Visit Blog
Explore Tumblr blogs with no restrictions, modern design and the best experience.
#alvaro de campos
pasaje13 · 22 days ago
Text
TABAQUERÍA (ÁLVARO DE CAMPOS)
No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.
Ventanas de mi cuarto,
cuarto de uno de los millones en el mundo que nadie sabe quién son
(y si lo supiesen, ¿qué sabrían?)
Ventanas que dan al misterio de una calle cruzada constantemente por la gente,
calle inaccesible a todos los pensamientos,
real, imposiblemente real, cierta, desconocidamente cierta,
con el misterio de las cosas bajo las piedras y los seres,
con el de la muerte que traza manchas húmedas en las paredes,
con el del destino que conduce al carro de todo por la calle de nada.
Hoy estoy convencido como si supiese la verdad,
lúcido como su estuviese por morir
y no tuviese más hermandad con las cosas que la de una despedida,
y la hilera de trenes de un convoy desfila frente a mí
y hay un largo silbido
dentro de mi cráneo
y hay una sacudida en mis nervios y crujen mis huesos en la arrancada.
Hoy estoy perplejo, como quien pensó y encontró y olvidó,
hoy estoy dividido entre la lealtad que debo
a la Tabaquería del otro lado de la calle, como cosa real por fuera,
y la sensación de que todo es sueño, como cosa real por dentro.
Fallé en todo.
Como no tuve propósito alguno tal vez todo fue nada.
Lo que me enseñaron
lo eché por la ventana del traspatio.
Ayer fui al campo con grandes propósitos.
encontré sólo hierbas y árboles
y la gente que había era igual a la otra.
Dejo la ventana y me siento en una silla. ¿En qué he de pensar?
¿Qué puedo saber de lo que seré, yo que no sé lo que soy?
¿Ser lo que pienso? ¡Pienso ser tantas cosas!
¡Y hay tantos que piensan ser esas mismas cosas que no podemos ser tantos!
¿Genio? En este momento
cien mil cerebros se creen en sueños genios como yo
y la historia no recordará, ¿quién sabe?, ni uno,
y sólo habrá un muladar para tantas futuras conquistas.
No, no creo en mí.
¡En tantos manicomios hay tantos locos con tantas certezas!
Yo, que no tengo ninguna ¿puedo estar en lo cierto?
No, en mí no creo.
¿En cuántas buhardillas y no-buhardillas del mundo
genios-para-sí-mismos a esta hora están soñando?
¿Cuántas aspiraciones altas y nobles y lúcidas
-sí, de veras altas y nobles y lúcidas-
quizá realizables,
no verán nunca la luz del sol real ni llegarán a oídos de la gente?
El mundo es para los que nacieron para conquistarlo
no para los que sueñan que pueden conquistarlo, aunque tengan razón.
He soñado más que todas las hazañas de Napoleón.
He abrazado en mi pecho hipotético más humanidades que Cristo,
he pensado en secreto más filosofías que las escritas por ningún Kant.
Pero soy y seré siempre el de la buhardilla,
aunque no viva en ella.
Seré siempre el que no nació para eso.
Seré siempre sólo el que tenía algunas cualidades,
seré siempre el que aguardó que le abrieran la puerta frente a un muro que no tenía puerta,
el que cantó el cántico del Infinito en un gallinero,
el que oyó la voz de Dios en un pozo cegado.
¿Creer en mí? Ni en mí ni en nada.
Derrame la naturaleza su sol y su lluvia
sobre mi ardiente cabeza y que su viento me despeine
y después que venga lo que viniere o tiene que venir o no ha de venir.
Esclavos cardíacos de las estrellas,
conquistamos al mundo antes de levantarnos de la cama;
nos despertamos y se vuelve opaco;
salimos a la calle y se vuelve ajeno,
es la tierra y el sistema solar y la Vía Láctea y lo Indefinido.
(Come chocolates, muchacha,
¡Come chocolates!
Mira que no hay metafísica en el mundo como los chocolates,
mira que todas las religiones enseñan menos que la confitería.
¡Come, sucia muchacha, come!
¡Si yo pudiese comer chocolates con la misma verdad con que tú los comes!
Pero yo pienso y al arrancar el papel de plata, que es de estaño,
echo por tierra todo, mi vida misma.)
Queda al menos la amargura de lo que nunca seré,
la caligrafía rápida de estos versos,
pórtico que mira hacia lo imposible.
Al menos me otorgo a mí mismo un desprecio sin lágrimas,
noble al menos por el gesto amplio con que arrojo,
sin prenda, la ropa sucia que soy al tumulto del mundo
y me quedo en casa sin camisa.
(Tú que consuelas y no existes, y por eso consuelas,
Diosa griega, estatua engendrada viva,
patricia romana, imposible y nefasta,
princesa de los trovadores, escotada marquesa del dieciocho,
cocotte célebre del tiempo de nuestros abuelos,
o no sé cual moderna -no acierto bien la cual-
sea lo que seas y la que seas, ¡si puedes inspirar, inspírame!
