Visit Blog
Explore Tumblr blogs with no restrictions, modern design and the best experience.
Fun Fact
Pressing J while looking at a Tumblr blog or home feed will scroll up on the page, pressing K will scroll down. This is helpful considering a lot of the Tumblrs feature infinite scrolling.
Trending Blogs
#lorcan

@newkidsathogwarts​

Aquele zumbido irritante não dava trégua já fazia uma meia hora. Não era possível que alguém podia ser tão burro a ponto de deixar o celular ligado, chiando em plena biblioteca. Logo mais, Madame Pince apareceria e esfolaria o idiotinha vivo, Molly pensou, mal podendo esperar por aquilo. Mas o esporro da bibliotecária não veio. Na verdade, o ruído estava ficando mais e mais alto, insuportável a medida que se aproximava, como se andasse na direção dela. Depois de uns instantes breves, mas de intensa agonia, a ruiva não resistiu: fechou com força o livro que estava lendo, e já berrava antes mesmo de olhar: “Quer fazer o favor de desligar essa merd…”. O berro morreu ainda na garganta. Todos olhavam para ela, incluindo Madame Pince, furiosa. Pior do que isso: acabara de reparar com quem estava gritando, e era Lorcan Scamander. E, como se isso tudo não fosse o suficiente, ela enfim reparou: ele não estava com o celular. 

Seu rosto ruborizou. “Ah… Perdão. Eu pensei ter ouvido algo… Achei que seu celular talvez… Estivesse ligado.” disse, sem graça, ao rapaz. “Desculpa, pessoal.” completou, dirigindo-se aos colegas que, passado o susto, voltavam a atenção para seus livros novamente. “Peço desculpas, Madame Pince.”. O barulho cessara tão rápido quando surgira, do nada. Que coisa… Estranha. 

image
0 notes

@newkidsathogwarts​

O salão estava resplandecente. Todo decorado para a volta à escola, para receber os primeiranistas e para a cerimônia de seleção dos mais novos e também dos intercambistas. Edgar batia palmas entusiasmadamente toda vez que alguém era selecionado para a Corvinal. Chegou até mesmo a assobiar quando Louis foi selecionado para a mesma casa que a irmã mais velha e ele. Claro, envergonhou-se logo depois. Comeu e bebeu alegremente ao lado da melhor amiga, quase esquecido do que acontecera no trem. Quase. Sentados do outro lado da mesa, Lorcan e Lysander o obrigavam a lembrar. Sentia-se ligeiramente culpado por não ter dito nada a nenhum dos dois, evitando-os indiscretamente. Mas… Afinal, o que diria? Ponderou sobre a questão enquanto comia seu segundo prato de pudim. Bom, talvez devesse dizer alguma coisa. Ao fim do banquete, despediu-se de Domi e preparou-se para o tradicional tour com os novatos. Um saco. Acompanhou Monica, a outra monitora do sétimo ano para cima e para baixo (porque o pessoal do quinto ano não pegava essa função, afinal?) e só depois de passar a nova senha às crianças é que pôde ficar tranquilo, relaxar com uma nova leitura na sala comunal.

Chegou a conversar com Lysander naquela noite, mas não trocou palavra alguma com Lorcan. Deveria? Eles eram… amigos, afinal? Edgar não tinha certeza, e foi dormir com a dúvida. Curiosamente, ao descer para o café da manhã no dia seguinte, deparou-se com o mais novo dos gêmeos, sentado sozinho num canto da mesa. “Oi.” Edgar cumprimentou, meio seco, estendendo a mão para o colega. Não sabia se devia cumprimentá-lo e sair de perto, se deveria sentar-se ao lado dele… Estava parado, em pé ao lado de Lorcan como um total esquisito. Ficou trocando o peso de uma perna para outra. “É… Bem vindo de volta. Eu acho…” gaguejou sem graça e tímido, já virando de costas para ir se sentar noutro lugar.

image
0 notes

The most relatable character in Throne of Glass is Vaughan. I, too, would run away and live in the forest as a bird with no care of the outside world if given the chance.

56 notes

YES exactly. i love himbo lorcan but i always thought the term doesn’t quiiiiite cover it for him, so grim reaper himbo lorcan…. yes. YES he is a killing machine blessed by hellas YES he also wears crop tops and booty shorts (that used to just be elide’s regular clothes but there’s no way she’s asking for them back now). lorcan once punched a wall because he thought he heard an animal stuck in there. lorcan braids elide’s hair every morning and takes thottie gym selfies. sometimes he gets really quiet and serious and everyone thinks he’s being all broody but actually he’s trying to figure out if it’s “party rockers in the house tonight” or “party rock is.”

21 notes

“𝙄 𝙬𝙖𝙣𝙩𝙚𝙙 𝙩𝙤 𝙜𝙤 𝙩𝙤 𝙋𝙚𝙧𝙧𝙖𝙣𝙩𝙝 𝙬𝙞𝙩𝙝 𝙮𝙤𝙪.”

