cuando, a pesar de algunos bloqueos, el tercer ojo está relativamente bastante abierto, no está en consonancia con el flujo natural de la vida y se instala una sensación de aislamiento, y a la larga no se alcanza la satisfacción a que se aspira, pues está alterado, y cuando existen otros chakras cuyo funcionamiento armónico está bloqueado. Entonces puede suceder que, aun cuando tengas acceso a los niveles más sutiles de la percepción, no reconozcas en su verdadera significación las imágenes e informaciones recibidas. Éstas se mezclan con tus propias ideas y fantasías, que provienen de tus patrones emocionales no procesados. Estas imágenes marcadas subjetivamente pueden ser tan dominantes que tú las contemples como la única existencia, las proyectes al mundo exterior y pierdas la referencia de la realidad. 
Hipofunción de Ajna Chakra
Cuando el flujo de energías en el sexto chakra está bastante obstruido, para ti la única realidad es el mundo exterior visible. Tu vida estará determinada por deseos materiales, necesidades corporales y emociones no reflexivas. Las disputas intelectuales las encontrarás estresantes e inútiles. Rechazas las verdades espirituales, puesto que para ti se basan en imaginaciones o en ensoñaciones insensatas que no representan una referencia práctica. Tu pensamiento se orienta fundamentalmente hacia las opiniones predominantes. En situaciones que te exigen mucho pierdes fácilmente la cabeza. Posiblemente, también eres muy olvidadizo. Las alteraciones de la visión, que a menudo acompañan a una hipofunción del sexto chakra, son una llamada de atención para mirar más hacia el interior y para conocer también aquellos ámbitos que se hallan detrás de la superficie visible. En caso extremo, tus pensamientos pueden ser poco claros y confusos y estar totalmente determinados por tus patrones emocionales no liberados.
Cómo balancear el chakra del tercer ojo
Experiencia Natural: El tercer ojo se estimula con la contemplación de un cielo nocturno profundamente azul y plagado de estrellas, o al magnetismo que ejercen las masas de agua como el océano o las lagunas. Esta experiencia natural abre el espíritu a la inmensidad y a la infinita hondura de la creación manifestada con sus inconmensurablemente variadas formas de manifestación, y permite vislumbrar las fuerzas sutiles, las estructuras y leyes regulares que ejecutan los cuerpos celestes en su danza cósmica por la inmensidad del espacio, y que también son eficaces tras las manifestaciones aparentes de nuestra vida sobre la Tierra.
Rodéate y viste el color índigo
Gemoterapia: Lapislázuli, Zafiro añil, Sodalita
Aromaterapia: Menta, Jazmín
Formas de Yoga que actúan principalmente sobre el sexto charka: Yoga jnana: El yoga jnana es la vía del conocimie4to de la capacidad del discernimiento intelectual entre lo real y lo irreal, lo eterno y lo perecedero. El yogui jnana sabe que sólo hay una realidad inmutable, imperecedera y eterna: Dios/Cosmos. En su meditación se orienta únicamente con ayuda de su poder de discernimiento hacia lo absoluto sin atributos, al aspecto no manifestado de Dios, hasta que su espíritu se funde con ello. Yoga yantra: Los yantras son representaciones figurativas compuestas por figuras geométricas que simbolizan el ser divino y sus potencias y aspectos. Sirven como medio auxiliar para las visualizaciones. El meditante ahonda en los aspectos representados de la divinidad y los patentiza en su contemplación interior.
Practica meditación y visualización con imágenes de energía azul índigo rodeando y fluyendo a través del centro de la frente, mientras recitas el mantra SHAM y realizas la posición de manos de Kalesvara Mudra durante la meditación
Tumblr media
8 notes · View notes
aroga-115 · a year ago
Photo
Tumblr media Tumblr media
👁 La Sala Oscura V  📸
En este caso, la imagen se presentó sola ante mis ojos. Caminando por la zona del barrio judío de Girona, decidí hacer laguna foto a los muchos pasillos que configuran esta zona de la ciudad, y justo me encontré con la estampa que se ve en la fotografía.
Este hombre estaba subiendo lentamente por la larga escalinata, a un ritmo más bien lento y reflexivo. Sumando su actitud a la luz vertical la fotografía necesitó muy poco retoque cromático, el justo para aumentar el contraste y la sensación introspectiva de la escena.
Un buen recuerdo del verano tan extraño que nos ha tocado vivir. 
21 notes · View notes
hugocpt · 3 years ago
Text
Psicoanálisis de AMLO
Tumblr media
Hasta el día de hoy nadie ha tenido el valor de hacerle saber a Andrés Manuel Lopez Obrador, que tiene problemas muy grandes.
No es posible que México sea gobernado por una persona que tiene daños psicológicos, AMLO padece de Paranoia y Epilepsia Mental, problemas por los cuales es un impedimento seguir en el gobierno.
La paranoia se fundamenta principalmente en delirio de persecución y delirio de grandeza, así como una agresividad notable hacia los demás. Su eterna idea de complot, es una idea clara de su delirio de persecución; pensar que todos están en contra de él o están persiguiéndolo. Su famosa frase de que "Quieren acabar conmigo". Pero ¿Quien o quienes?.
Hace muchos años comenzó nombrando a Salinas de Gortari, o como el lo llama "el creador de la mafia del poder” nunca ha explicado el porque o el como es que Salinas quiere acabar con el. Su acérrimo rival Felipe Calderón, al que siempre lo ha llenado de insultos y descalificativos tales como el mote de "comandante Borolas" haciendo alusión a un personaje de la tv, burlándose de su altura física así como el porte del uniforme militar.
Un claro ejemplo de delirio de grandeza es cuando ha dicho que el viene a "salvar a Mexico" que es "la esperanza de México" "México necesita de mí, por que si no, México se va a la ruina" "el salvador de la patria" en pocas palabras, según él: el predestinado. Asi o mas claro su delirio de grandeza.
La epilepsia mental de la cual padece AMLO, ha sido demostrada el mayor tiempo en sus conferencias matutinas llamadas "las mañaneras", esto fue visto muchos años atrás cuando en ese entonces era jefe de gobierno de la ciudad de México, mostraba claras lagunas mentales cuando se dirigía hacia su auditorio, decía algunas palabras seguidas de largas pausas, siempre se justificaba diciendo que tenia que hablar despacito para que todo el mundo entendiera sus ideas, tal vez nadie tenga el valor de decirle a AMLO que eso se llama Epilepsia Mental.
Datos medicos y cientificos han dicho que la paranoia no es curable y que la epilepsia mental solo puede ser controlable con medicamentos, la reacción agresiva a si como se mecanismo de defensa, la negación, requieren muchos años de tratamiento psicológico para poder controlarse, cosa que es imposible tomando en cuenta la edad avanzada y claro deterioro físico de Lopez Obrador.
Dicho en otras palabras, Andres Manuel Lopez Obrador, ni volviendo a nacer se cura.
Hugo Arias.
1 note · View note
a-pair-of-iris · a year ago
Text
Mi Semana Contigo [3/5]
by Aris
Parte 2             Ao3           Inicio
4203 palabras
Miguel estaba seguro de que nunca había escuchado a Francisco hablar tanto, al menos no por tanto tiempo de corrido. El castaño por lo general era muy amable, pero bastante reservado alrededor de otras personas. Recordaba que le había costado un par de meses lograr que hablara abiertamente con él, y aun así le parecía que siempre era su voz la que acaparaba la conversación. Pero en ese momento el otro no paraba de hablar. Había empezado así desde que se internaron por los senderos menos concurridos de la reserva.