Mi corazón es un balde vacío.
Como invocan espíritus los que invocan espíritus me invoco,
me invoco a mí mismo y nada aparece.
Me acerco a la ventana y veo la calle con una nitidez absoluta.
Veo las tiendas, la acera, veo los coches que pasan,
veo los entes vivos vestidos que pasan,
veo los perros que también existen,
y todo esto me parece una condena a la degradación
y todo esto, como todo, me es ajeno.)
Viví, estudié, amé y hasta tuve fe.
Hoy no hay mendigo al que no envidie sólo por ser él y no yo.
En cada uno veo el andrajo, la llaga y la mentira.
y pienso: tal vez nunca viviste, ni estudiaste, ni amaste, ni creíste
(Porque es posible dar realidad a todo esto sin hacer nada de todo esto.)
Tal vez has existido apenas como la lagartija a la que cortan el rabo
Y el rabo salta, separado del cuerpo.
Hice conmigo lo que no sabía hacer.
Y no hice lo que podía.
El disfraz que me puse no era el mío.
Creyeron que yo era el que no era, no los desmentí y me perdí.
Cuando quise arrancarme la máscara,
la tenía pegada a la cara.
Cuando la arranqué y me vi en el espejo,
estaba desfigurado.
Estaba borracho, no podía entrar en mi disfraz.
Lo acosté y me quedé afuera,
Dormí en el guardarropa
como un perro tolerado por la gerencia
por ser inofensivo.
Voy a escribir este cuento para probar que soy sublime.
Esencia musical de mis versos inútiles,
quién pudiera encontrarte como cosa que yo hice
y no encontrarme siempre enfrente de la Tabaquería de enfrente:
Pisan los pies la conciencia de estar existiendo
como un tapete en el que tropieza un borracho
o la esterilla que se roban los gitanos y que no vale nada.
El Dueño de la Tabaquería aparece en la puerta y se instala contra la puerta.
Con la incomodidad del que tiene el cuello torcido,
con la incomodidad de un alma torcida, lo veo.
El morirá y yo moriré.
El dejará su rótulo y yo dejaré mis versos.
En un momento dado morirá el rótulo y morirán mis versos.
Después, en otro momento, morirán la calle donde estaba pintado el rótulo
y el idioma en que fueron escritos los versos.
Después morirá el planeta gigante donde pasó todo esto.
En otros planetas de otros sistemas algo parecido a la gente
continuará haciendo cosas parecidas a versos,
parecidas a vivir bajo un rótulo de tienda,
siempre una cosa frente a otra cosa,
siempre una cosa tan inútil como la otra,
siempre lo imposible tan estúpido como lo real,
siempre el misterio del fondo tan cierto como el misterio de la superficie,
siempre ésta o aquella cosa o ni una cosa ni la otra.
Un hombre entra a la Tabaquería (¿para comprar tabaco?),
y la realidad plausible cae de repente sobre mí.
Me enderezo a medias, enérgico, convencido, humano,
y se me ocurren estos versos en que diré lo contrario.
Enciendo un cigarro al pensar en escribirlos
y saboreo en el cigarro la libertad de todos los pensamientos.
Fumo y sigo al humo con mi estela,
y gozo, en un momento sensible y alerta,
la liberación de todas las especulaciones
y la conciencia de que la metafísica es el resultado de una indisposición.
y después de esto me reclino en mi silla
y continúo fumando.
Seguiré fumando hasta que el destino lo quiera.
(Si me casase con la hija de la lavandera
quizá sería feliz).
Visto esto, me levanto. Me acerco a la ventana.
El hombre sale de la Tabaquería (¿guarda el cambio en la bolsa del pantalón?),
ah, lo conozco, es Estevez, que ignora la metafísica.
(El Dueño de la Tabaquería aparece en la puerta).
Movido por un instinto adivinatorio, Estevez se vuelve y me reconoce;
me saluda con la mano y yo le grito ¡Adiós, Estevez! y el universo
se reconstruye en mí sin ideal ni esperanza
y el Dueño de la tabaquería sonríe.
18 notes · View notes
homeless62 · a month ago
Text
Tumblr media
1 note · View note
comporsilencios · a month ago
Text
Tumblr media
21 notes · View notes
comporsilencios · 2 months ago
Text
Se em certa altura
Tivesse voltado para a esquerda em vez de para a direita;
Se em certo momento
Tivesse dito sim em vez de não, ou não em vez de sim;
Se em certa conversa
Tivesse tido as frases que só agora, no meio-sono, elaboro —
Se tudo isso tivesse sido assim,
Seria outro hoje, e talvez o universo inteiro
Seria insensivelmente levado a ser outro também.
Mas não virei para o lado irreparavelmente perdido,
Não virei nem pensei em virar, e só agora o percebo;
Mas não disse não ou não disse sim, e só agora vejo o que não disse;
Mas as frases que faltou dizer nesse momento surgem-me todas,
Claras, inevitáveis, naturais,
A conversa fechada concludentemente,
A matéria toda resolvida...