PostPostPostPostPost
37 notes
image
image
image
image
image
image
image

YES. I am rewriting that one story of mine, which-I-will-not-mention…

I was not happy with the story and I came up with this instead, Arriba Do Monte, and I am proud of the new stuff I came up with and I will let more about it soon~

2 notes

Full name: Lorcan [middle name redacted] Baker Verdigris

Age: 26

Gender: Male (cis)

Pronouns: He/him

Alignment: Doing his best

Sexuality: Demisexual homoromantic. Identifies as gay and ace.

Species: Human/?

Race/Ethnicity: White (Irish and ?)

Nationality: American

Hair: Black but graying already. Goddamn time magic. Usually combed back.

Eyes: Brown with glimmers of color, square-framed glasses.

Other: Likes eyeliner, stud earrings, clean-shaven.

Fashion: When alone, jeans and T-shirts. Lorcan goes through clothes quickly so doesn’t bother wearing anything nice. When he’s talking to clients, tries to look more professional; wears button-ups (often with waistcoats) and clean jeans.

Signature items: A large analog wristwatch he never takes off.

Body mods: Time-magic tattoo under his watch, childhood implants for congenital eye defect.

Magic?: Yes

Magic: Time wizard, ex-necromancer

Craft: Distressing

Occupation: Sells art/magic on Etsy

Profile: Lorcan Verdigris is not a necromancer. Anymore.

Lorcan’s craft is distressing, the art of making objects appear older through varnish, dye, and the artful application of sandpaper. Naturally, this makes him a ~time wizard~, with the ability to magically advance an object’s age. Time magic is volatile–side effects of Lorcan’s craft include an uncontrollable aura of decay that “leaks” even when he’s not actively crafting. (Also, mild radioactivity. It’s not a problem. Really.) His apartment is technically much older than the building it is part of, and the spider colony that lives near the radiator appears to be experiencing accelerated evolution. There’s also the slight risk he will accidentally bestow an object with sentience and a piece of his soul once it hits 100 years old. So now Lorcan has nearly two dozen furniture-children. It’s been an adjustment.

Lorcan is not a particular fan of people. There’s a number of possible explanations for this, from middle child syndrome to his particularly worrisome teen necromancy phase, but the long and short is that Lorcan would rather just stay in his apartment, please and thank you. Unfortunately magic doesn’t usually give him a choice. Scathing and snarky except when he needs to be nice to a customer, he’s not going to be winning any popularity contests anytime soon.

Fam(ily): Third-oldest of four children, has a mom, dad, and an aunt-we-don’t-talk-about (all magic). Two dozen children who are also furniture, appliances, or lamps. Lots of lamps.

Fam(iliar): His oldest child, a sentient lava lamp named Vulcan (Vulk for short). Vulk is sensitive to fluctuations in local magical radiation and can “plug into” nearby ley lines for a power boost.

Fun facts:

  • Weird DNA that lets him see gamma rays.
  • Such an angsty teen-hood.
  • Necromancers drink grape juice and roll around on Heelys for Magic Reasons. Please take these edgelords seriously.
  • Mom and Dad were actually pretty chill with the necromancy. It’s hard to be a rebel with an understanding family. It’s hard, and everyone understands.
  • Owns a magic talking sword spoken of in prophecy. The sword hates the fact that its chosen bearer is Lorcan, is never around when it would be useful, and in general is just a fucking inconvenience.
  • Still knows how to use a ouija board, uses it to “hack” wifi passwords. Pays the hacker spirits for their service in Bitcoin.
  • Doesn’t know he’s demisexual yet. Also does not know he very much has A Thing for supervillains.
  • Majored in archaeology.
  • Tried to make money and friends during his Wild College Rebellion by magically aging beer in his dorm room. Experience generally turned him off from beer, rebellion, friends.
  • The colony of spiders in his apartment may be plotting to kill him.
  • Has faked at least one dinosaur and ruined science for everyone.
  • Hates technology. It gives him headaches. Plus he’s seen Terminator, he is not going to be responsible for robots evolving into Skynet.
0 notes

Elide

Fanon Elide: sweet, likes flowers, needs to be saved, weak, wants to save everyone, *stop the violence*, just wants everyone to be happy

Canon Elide: Carries a wyrdkey for weaks, makes Lorcan her bitch, kills two ilken, befriends manon, is taken in as an ironteeth witch, watches as three fae warriors torture a man without flinching, starts the rumors that lead to Aelin being found, goes into Doranelle all alone, makes people believe what they want to, knows exactly how to manipulate them, finds out where Aelin is, makes Lorcan feel like shit, rides into the battlefield where she knows that she would die, SURVIVES, overall is a bad bitch…

Y’all need to start appriciate her real quick.

98 notes

Dorian: If me and asterin were drowning who would you save?

Manon: You idiot cant swim?

Dorian: Just answer my question

Manon: you

Dorian: Aww thats so sw-

Manon: Asterin is a great swimmer.

34 notes

Anyone else ever causally going about their day and then remember

Lord Lorcan Lochan


image

Originally posted by apassionateman

5 notes

Summary: Rowan and Aelin are tired parents. Lorcan and Fenrys are to the rescue.