Sinceramente, Miguel no era tan fanático de las largas caminatas, pero no dudó ni medio segundo en aceptar la invitación de Francisco a acompañarlo en su paseo cuando la agencia le dio un pase extra al parque nacional y el centro de estudios, en compensación por el fiasco de la cabalgata. Un par de picaduras de mosquitos y calambres en las piernas no le impedirían disfrutar el día junto a su Panchito; el que se movía ágilmente de un lado a otro, hablándole sin descanso y con un brillo en los ojitos sobre las especies de plantas y animales que iban apareciendo. Estaba a medio discurso sobre los hábitos alimenticios de un pajarito, cuando se detuvo de pronto y lo miró apenado.
—Perdón, estoy hablando mucho, ya debo tenerte aburrido.
—¡No! Claro que no, causita, me encanta escucharte, en serio... —Se apresuró en asegurarle para que quitara esa expresión de disculpa. Como si a Miguel, enamorado como estaba, pudiera llegar a molestarle su voz, más cuando se escuchaba tan contento—. Es como una clase de ciencias, pero con un profesor entusiasta y sensualón.
No pudo evitar reírse nervioso cuando Francisco negó con la cabeza, dándole un empujón por eso último. Otra vez su insinuación había pasado por una broma y de verdad que no sabía si debía seguir sintiéndose aliviado por eso; así que solo lo dejó pasar.
—Ya, pero en serio. Se ve que te apasiona esto. —Continuó una vez volvieron a retomar la marcha por el sendero—. Seguro que tu tesis resultaba más llevadera de leer, ¿Estudiaste Biología o algo así?
—No, yo no… —murmuró Francisco, bajando la mirada involuntariamente—. Sí me hubiera gustado, pero no se pudo.
—Oh. —Fue todo lo que pudo decir, viendo de soslayo cómo su compañero, tan animado hace unos instantes, ahora se removía incómodo. «¡Grandioso! Por qué no me extraña que lo arruinaras hablando de más». Quería que la tierra se lo tragara—. Disculpa, asumí que…
—Descuida, para ti debe ser normal que todos tus conocidos hayan ido a la universidad, entiendo —dijo sacudiendo la mano, restándole importancia al mal entendido—. Tampoco es para tanto, hay muchas cosas que no resultan como las planeamos.
«¿Qué pasó?» se moría por preguntarle, pero su lengua estaba trabada por miedo a seguir metiendo la pata. Por suerte, Francisco le leyó la mente y tuvo a bien responderle.
—Cuando me gradué de la escuela mis padres no tenían una buena situación, y tampoco pude obtener una beca, así que me puse a trabajar para ayudar con las cuentas. No recuerdo cuándo fue que Rodri me regaló la cámara y el curso, y comencé a fotografiar bodas y bautizos para tener más dinero. Luego Manuel me consiguió la entrevista en la revista y armamos rápido un portafolio para que entrara… —Dejó escapar un suspiro, dándole la sensación a Miguel de que sus palabras estaban cargadas con un tinte de resignación—. Supongo que no resultó tan mal después de todo.
—¿No te gusta trabajar ahí? —preguntó luego de unos metros mirando la tierra del camino frente a él.
—No es que no me guste… —Frente a la pausa del castaño, Miguel se atrevió a levantar la vista y mirarlo. Tenía las manos en los bolsillos de la chaqueta y los ojos apuntando al suelo, pero por suerte no parecía incómodo o molesto, sino pensativo—. Tampoco es que me fascine fotografiar casas. Ni siquiera miraría la revista de no ser porque trabajo ahí; tal vez si fueran edificios de valor histórico sería distinto. No lo sé, para mí esto no es más que…
—Solo un trabajo. —Completó Miguel. Todo lo que estaba diciendo Francisco le recordaba a su tiempo trabajando junto a su padre en la empresa. No es que encontrara gran realización en escribir artículos sobre y para gente adinerada con casas enormes, pero aún no había estado en eso tanto tiempo como para aburrirse; además que el ambiente y la compañía se le hacían especialmente agradables.
—Sí… —Francisco le dedicó una pequeña sonrisa junto a su asentimiento—. Sé que en estos tiempos uno debería alegrarse de tener un trabajo estable y eso; pero creo que sigo con la ingenua esperanza de poder hacer algo que de verdad me importe, y me haga feliz.
—Oye no, causa, ¿De dónde sacaste esa idea? Fue el anciano amargado ese, ¿Verdad? No pss, tú no le hagas caso, si aún eres joven. —Lo abrazó por los hombros dándole un apretón cariñoso. El castaño en realidad no se sentía tan abatido como se escucharon sus palabras, y rio con ganas por el aliento de Miguel—. Y bueno, ¿Qué te gustaría hacer? Digo, ¿Te apuntarías a la universidad?, ¿Seguirías con la fotografía? ¿O cambiarías totalmente el rubro de las revistas?
—Bueno, los dos sabemos que esto de las revistas de decoración no da para mucho más… —La baja de lectores, cambios obligados de formato, y las últimas fugas de auspiciadores con las que los dueños atormentaban a Manuel a diario, no daban un buen pronóstico para el futuro allí—. Pero no me molestaría trabajar para la National Geographic, aunque eso es apuntar muy alto. —Antes de que Miguel pudiera comenzar con quejas en contra de su pesimismo, agregó—. Pero sí me gustaría en algún momento tomar estudios formales en biología, o botánica, o zoología, o entomología… o algo así. —Finalizó dándole un empujoncito con el codo, a lo que Miguel le mostró fugazmente la lengua.
Un cartel de direcciones en la siguiente bifurcación los hizo revisar su reloj, y decidieron que ya era hora de encaminarse al centro de estudios si planeaban llegar a tiempo para el inicio del recorrido, así que tomaron la desviación que los llevaba hacia el borde de la laguna, al otro lado de la que se divisaba parte del edificio.
—¿Qué hay de ti? —preguntó Francisco cuando ya caminaban junto al agua y los patos—. Supe que estudiaste administración y recursos humanos, ¿Cómo fue el asunto con eso?
Miguel no pudo evitar que una mueca se posara en su rostro por la poca pasión que sentía al recordar su área de instrucción—. Seguro ya sabrás que fue más a gusto de mi padre que mío. —Un asentimiento de su compañero lo confirmó—. Y siendo sincero, no creo tener una inclinación hacia nada en especial, no así como tú. Nada se me daba especialmente bien o mal tampoco; así que cuando papá me planteó ese futuro para incorporarme en la empresa, no le vi mayor problema y le seguí la corriente… Claro que ahora resulta obvio que no fue tan buena idea.
—¿Qué habrías hecho si no te hubiera dicho qué hacer? —Francisco, viendo que Miguel no pensaba apartarse, o retirar el brazo que aún descansaba sobre sus hombros, pasó su propio brazo por detrás de la espalda del moreno sujetándose de su costado.
—A ver, si mi viejo no hubiera insistido tanto… Mmm, supongo que entonces le habría hecho caso a lo que quería mamá y hubiera estudiado historia del arte, o restauración; o tal vez me hubiese ido de viaje al sudeste asiático, quién sabe. La cosa es que no me habría seguido matando con los números por más tiempo, eso es seguro.
Las risas de ambos resonaron por el camino, espantando a unas pocas aves cercanas antes de que alcanzaran la entrada al centro de estudios.
-o-
El recorrido por el centro no resultó tan aburrido como había esperado. De hecho, fue interesante, y muy educativo; pero Miguel sospechaba que se debía en gran parte a que terminó contagiándose del entusiasmo del niño emocionado que tenía al lado. Así fue que cuando acabaron en la tiendita de souvenirs, estratégicamente dispuesta al final, compró un par de llaveros e imanes para el refrigerador para él y Francisco, que se sumaron a los juegos de postales, folletos y muestrarios de minerales en las bolsas de recuerdo que habían repartido los encargados a cada uno de los asistentes durante el recorrido.
Subieron nuevamente al auto cargados con sus regalos y manejó de vuelta a la casa. A pocos kilómetros andando en la carretera, uno de los anuncios al costado le dio una idea. Bueno, mejor dicho, le recordó una idea que tenía desde hace bastante tiempo.