Mas só agora o que nunca foi, nem será para trás, me dói.
O que falhei deveras não tem esperança nenhuma
(...)
~ Álvaro de Campos
5 notes · View notes
risoselagrimas · 2 months ago
Text
O que há em mim é sobretudo cansaço —
Não disto nem daquilo,
Nem sequer de tudo ou de nada:
Cansaço assim mesmo, ele mesmo,
Cansaço.
A subtileza das sensações inúteis,
As paixões violentas por coisa nenhuma,
Os amores intensos por o suposto em alguém,
Essas coisas todas —
Essas e o que falta nelas eternamente —;
Tudo isso faz um cansaço,
Este cansaço,
Cansaço.
Há sem dúvida quem ame o infinito,
Há sem dúvida quem deseje o impossível,
Há sem dúvida quem não queira nada —
Três tipos de idealistas, e eu nenhum deles:
Porque eu amo infinitamente o finito,
Porque eu desejo impossivelmente o possível,
Porque quero tudo, ou um pouco mais, se puder ser,
Ou até se não puder ser...
E o resultado?
Para eles a vida vivida ou sonhada,
Para eles o sonho sonhado ou vivido,
Para eles a média entre tudo e nada, isto é, isto...
Para mim só um grande, um profundo,
E, ah com que felicidade infecundo, cansaço,
Um supremíssimo cansaço,
Íssimo, íssimo, íssimo,
Cansaço...
- O que há em mim é sobretudo cansaço, Álvaro de Campos
1 note · View note
kilosbetterthanpounds · 4 months ago
Text
Ver "Reflexiones sobre Fernando Pessoa/Álvaro de Campos" en YouTube
youtube
0 notes
oobituario · 6 months ago
Text
Tudo que há dentro de mim tende a despejar-me no chão
- Álvaro de Campos
0 notes
poesiarobusta · 10 months ago
Text
Tumblr media
Alvaro de Campos, mejor conocido como Fernando Pessoa.
10 notes · View notes
tugasnet · 11 months ago
aprendi numa aula de pt que o fernando pessoa, utilizando o alvaro de campos, escreveu uma carta "caliente" ao mario de sá carneiro. bue da nice
confesso que desconheço, mas eu queria era que o fernando pessoa tivesse sido um bocado melhor amigo do mario de sá carneiro em vez de - quando o mario lhe escrevia a dizer que estava psicologicamente na merda - o nando lhe responder basicamente com “haha ya a vida é difícil 😫 hoje também tive cá numa angústia 😭 mas olha 👀 o que achas do texto que te mandei? 😅🧐”, ou quando o mario teve uma crise e o nando divagou numa carta até dizer basicamente “epá man não podes ser assim que mais que tu com as tuas crises sofro eu. é que eu também tenho as minhas crises mentais E ainda tenho que me preocupar com trabalho bro”.
já que falamos do assunto, aproveito para dizer que acho simpático o mario receber as cartas do fernando e mandar telegramas a dizer o equivalente de “recebi!!! era só para dizer isso. daqui a uma semana no máximo respondo”, enquanto o fernando não lhe respondia há pra ai 3 cartas.... mas eu também não posso opinar muito sobre isto que já demorei uma mês a responder a mensagens ppl who know me irl dont interact 😬
9 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Denn ich liebe das Endliche unendlich,/ Denn mich verlangt es unmöglich nach dem Unmöglichen,/ Denn ich will alles, oder ein wenig mehr, wenn möglich,/ Oder selbst, wenn nicht möglich…
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 344
7 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Ich brauche Wahrheit und Aspirin.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 295
6 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Ich liebte, wo es sich ergab, auch um des Vergessens willen./ Sprunghaft, mal hier, mal da./ Und so stehe ich nun, wo ich im Leben stehe.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 283
1 note · View note
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
In meiner leeren Seele bin ich,/ Und erzähle mir sinnlos schweifend, wie ein fiebernder Narr./ Kalte Wut auf das Geschick,/ Alles überschneidet sich,/ Die Dinge verworren in Ursache und Wirkung,/ Die Folge, wenn einer Leib und Seele hat,/ Und das Geräusch des Regens an mein Sein dringt, und es dunkel ist.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 214
7 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Abschied nehmen! Abschied nehmen heißt maßlos leben.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 160
10 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Und das Leben schmerzt, je mehr man es genießt und erfindet.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 123
3 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Schlafen wie ein herrenloser Hund mitten auf der Straße, unter freiem Himmel,/ und zwar bis ans Ende aller Tage.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 122
2 notes · View notes
sammeldeineknochen · a year ago
Quote
Darauf leckte meine Seele den Boden ihres Kerkers,/ Und das Zirpen des Unmöglichen umgab meine bösen Absichten.
Fernando Pessoa: “Álvaro de Campos - Poesie und Prosa”, S. 101
4 notes · View notes