—Oe, Pancho, ¿Vayamos a tomarnos un trago?
—¿Mmm? —Francisco se enderezó de nuevo en el asiento. El auto de Miguel era demasiado cómodo para él, no podía evitar relajarse contra el suave acolchado y comenzar a dormirse casi al momento en que se sentaba—. ¿Tú dices ir… así como a un bar?
—Tsk, ¡Claro! Ahora, si además tienes ganas de bailar podemos ir a una disco. —El quejido del otro le dejó bien claro que no estaba de ganas para eso último.
—Pero si vas manejando, pana, no puedes ir con trago.
—Bueno, es tan simple como ir a la casa a ponernos bonitos y después salimos en taxi. —Mirando de reojo vio que Francisco seguía dudoso con su propuesta, y antes de que pudiera decidirse a rechazarlo puso los mejores ojos de huevo frito que tenía—. Vamos, no seas así y apáñame, pe. Quiero divertirme contigo antes de que mi familia tome turnos para atarme la soga al cuello.
—Está bien, está bien, ya no des pena —aceptó por fin entre risas.
 Una hora después estaban sentados a la barra del bar gay más tranquilo que Miguel conocía en el área. Siendo que los dos ya estaban algo crecidos como para seguirle el paso a una horda de muchachitos, y que Francisco solo había aceptado porque le dio lástima, no quería asustarlo llevándolo al antro que frecuentaba de jovenzuelo.
Ya llevaban un par de tragos, o más bien, él llevaba un par, el castaño tenía ya una pequeña colección de vasos frente a él en el mesón. Francisco bebía casi como si fuera agua lo que se tragaba, y Miguel no estaba seguro si preocuparse o eso era lo normal en él, siendo que nunca habían ido a chelear juntos antes. De todas formas, le pidió al barman un par de esos sándwiches triangulares para meterse algo en las tripas y que el otro no se le cayera muerto ahí en la barra.
—Aw, que tierno que eres, man… —dijo Francisco antes de morder su emparedado, con una voz melosa y recargándose contra su costado por un instante como agradecimiento.
Todo el alcohol lo tenía increíblemente desinhibido; la lengua floja soltando una corriente de pensamiento a veces inentendible; riéndose a carcajadas ante cualquier cosita remotamente chistosa que pasara; manos y pies torpes, con una tendencia a irse contra él incluso estando sentados. Así que Miguel hizo el intento de acompañarlo cuando se levantó para ir al baño, viendo que el equilibrio ya le estaba fallando.
—Tú quédate ahí y sigue mirando fotos —indicó entregándole su celular, donde habían estado mirando y comentando la excursión de ese día—. Y no te comas mi sándwich, ya vuelvo.
Miguel ahogó una risa mirándolo tambalearse hacia los cubículos. Cinco minutos e iría a buscarlo, mientras, haría lo que le dijo. Continuó pasando en la galería hasta el día anterior, a las fotos que Francisco había tomado del jardín y hasta las que sacaron junto al caballo. Le gustaba cómo en algunas hasta podrían pasar por una pareja.
«Basta», se dijo para disipar esa idea antes de que se descontrolara. Eran dos amigos de vacaciones, solo eso.
Todo iba normal, hasta que de pronto se encontró con una foto suya en la casa de la señora Fuente-Alba. Y luego otra, y otra. Se irguió en el asiento por la sorpresa, ¿En qué momento tuvo oportunidad de tomarle fotos? Había muchas fotos de él, porque era evidente que Francisco no estaba fotografiando la sala, o el patio, o el comedor, sino a él. Sentía su cara calentándose con cada foto suya que pasaba.
Sabía que era algo extraño, y que perfectamente podría haberse asustado de que el otro fuese un psicópata; pero es que eran tan bonitas. Cada una de ellas lo retrataba con afecto, con ternura, hasta con amor. Si esa era la forma en que Francisco lo veía, entonces...
Una foto de Manuel. Eso bastó para quebrar su ensoñación. Una fotografía del editor en su escritorio, tomada con los mismos ojos afectuosos que las suyas. Le siguieron otras tantas de su día a día; en su pequeña terraza, con su taza de té, cocinando con Francisco, ellos dos en el sillón, sobre la cama.
Con esa última cerró la galería y dejó el celular a un lado. No quería arriesgarse a ver qué más había.
—Ay, carajo… —Se frotó el rostro sin saber qué pensar. Habían tenido sus momentos con Francisco durante esos días, estaba seguro de eso, también de que el castaño tenía un interés especial por él. Notaba que se ponía nervioso cada vez que le sonreía, o que, como pasó en la piscina, buscaba estar cerca de él y rozar su piel; que se lo quedaba viendo cuando creía que no se daba cuenta y ponía la misma sonrisa melosa que él tenía cuando pensaba en Francisco.
Antes de que pudiera seguir dándole vueltas al asunto, el joven salió del baño, más fresco y menos tambaleante que cuando se fue, tomando otra vez el asiento junto a él, dispuesto a terminar lo que quedaba de su sándwich. Entonces Miguel se dispuso a tranquilizarse con un vaso más de pisco.
-o-
—Bueno, ¿Y tú no piensas mostrarme nada? —dijo de pronto Francisco, moviendo los ojos hacia su pantalón. Miguel se sobresaltó, más que un poco nervioso por lo directo de la petición, pero francamente dispuesto, hasta que se dio cuenta que el castaño se refería al celular en su bolsillo y no a la otra cosa que guardaba dentro.
—En realidad no soy bueno para tomar fotos, casi nunca me acuerdo —decía mientras sacaba el aparato—. No sé qué esperas ver.
—Cualquier cosa. Yo vivo enviándote las cosas graciosas que me pasan, te conoces toda mi vida y a mi familia en base a fotos viejas y tú nunca me enseñas nada; después resulta que soy yo el reservado entre los dos. —Se quejó el castaño con el mentón apoyado sobre el mesón, así como un niño aburrido haciendo un puchero.
Miguel rio un rato a costa de su aspecto mientras le revolvía el cabello, y luego buscó entre sus pocas fotografías algo que mostrarle. Encontró unas de hace unos años, de cuando fueron a la finca de sus abuelos para el fiestón que hicieron por las bodas de oro. Así aprovechaba de presentarle a la mayoría de sus familiares; aunque gran parte de las fotos eran de Julio y él haciendo tonterías alrededor del terreno.
—Se nota que se quieren mucho —comentó Francisco con una sonrisa, aunque pudo detectar un tinte agridulce colándose en su voz. Al principio no entendió de dónde venía eso, pero pronto se le ocurrió a qué podría deberse.
—Te preguntas cómo puede ser tan distinto con él, ¿Verdad? —Miguel sacudió la cabeza en cuanto el otro asintió. Lo que menos hubiera querido en ese momento era terminar hablando de Manuel, y ahí estaban.
—Me doy cuenta de que han mejorado bastante desde que llegaste a trabajar a la DE, pero aun así siempre hay un aire tenso entre ustedes dos…
—Bueno, no puedes esperar que arreglemos más de veinte años de conflictos e indiferencia en unos pocos meses.
Y sí que era verdad que las cosas habían mejorado; pero no podía ser de otra forma, estuvieron obligados a comportarse como adultos funcionales y profesionales una vez que lo contrataron como columnista en la revista.
-.-
Ese día se había encontrado a su hermano en medio de una crisis, con uno de los columnistas que se había largado de improviso, dejándolos sin cobertura para la entrevista y sesión de fotos agendada en dos horas; la que le había costado semanas conseguir por deseos de su jefe, y que sería el centro de la próxima edición. El escritor en el que se había estado apoyando todo ese tiempo estaba a un encargo más de colapsar, y el resto estaba en otras ciudades o de permiso. Manuel habría ido él mismo, pero tenía otra reunión importante con uno de los patrocinadores, y su asistente estaba en casa con peste.
Un desastre, seguro el que hubiera aparecido su madre con su medio hermano favorito en su oficina sin avisar era la guinda del pastel.
En un arranque de consideración, y sí, tantito para enrostrárselo después, se ofreció para ir a hacer la entrevista. Eso de relacionarse con gente era su área, Manuel tenía la pauta de preguntas y podía grabar todo lo que se dijera para que lo arreglara luego. No podía resultar tan mal, después de todo había hecho un par de entrevistas en una de las materias de la universidad, sabía cómo hacerlo.
—¡Perfecto, Manuel! Tu hermano se codea con ese tipo de personas todo el tiempo, seguro saldrá bien. —Había dicho la señora Ana con entusiasmo. Manuel no estuvo muy feliz con la idea, aunque su expresión de fastidio podía deberse más que nada a que su madre hubiera dicho «tu hermano», que al asunto en sí. Terminó aceptando a regañadientes, pero todos sabían que era su mejor opción para salir del apuro.
—Muy bien. —gruñó el editor, dándole una mirada de pies a cabeza—. Qué suerte que siempre estés vestido como señorito. —Eso no había sonado precisamente a un cumplido. Miguel estaba por abrir la boca para decirle algo, cuando su hermano le entregó una grabadora y una libreta con la pauta de preguntas dentro, y luego se dirigió al exterior de su oficina—. Espera aquí, iré por el fotógrafo… ¡Francisco! ¿Dónde mierda estás?
—¿Les habla así a sus subordinados? —cuestionó intercambiando una mirada con su madre.
—Supongo que es el amigo que trabaja con él. Espero…
 «Este chico es muy agradable para ser amigo de Manuel», fue lo que más pensó mientras se dirigían al lugar en el auto.
Todo salió bien allí, o eso le dijeron Francisco y el productor cuando terminaron. Fue sencillo hacer conversación con la dama, respondió todas las preguntas extensamente y les dio un buen recorrido por la casa, contando anécdotas y datos interesantes sobre sus pertenencias. Una vez de vuelta en la revista, simplemente entregó la grabación y se fue de vuelta a su hotel.
Unos días después Manuel lo llamó. Por lo que entendió de la escueta charla de su hermano, la señora de la casa había llamado a su jefe, contenta por la visita de «ese encantador muchacho» y que esperaba con ansías leer el artículo terminado; también que estaría encantada de ayudarlos si en el futuro querían que algunas de sus amistades les abrieran las puertas de sus hogares. Su jefe entonces fue a preguntarle quien había sido y se sorprendió mucho al enterarse que no era ninguno de sus empleados. Así que le estaban ofreciendo un trabajo.
—Sé que está muy por debajo de tu nivel, así que entiendo que lo rechaces… —Empezaba a decir Manuel, tratando de poner fin a su interacción lo más rápido posible.
—En ningún momento he dicho que vaya a rechazar tu oferta —dijo, más que nada para llevarle la contraria.
Se hizo el silencio por un momento.
—… ¿Qué? ¿Hablas en serio, Prado? ¿Lo estás considerando? —La voz de Manuel se había agudizado por la sorpresa.
—Pues… ¿Por qué no?, no estoy ocupado ahora, González. Podría estar con ustedes un tiempo. Ya sabes, y a la doña le gustaría vernos trabajando juntos. —Hasta pudo escuchar el grito interno de Manuel en contra de esa posibilidad, y se sonrió—. Deja que lo consulte con la almohada y te respondo mañana.
Y colgó. Se sentía muy bien ser el que colgaba, estaba entendiendo por qué Manuel siempre lo hacía.
-.-
Terminó aceptando el trabajo, convencido de que sería por un tiempo y solo para fastidiar a su hermano, o medio hermano, como Manuel les recordaba a todos siempre. No contaba con que le acabara gustando eso de visitar casas y conversar con los dueños y decoradores, escribir los artículos, y menos enamorarse de Francisco y querer a toda costa seguir trabajando juntos.
Había pasado sin que se diera cuenta. Al principio solo sabía que le gustaba trabajar con él, conversar durante los traslados, esa silenciosa compañía cuando estaban frente a frente en los computadores en la revista. Luego aceptó que le gustaba escuchar su voz, que lo mirara con esos lindos ojos y le sonriera. Le gustaba cómo era capaz de relajarse, y que todo se llenara de paz al estar con él. Se sentía tan feliz a su alrededor.
Y luego estaba su relación con Manuel, y los frágiles avances que habían conseguido para hacerla menos disfuncional. Ahora eran capaces de entablar una conversación trivial cuando se encontraban en el ascensor; o bromear un poco en las reuniones de fin de semana en la casa de su madre; o esa gloriosa ocasión en que el menor se acercó a su escritorio solo para preguntarle si iría a mirar el partido del sábado con la familia, «para comprar más carne», le había dicho.
—¡Ash!... —Dejó caer el rostro entre sus brazos apoyados sobre la barra. Ahora que al fin estaba viendo la faceta más afable y cariñosa de Manuel no quería arriesgarse a retroceder otra vez y echarlo todo por la borda, menos por un hombre, pero no podía evitar que cada fibra de su cuerpo deseara estar con Francisco, aun dudando si era posible o no. Y ahora, después de haber visto las fotos que tenía de ellos en su celular, era obvio que el castaño iba directa e irremediablemente a ser un nuevo punto de quiebre entre los dos.
Luego de un rato refunfuñando contra la manga de su camisa, sintió que Francisco se recargaba contra él, la cabeza apoyada en su hombro, una mano frotando su espalda y la otra rodeando su antebrazo.
—Perdón por arruinar el ánimo del día… —Se disculpó con una voz suave, frotando su mejilla cariñosamente contra el hombro de Miguel—. Sé que es complicado, y que soy tonto porque igual siempre termino comentándolo; pero supongo que espero que ustedes también se arreglen con una catarsis sentimental, así como pasa con las chicas y conmigo… aunque entre ellas por lo general siempre terminen yéndose a los combos primero.
Miguel alzó un poco la cabeza para mirarlo de reojo, y no pudo evitar sonreírse viendo cómo continuaba con sus mimos, como si no le importara que estuvieran en un bar repleto con decenas de otros hombres alrededor. Llevó una de sus manos a reunirse con la de Francisco que acariciaba su antebrazo, y solo entonces el castaño entreabrió los ojos para mirarlo.
—¿Siempre te pones tan cariñoso cuando estás ebrio?
—Mmm… Sí —respondió con una voz somnolienta, y apretándose más contra su brazo—. En un rato puede que hasta empiece a ronronearte.
Ahogó unas risitas ante esa imagen mental, inclinando la cabeza hasta topar la de su compañero. Era algo que le gustaría ver, pero no necesariamente con el resto del bar observándolos.
—Entonces creo que mejor nos vamos antes de que suceda.
—Nooo, mejor no… —Se quejó Francisco, hundiéndose en la silla, avergonzado de repente—. No quiero hacer otra escena en frente de tu papá.
Entonces sí que no pudo aguantar más las risas, recibiendo unos golpes en el brazo por parte del indignado castaño.
—¡Ya, ya, tranquilo! Jajaja. —Tuvo que controlarse primero antes de volver a hablar—. Para tu suerte, papá no está. Me envió un mensaje hace rato diciendo que se quedaría a dormir en la oficina. —Estiró los brazos para traerlo de vuelta y el otro se dejó hacer—. Así que estaríamos solo nosotros dos. —Le susurró al oído, olvidándose mágicamente de todos sus reparos por un momento, envalentonado por el alcohol y las caricias que hasta hace un rato le estaba dando el otro hombre—. Solitos hasta que lleguen mamá y Julio en la madrugada.
—Ah, ¿Sí?, ¿Sabes lo que eso significa? —murmuró Francisco mirándolo de soslayo, haciendo que todo su cuerpo se encendiera por la emoción.
Claro que nunca esperó que para Francisco el tener una casa libre de padres significara «Noche de Karaoke», y que lo obligara a dejar el alma cantando frente al televisor a la par de ediciones mal hechas en YouTube, con el control del DVD aferrado en la mano como micrófono improvisado. Igual no cantaron más de una docena de baladas y duetos melodramáticos antes de que llegaran Julio y su madre.
Parte 4
11 notes · View notes
niquinaque · a year ago
Text
Tumblr media Tumblr media
OT: SANTIAGO APOALA, OAX. MÉXICO.
Este fin de semana pasado estuve de visita en Santiago Apoala...
Llegar ahí fue en cierto modo un caos.
Fuimos del centro a Nochixtlan, y de ahí a Apoala.
Primero, cuando compramos los boletos a Nochix nos dieron una hora determinada de salida, hora que no fue cumplida porque aún sobraban lugares dentro de la van... Ahí ya íbamos con retraso de al menos unos 30,40 min.
Posteriormente al llegar, teníamos la idea de que salían algún tipo de camionetas de carga que cobraban $60°° nuestra sorpresa es que no están en función por la contingencia. Así que la única opción era transportarnos en taxi. Los taxis cobran entre $300 y $450 dependiendo que tanto dejes que lo hagan.
Llegar hasta Apoala desde nochixtlan implica una hora más en camino de terraceria. Y al llegar a la población tienes que registrarte en un libro en la entrada del pueblo, donde te cobrarán una cuota de $50 por persona, esta cuota cubre el pago de un guía (qué regularmente son niños de la población) que te guía por: las cascadas, la laguna, un par de montañas que no recuerdo cómo se llaman, pinturas rupestres y la cueva del diablo.
A este par último no pudimos llegar, porque por los tiempos nos ganó la luz del día y no quedó más que montar acampado, acomodar nuestras pertenencias, descansar un poco y juntar leña para hacer una fogata y cocinar la cena.
Por la falta de transporte tienes que apartarlo desde el momento en que llegas a la comunidad (otros $350 más...)
Durante nuestra fogata, conocimos dos personas, así qué ya no éramos solo mi pareja y yo, si no también este par de amigos, con quienes compartimos el pan y el vino (jaja, si, suena mamador, pero así fué) para, luego de una larga platica ir cada quien a dormir.
Al otro día salimos muy temprano de regreso a la ciudad, haciendo de nuevo una parada por nochixtlan para desayunar unas memelitas y un rico café de olla.
En total, por persona sin consumir alimento en la comunidad te gastas alrededor de $600, será un poco más si en vez de acampar rentas cabaña. Pero vale completamente la pena.
A Karime y a mi nos han quedado ganas de regresar y ahora si poder conocer la cueva del diablo.
Tumblr media Tumblr media Tumblr media Tumblr media Tumblr media Tumblr media
2 notes · View notes
kymyit · a year ago
Text
Meeting the professor
-Chiudi la bocca, Weisz.- Weisz ammutolì per qualche secondo, poi si riscosse. -Buon giorno anche a te, iena spaziale.- borbottò accennando all'altro un inchino a braccia aperte. Si era appena svegliato e la prima frase che Laguna gli rivolgeva era: "Chiudi la bocca, Weisz." Frugò seccato fra le lenzuola alla ricerca dei boxer, ma non riuscì a distogliere lo sguardo per troppo tempo da Laguna, che si stiracchiava come un gatto con indosso la sua felpa. Solo la sua felpa. E dato era abbastanza larga, creava uno strano effetto su di lui. Gli dava quasi un'aria innocente, con l'inguine a malapena nascosto dal bordo e le punte delle dita che sbucavano dalle maniche. Per non parlare dei capelli in disordine e dell'aria assonnata. Assonnata ma sempre sveglissima quando si trattava di provocarlo dalla mattina. -Buongiorno.- gli disse tirandosi su, per poi scoccargli un bacio sulla guancia e dirgli -Andiamo a fare colazione prima che Rebecca e Couchpo divorino tutto.- Lentamente, ancora intorpidito dal sonno, s'infilò gli slip e i pantaloni, si sistemò la felpa addosso e poi si diede un'aggiustatina a capelli e trucco. Il tutto mentre Weisz si rivestiva a sua volta. Quando Laguna fu pronto, fece per uscire, ma Weisz saltò su. -Aspetta, vieni così?- Laguna inarcò il sopracciglio, poi si guardò. -Vuoi che venga in baby doll e calze a rete?- -No, ma la mia felpa... - Laguna alzò gli occhi al cielo. Eccolo lì, di nuovo... Parlava di culi e tette dalla mattina alla sera, ma quando gli prendeva la mano in pubblico, o faceva qualsiasi altra cosa che metteva in mostra la loro relazione, arrossiva come una mammola. -Ancora?- gli chiese -Sanno che non facciamo solitari la notte.- -Sì, ma... - Laguna represse l'istinto omicida. E dire che si era svegliato bene ed era pieno di tanti buoni propositi. Voleva sfotterlo di meno, coccolarlo di più, fargli capire che amava anche passare del tempo tranquillo in sua compagnia. Stavano insieme da quasi tre mesi, ma Weisz era in qualche modo bloccato. Ne avevano parlato diverse volte. Mettendosi con lui, il biondo aveva messo in discussione tutto se stesso. Era passato dall'essere un donnaiolo incallito a scoprire di essere bisessuale e Lagunadipendente nel giro di poche settimane. Temeva che l'immagine che gli altri avevano di lui finisse per indebolirsi. Lui era quello duro, un ribelle, un uomo di mondo, quello che non deve chiedere. Aveva una visione virile di sé e non era tanto il piacergli un uomo a disturbarlo, quanto il mostrarsi dipendente. Aveva bisogno di trovare un equilibrio e Laguna lo capiva. Perciò pazientava, ma iniziava ad avere bisogno di esternazioni quotidiane, non solo al sicuro della camera da letto. Lui aveva superato la fase dello "Oh santissima Mother mi piacciono gli uomini" praticamente durante l'adolescenza, ma era già un tipetto che se ne fregava altamente del giudizio altrui. Weisz no. Iniziava a sospettare che durante quelle conversazioni non gli avesse detto proprio tutto, che ci fosse ancora qualcosa a bloccarlo, perciò pazientava e aspettava che parlasse. Nonostante l'altro mostrasse poco le sue emozioni, Weisz riuscì a decifrarle comunque. Non gli stava solo dando un dispiacere, lo stava offendendo col suo comportamento. "Sono un idiota... " si disse e gli prese la mano. -Volevo dire che dovrei proprio metterla in lavatrice.- provò a rigirare la frittata. Un maldestro tentativo di rimediare, ma Laguna lo accettò di buon grado e strinse la sua mano. Quando arrivarono in mensa, la ciurma era riunita al completo ed erano tutti su di giri, in particolare Rebecca ed Happy. -Che succede?- domandò Laguna. Quando l'attenzione si spostò su di loro, Weisz s'irrigidì appena e il suo primo istinto fu quello di lasciargli la mano, ma non ci riuscì, perché lo Spirito dell'Acqua gliela tenne ben stretta. Gli altri dedicarono a quel dettaglio e alla felpa ben pochi istanti, quasi impercettibili, erano troppo galvanizzati dalla novità. Infatti, Rebecca rispose subito: -Il professore sta venendo a farci una visita!- Weisz inarcò il sopracciglio. -Quando?- -Chi?- domandò Laguna sedendosi. -Il professor Weisz!- rispose Rebecca. Dopo un attimo di confusione, lo Spirito dell'Acqua fece cenno a tutti di non aggiungere altro e versò il caffè per sé e Weisz. Ne bevve qualche sorso e attese che la caffeina facesse il suo effetto. Poi riuscì a mettere insieme le informazioni in suo possesso, basandosi sui racconti di Jinn, Shiki e Witch. -Capisco.- disse -In pratica la sua versione più intelligente.- Weisz masticò un insulto a mezza voce, poi domandò: -Che ci viene a fare?- -Dobbiamo discutere di alcune cose.- rispose Witch -È chiaro che sappia qualcosa su Ziggy e Pino. È ora di mettere le carte in tavola.- Pino bevette il suo succo, con una crescente ansia ed emozione in lei. Forse i misteri sulla sua memoria sarebbero stati dipanati. La cosa la preoccupava ed emozionava al tempo stesso. -Che tipo è?- domandò Laguna. -Più affascinante di Weisz Junior.- rispose Rebecca. -E più responsabile!- infierì Happy. -Ehi!- berciò il diretto interessato. -Potremmo filmare l'incontro!- soppesò la ragazza. -Non ignorarmi!- sbottò il biondo. Laguna si godette il siparietto con aria rilassata, divertito dalla novità. Incontrare il Weisz adulto e maturo di cui tutti parlavano sempre bene lo incuriosiva non poco. Sarebbe stato solo un po' strano. Come da accordi, incontrarono il professor Weisz su un pianeta nelle vicinanze. Rebecca ed Happy andarono a prenderlo con una navicella per portarlo sull'Edens e quando il trio sbarcò nell'hangar della corazzata, la ragazza e il gatto erano al settimo cielo. -Vedrai, ti piacerà stare qui per un po'!- -Il cibo è buonissimo!- -Magari Sister può fare qualcosa per il tuo braccio!- -Abbiamo delle terme fantastiche!- -Calma, calma!- esclamò quello, arginando gli entusiasmi. Alzò lo sguardo e vide la ciurma al completo che osservava la scena, incuriosita. -Avete messo su un bel gruppetto di amici, eh?- sorrise- -Sì!- esclamarono Happy e Rebecca raggianti. Shiki si precipitò a presentarsi e a dichiarare amicizia, visto che non avevano mai avuto occasione di farlo per bene. Quando il professore gli strinse la mano di buon grado, lui si voltò verso Weisz. -Lui si che è una brava persona.- -Una persona responsabile.- continuò Rebecca, con Happy che faceva da eco. -Ehi, mi sto offendendo!- sbottò Weisz sentendosi toccato. Quando però lo sguardo del professore si posò su di lui s'irrigidì e sentì le viscere contrarsi. Era assurdo trovarsi davanti il sé stesso invecchiato. Un conto era vederlo attraverso uno schermo o un ologramma, dal vivo era tutta un'altra cosa. Era inquietante... E per di più aveva una orrenda stempiatura. E sembrava proprio uno di quei nerd noiosi... se non avesse visto la ragazza coniglio abbracciarlo con i suoi occhi non gli avrebbe dato un soldo bucato. Diavolo, sarebbe davvero finito così? Ok essere un genio, ma aveva una visione più esteticamente figa del se stesso futuro! -Vedo che hai cambiato pettinatura.- esclamò il professore -Oh e questa bellezza... - Weisz trasalì. Quello che il professore aveva chiamato "questa bellezza" non amava essere scambiato per una donzella. Guardò di sottecchi Laguna, aspettandosi che rispondesse a tono o che nel peggiore dei casi massacrasse l'ospite (ma con stile), ma poi l'uomo afferrò le mani dello Spirito dell'Acqua e gli sorrise. -Tu sei il suo ragazzo, vero?- -Cos- -Sì.- confermò Laguna. -Hai fatto la spia!- Weisz accusò subito Rebecca. -Ma non è vero!- Il professore rise. -Ma no, ma no! Conosco i miei gusti e poi si capisce guardandovi!- -Sbrigati ad invecchiare, Weisz Junior, magari ti cresce il cervello.- -Vaffanculo, Laguna. Ok?- Il professore rise. -Decisamente, state bene insieme.- -Ma se si battibeccano in continuazione?!- fece Homura. -Quello non significa nulla.- rispose il vecchio Weisz -Aggiunge un po' di pepe alla cosa, giusto?- -La sua maturità è quasi anomala.- commentò Laguna e Weisz lo trucidò con lo sguardo. In quel momento capì che la permanenza del se stesso del presente sarebbe stata il suo inferno personale. E infatti, fu così. Laguna andava schifosamente d'accordo col professor Weisz. Parlava con lui senza sfotterlo, con educazione, rispetto e complicità. Ascoltava le sue "dissertazioni scientifiche" con grande attenzione e, cosa peggiore di tutte: rideva. Rideva, sorrideva, era schifosamente divertito da lui e sul suo sorriso non sembrava esserci la benché minima ombra di maliziosità. A parte quando si erano messi a parlare di questioni piccanti e il professore gli aveva spiattellato il suo mortale segreto. Lo aveva praticamente venduto! Aveva venduto entrambi!! -Dietro l'orecchio?- soppesò Laguna -Me lo ricorderò.- Oh e se lo aveva ricordato a letto quella notte. -Che fai!- aveva urlato cercando di sfuggirgli. -Non fare così, Junior. Weisz senior mi ha detto che ti eccita se ti leccano dietro l'orecchio.- -Ora che so che te l'ha detto lui non mi eccita più!- aveva cercato di opporsi, di lottare, di staccarselo di dosso, di allontanargli la testa dalla bocca, ma Laguna lo teneva abbracciato saldamente e alla fine la ebbe vinta. Su tutti i fronti. Weisz strinse lo stipite della porta, osservandoli di nascosto e rodendosi l'anima. -Che stai facendo?- domandò Shiki, facendolo saltare sul posto. Non l'aveva sentito arrivare, -Nulla.- mentì. Jinn, che era con lui e Homura, scoccò un'occhiata all'interno e capì immediatamente il problema. Accennò un mezzo sorriso. -Smetti di ridere!- -Stiamo andando ad allenarci.- disse Homura -Vuoi venire con noi?- Weisz fu per rifiutare l'invito, quando udì la risata cristallina di Laguna. -Sì, meglio!- ruggì, Non era solo gelosia. Era incazzato nero perché Laguna sembrava fare gli occhi da cerbiatto morto al se stesso del presente, quando era LUI il suo ragazzo. Se voleva un tizio maturo poteva non sedurlo dall'inizio. Personalmente lo vedeva come un  comportamento da stronzo, ma sapeva benissimo che se fosse entrato in cucina in quello stato, non ne sarebbe uscito vincitore. Gli avrebbero riso dietro insistendo che le sue erano solo paranoie dettate dalla gelosia. Poteva già sentire la voce dell'altro dirgli -Cresci Weisz Junior- E santa Mother non aveva voglia di stare lì a guardare quei due fare i piccioncini. Si sentì derubato di tutto. Da se stesso. La vita era davvero stronza... Al poligono le cose non andarono meglio, dato che non riusciva a concentrarsi. Non beccava un bersaglio neppure pagandolo. Andò tutto così storto che era sicuro non potesse esserci giornata peggiore per lui. Alla fine, frustrato, lanciò il fucile a terra e gli diede un calcio, poi si sedette a terra, la testa fra le mani. Homura gli si avvicinò, con la spada d'Ether poggiata sulla spalla e fissò il bersaglio a cui aveva mirato. -Sei geloso, eh?- -Non hai proprio filtri, eh?- rispose piccato. Homura scosse il capo. -Le parole sono importanti. Se vuoi dire qualcosa a Laguna, devi dirgliela. Se vuoi fare qualcosa, fallo.- Weisz alzò il capo e la fissò. -Se aspetterai ancora, prima o poi... - -Non aggiungere altro.- la interruppe stringendo il pugno. -Lo so. Dannazione, lo so!- Sapeva cosa doveva fare, lo aveva sempre saputo, ma aveva sempre liquidato quella risposta, lasciando che il tempo sistemasse da solo il tutto, senza sforzo. Senza aggiungere altro, corse in mensa, da Laguna, perché aveva delle cose da dirgli. Cose importanti, prima di perderlo stupidamente. Laguna sorseggiò il suo cocktail azzurro. Il professore accanto a lui era un bell'uomo e poteva facilmente riconoscere i tratti di Weisz. Era una cosa assurda parlare con la versione invecchiata del suo ragazzo, ma interessante, quasi eccitante. Weisz Senior era un uomo carismatico, di mondo, era divertente e non temeva di esprimersi. Laguna poteva cogliere quella scintilla di sicurezza in Weisz solo in alcune occasioni, per il resto lo trovava molto insicuro e questo nonostante il biondo si nascondesse dietro una facciata da teppista scassacazzo. Sapeva benissimo che il più giovane stava crescendo, mentre il vecchio aveva già fatto le esperienze che lo avevano maturato, eppure... -Rebecca mi ha accennato qualcosa.- iniziò ad un tratto il professore, pensieroso -Riguardo te e quei due fratelli.- Laguna tacque, aspettando un discorso che già conosceva. -Eravate fra gli uomini di Drakken Joe... - -Sì.- non mentì, tanto era inutile. -Tu sai cos'ha fatto?- Laguna gli guardò il braccio. Il professore sollevò l'arto meccanico. -Non solo questo.- Si sorprese. -Sai che... - -Ad un certo punto ho scoperto che era stato lui ad uccidere mia madre e non una malattia.- confermò l'uomo con aria grave -Ma non mi sono vendicato. Avrei buttato al vento la mia vita, perché non avevo la forza. Invece, questi ragazzi... il destino è qualcosa di ironico e grandioso, non trovi?- Lo Spirito dell'Acqua non rispose, si limitò ad annuire. Il professore continuò il discorso. -Pensa che sorpresa, scoprire che il me del passato, con ancora fresca la memoria di sua madre sul letto di morte, è riuscito ad innamorarsi di uno degli Elementi di DJ Zombie.- La sua aria era diventata tremendamente seria. Laguna poteva percepire col proprio Ether un mutamento in lui. Dopotutto l'acqua è presente in gran parte del corpo umano e lui la sentiva, anche se meno chiaramente di come poteva sentire Drakken Joe quando il legame alchemico era attivo. -È stato qualcosa che nessuno di noi due si sarebbe aspettato.- disse, in guardia. -Ah, ma non è un problema!- esclamò il professore -Dopotutto non è la mia vita questa.- -Bene.- fece Laguna, alzandosi in piedi per andarsene. Finì di bere il cocktail e rimise il bicchiere sul bancone. -Perché non avresti comunque il diritto di scegliere per la sua.- disse. Il suo sguardo serio fece sorridere il professore, che si alzò in piedi superandolo di una spanna. -Tagliente come una lama... è una cosa che mi è sempre piaciuta.- Avanzò, intrappolandolo fra sé e il bancone. Laguna lo allontanò, ma non riuscì a spostarlo di molto. Sembrava insospettabilmente solido per essere attempato. Il professore gli prese il polso col braccio meccanico. -Che diavolo stai facendo?!- lo fulminò lo Spirito dell'Acqua, ragionando se usare Tears Lover o meno. -A differenza dell'altro me, io non sono mai stato con un uomo, non ho mai provato. Voglio capire cosa mi sono perso.- -Beh, trovati un bordello spaziale.- cercò di liberarsi Laguna, ma inutilmente. -Andiamo, sono sempre Weisz. Fra una cinquantina d'anni sarò così, quindi puoi approfittarne per fare un salto sul futuro.- Era la peggior frase d'abbordaggio che avesse mai sentito... era talmente shockato che non reagì in tempo quando le labbra dell'altro s'impossessarono delle sue. Si divincolò, ma senza grande successo e quando il professore lo spinse ancora di più contro il bancone si sentì davvero in pericolo. Ok, era ora di passare alle maniere forti. Attivò Tears Lover e cercò di pestargli il piede con forza, ma non ci riuscì. -Che sta succedendo qui?- Impallidì. Con la coda dell'occhio, vide Weisz sulla porta, che li osservava con gli occhi spalancati. A quel punto, il vecchio professore parve abbassare la guardia e lui ne approfittò per pestargli il piede. Quello urlò, ma non lasciò la presa. -Weisz, posso spiegarti.- si affrettò a dire lo Spirito dell'Acqua, ma l'altro replicò: -Non c'è niente da spiegare!- disse serio e avanzò a passo di carica verso di loro con i marchi dell'Ether sul braccio. Afferrò la mano meccanica del professore che in un istante si scompose e ricompose in un ammasso informe. -Giù le mani dal mio ragazzo.- ordinò Weisz con aria omicida, per poi afferrare un incredulo Laguna e allontanarlo dall'altro e portandoselo alle spalle. -Ahiahiahiahi... -borbottò il professore, ancora dolorante a terra. Weisz continuò a stringere il polso di Laguna. -Weisz, da quanto... - -Sono appena arrivato.- disse secco, poi lo tirò via -Andiamo.- Laguna lo seguì, leggermente rosso in volto e molto, molto colpito. -Ora puoi lasciarmi la mano sai... - -No.- si oppose Weisz. -Prima non ho sentito bene.- Lo vide arrossire fin sulla punta delle orecchie e borbottare qualcosa. -Cosa?- Weisz si fermò nel corridoio e ripeté a voce più alta. -Giù le mani dal mio ragazzo.- A quel punto sarebbe dovuta arrivare la battuta, ma Weisz non diede tempo all'altro di dire niente, perché si voltò di scatto e gli afferrò le spalle. -Ok, Lovely, apri bene le orecchie:- iniziò, ricordando le parole di Homura -Non sono mai riuscito a dimostrartelo apertamente come avresti voluto. Sono stato egoista e codardo, ma ciò non cambia il fatto che ti amo!- Lo scandì a voce alta e probabilmente mezzo equipaggio lo aveva sentito, infatti, poteva vedere alcune teste far capolino, incuriosite dal tafferuglio. Weisz si sentiva abbastanza imbarazzato, ma anche felice di essere finalmente riuscito a dire una cosa così... semplice. Laguna restò semplicemente secco lì. Il biondo aspettò la sua reazione con grande ansia, ma con sua sorpresa, lo Spirito dell'Acqua lo baciò. -Anch'io, Arsenal.- Weisz sentì un grosso groviglio sciogliersi nel suo stomaco e ricambiò velocemente il bacio. Si guardarono negli occhi e le loro mani s'intrecciarono. Riunirono le bocche in un bacio più lungo e dolce, accompagnato da carezze sui volti arrossati. Quando si separarono, Weisz continuò a tenere stretta la mano di Laguna e lo accompagnò nella propria stanza senza fare scenate davanti agli altri, anzi, si tirò Laguna stretto a sé e non lo lasciò neppure quando furono soli, al riparo da sguardi indiscreti nella propria camera. Si appoggiarono alla parete, in preda alle effusioni. Le loro mani si separarono solo per cercarsi lungo i corpi e sotto i vestiti. Le labbra s'incontravano fra un bacio e l'altro sulla pelle del collo e delle spalle e le voci mutarono in sospiri, mentre i bacini si sfregavano. -Laguna... - sospirò Weisz, sentendo la propria virilità indurirsi. -Weisz... - Lo Spirito dell'Acqua gli mise una mano dietro la nuca e lo strinse a sé. Gli sollevò la felpa e scoprì il petto, per stuzzicargli l'addome. Weisz sussultò, mentre Laguna scendeva lungo i suoi addominali, solleticandogli l'ombelico con baci delicati. Gli calò appena i pantaloni per liberargli il sesso e prese a dare piacere anche a quello. Weisz si strinse contro la parete aggrappato alle spalle dell'altro, mentre quello glielo prendeva in bocca e gli regalava la fellatio più intensa che ricordasse. In preda alle sue labbra, Weisz non riuscì che a godere e restò con le spalle al muro ad ansimare e gemere. Ad un tratto, Laguna gli sollevò le gambe e con una manovra rapida riuscì a mettersele sulle spalle, inchiodandolo fra sé e la parete. Weisz affondò le dita nella sua chioma azzurra e gemette sonoramente, per tutto il tempo, in preda a quella bocca che sembrava più quella di un mostro prodigo di lussuria. Laguna succhiò e pompò il sesso del biondo ad un ritmo che sapeva l'avrebbe fatto impazzire. Sentiva il piacere incendiargli il basso ventre e i gemiti di Weisz, le sue mani e le sue gambe che si irrigidivano e contraevano su di lui, ogni suo sospiro. Lo stava portando alla deriva. Gli dava piacere al ritmo della sua voce, gli dava piacere per darsene a sua volta, solo il sentire Weisz godere così tanto gli mandava tutto il sangue fra le gambe. Aveva un'erezione dura e dolorante che gli premeva contro gli slip e i pantaloni attillati. -Lag... - Weisz annaspò, gli occhi liquidi di lussuria. Laguna aumentò la velocità delle pompate e lui s'irrigidì, con le punte dei piedi incurvate verso l'interno e le dita delle mani strette fra i capelli dell'altro. Si svuotò nella sua bocca, travolto dall'orgasmo. Poi restò accasciato contro la parete, con ogni muscolo del corpo intorpidito. Laguna si staccò da lui e inghiottì il suo seme, per poi ripulirsi di quello rimastogli sul viso. Lo fece scendere, sedendolo sulle proprie ginocchia. -Tu... sei... un mostro... - sussurrò Weisz. -Lo prendo come un complimento.- rispose dandogli una pacca sulla testa, per poi sussurrargli all'orecchio -È colpa tua... mi hai salvato... assumiti le tue responsabilità... - -Sarà fatto.- sogghignò il biondo e gli premette la mano sull'erezione. Laguna si morse il labbro, mentre col bacino si spinse contro il suo palmo. -Andiamo sul letto.- gli fece Weisz, passandogli una mano intorno alla vita e tirandolo su in piedi. Si lasciarono cadere sulle lenzuola e ripresero da dove avevano lasciato. Weisz si liberò dei pantaloni che aveva ancora infilati ad una caviglia e posizionandosi su Laguna, gli calò la lampo, per liberargli il sesso gonfio e turgido. Laguna si accomodò meglio sul materasso, stringendo il lenzuolo fra le dita. Weisz gli prese in mano l'erezione e iniziò a masturbarlo, mentre con l'altra mano, s'insinuava fra le sue natiche per prepararlo. Laguna inarcò la schiena nel sentire l'intrusione. Weisz aveva imparato piuttosto in fretta ciò che lo faceva impazzire e stava applicandosi con impegno a farlo uscire di testa. -Piano... -protestò. Di quel passo sarebbe venuto prima della penetrazione vera e propria. Weisz rallentò il ritmo e cercò di risvegliare il proprio sesso, che si era appena ammorbidito. Non fece una grande fatica, vedere Laguna con le guance imporporate e gli occhi languidi, bramoso di essere posseduto, l'avrebbe fatto rizzare a chiunque. Lo Spirito dell'Acqua si sollevò sulle ginocchia, alla sua altezza e sostituì la propria mano a quella del biondo, così che quello si dedicasse solo a prepararlo. Appoggiò il capo contro la sua spalla e sospirò profondamente, mentre le dita di Weisz affondavano in lui. -Weisz... - mormorò quando sentì di non resistere più -Va... - sospirò -Bene... così... - Weisz lo distese sul lenzuolo e s'inserì fra le sue gambe, portando il proprio sesso, di nuovo turgido e pulsante, a premere contro la sua intimità. Laguna si strinse fra le lenzuola e strinse i denti mentre entrava in lui. Weisz si mosse, affondando il proprio sesso in tutta la sua lunghezza e strappandogli alti e sonori gemiti. In quel momento non sentirono il bisogno di farsi battutine o di istigarsi, andava bene così, quel momento era perfetto così. Weisz continuò a spingere e Laguna strinse le gambe intorno al suo busto, inarcando la schiena ad ogni spinta, fino a quando non raggiunse l'orgasmo e il nome di Weisz gli sfuggi alto come un lamento, un grido d'immenso bisogno. -Mi sento tradito.- sbottò Weisz. -Esagerato.- ribatté Laguna -È solo una tazza di caffè.- Weisz osservò la suddetta tazza venir portata alle labbra dall'altro. Il pomo d'Adamo di Laguna andò su e giù mentre la bevanda nera veniva inghiottita. Il tutto con una lentezza rituale da brivido. -Solo tu bevi il caffè così.- -Uno che fa colazione con latte affogato nei cereali non può capire.- replicò lo Spirito dell'Acqua incrociando le gambe. Erano seduti entrambi sugli sgabelli della mensa. Quella mattina, ancora una volta, Laguna aveva preso la felpa di Weisz, che di contro aveva indossato la sua maglia a scacchi. Dopotutto non era stato male quanto accaduto la sera prima, se quello era il risultato. -Io almeno ci faccio colazione.- ribatté Weisz girando il cucchiaio nella sua tazza -Non un porno.- Laguna quasi sputò il caffè che aveva in bocca. -Un cosa?- Weisz mise su la sua miglior imitazione dell'altro. -L'aroma forte e robusto di questa miscela speziata ti avvolge voluttuosamente il palato, pervadendoti con la sua intensità travolgente. Seriamente. Mai visto un porno caffè così... - -Beh, di sicuro è sempre meglio di fare dei porno cereali... mi passa la voglia solo a vederli.- -Sicuro?- Weisz prese un fiocco al mais dalla scatola e se lo mise fra le labbra. -Sicuro, Lag?- domandò agitandolo a pochi centimetri dal viso. Laguna socchiuse gli occhi. -Hai vinto solo per questa volta.- borbottò prendendoglielo di bocca coi denti e poi baciandolo. -Sono lieto di vedervi andare d'amore e d'accordo.- La voce del professore li interruppe. I due si girarono verso di lui, infastiditi. -Restate, restate!- fece quello a mani alzate -Non interrompete il vostro corteggiamento mattutino per me.- -Che diavolo vuoi?- sbottò Weisz saltando giù dallo sgabello e avanzando verso di lui. Laguna rimase fermo alle sue spalle, scrutando l'uomo per capire cosa volesse. -Non ti è bastato ieri?- Il professore si guardò il braccio meccanico. Era tornato normale. -Direi di sì.- ammise -Ci sei andato giù pesante.- -Voglio ben vedere.- -Giù le mani dal mio ragazzo.- esclamò con enfasi il professore -Non ti senti libero adesso?- -Eh?- Weisz sbatté le palpebre. Laguna si mise una mano sulla fronte. -Non... dirmi che... - -Lo hai fatto apposta!?- trasalì il biondo. -Di niente.- rispose il professore, riempendosi una tazza di cereali e caffellatte e togliendo le tende. -Quando volete!- Se ne andò ridacchiando, lasciando i due immobili come stoccafissi al bancone. -Non ci credo... -borbottò Laguna -Mi sono fatto prendere per il culo da un Weisz attempato... - -Ehi!!- sbottò Weisz, sentendosi toccato -Non dirlo come se fosse un'offesa!- Laguna ribatté e Weisz replicò a sua volta. Quando Shiki e gli altri entrarono a fare colazione, i due stavano ancora lanciandosi frecciatine più o meno esplicite. Weisz vide che gli altri li guardavano e guardavano i loro vestiti, ma li ignorò altamente. Come aveva potuto essere così timoroso nei confronti di quella che poteva considerare la sua famiglia? -Dannazione, sto perdendo colpi.- si autocommiserò Laguna. Weisz sentì come una freccia trafiggerlo. -Te li do io due o tre colpetti!- esclamò infastidito. -Quando vuoi.- rispose Laguna con un sorrisetto sensuale da schiaffi. Weisz tacque. "Mi ha appena fregato... " Almeno gli restava la consapevolezza.
2 notes · View notes