Ao3

Part of my Comfortember2020

XXX

Rowan startled awake as a pricing cry of a baby filled the air. Beside him, his Fireheart groaned and turned over, gently holding her stomach.

“Not again,” Aelin murmured, “Mala above, the poor boy is going to cry and scream his voice away,”

Rowan murmured his agreement and was about to get up when their son’s cries suddenly stopped. His wide eyes met his wife for a split second and then he was jumping out of the bed and racing toward the jointed nursery.

They had sent the nanny away. No one was supposed to be-

As he was about to open the door, a familiar wave of controlled, dark magic hit him and he sighed in relief.

He turned to his wife who was hurrying up behind him, a worried look on her face.

“It’s alright,” he told her, “It seems like out broody companion finally made it,”

Keep reading

45 notes

You know what I love most about reading SJM books?  Those side ships that just melt our hearts.  

Just finished Crescent City and I’m trying to list all the characters I met in the first book while getting excited to learn about other places in the book’s world that we haven’t visited yet and meeting all the characters we don’t know exist yet….

Like, we didn’t know anything about Cassian until book 2, nor anything about Lorcan until book 5! (But it would be a healthy change of pace for me not to fall head over heals for an arrogant alpha-hole made of nothing but muscles & a heart of gold)

Anyway, dying to meet the characters in Crescent City 2….

51 notes

I HAVE NEED OF AN ARTIST IN MY COURT

image

nothing extravagant but I need a visual for this at some point in my life 🤷🏼‍♀️

30 notes

H e was like the moon, part of him was always hidden away.

→  datos personales

  • Apodo(s): Ninguno.
  • Fecha de nacimiento: 1 de noviembre de 1960.
  • Padres: Aurora d’Eath y Valerian d’Eath.
  • Hermanos: Ninguno.
  • Mascota: Ninguna.
  • Estado Civil: Soltero.

→  características mágicas

  • Estatus de Sangre: Mestizo (mitad vampiro).
  • Ocupación: Cantante.
  • Alianza: Civil/Pro-Orden.
  • Boggart: Él, sucumbiendo a lo que siempre han llamado naturaleza vampírica, sin poder huir de la necesidad de sangre y por lo mismo, atacando a un cuerpo que le mira horrorizado de presenciar una traición de esa magnitud. Los rostros de las personas que más quiere van cambiando para generar su propia tortura psicológica.
  • Patronus: Caballo tordo.
  • Varita: Madera de fresno, núcleo de pelo de unicornio, semirrígida, 21.5 cm.
  • Amortentia: Tabaco, madera, perfume de Aurora Rowle.
  • Espejo de Oesed: Ve un mundo donde las personas no son crueles entre sí, que se esfuerzan en mantener la paz y nadie sufre distinciones por ser quienes son ni a quién deciden amar. En ese mundo está al lado de Aurora Rowle, sin nada que los ate de expresar el amor que siente el uno por el otro.

H I S T O R I A

Las circunstancias en torno al nacimiento de Lorcan son especiales… por no decir extrañas. Nacimientos de este tipo son poco comunes. Empezó con su madre, una señorita soltera y vivaz a los veinticinco años. A esa edad y sin esposo, sus padres la juzgaban una fracasada. Todas sus amigas y familiares estaban casadas y tenían hijos, en cambio Aurora paseaba por la vida sin depender de un hombre y, sinceramente, le daba igual. Tampoco atesoraba metas a largo plazo, vivía el presente sin preocuparse por el futuro; es decir, la futura señora d'Eath vivía por el puro placer de vivir. Atendía fiestas elegantes, permanecía en la casa de sus padres, utilizaba su dinero y actuaba cual adolescente. Al parecer planeaba ser joven por siempre, abandonar todo tipo de responsabilidades y divertirse. A sus padres la idea les enfuriaba, ¿por qué sus otras hijas habían hecho una vida propia, y Aurora, al contrario, continuaba aprovechándose de ellos igual que una niña? Su madre rezaba cada noche, implorando porque su hija encontrara a un mago poderoso, de alta alcurnia y amoroso. Sus deseos fueron cumplidos… A medias. La joven tenía el mal hábito de escoger a los peores pretendientes. Salía con personajes tan abominables que sus padres temían por su bienestar la mayor parte del tiempo. Deseaban un matrimonio para Aurora, por supuesto, pero sus elecciones los aterraban. Desde un asesino, hasta un tipo cuarenta años mayor que ella, pasando por un ex convicto e incluso un tipo que aseguraba ser mitad unicornio, la lista de novios de la muchacha contenía nombres de hombres perturbados de una u otra manera. Un buen día la maldición pareció romperse, cuando Aurora invitó a casa a su nueva pareja. Al principio estaban maravillados; era educado, apuesto, trabajador, elegante, rico y simpático. El júbilo de sus padres desapareció al cabo de unos segundos, al notar dos colmillos sobresalir de entre los dientes del cortejo. Así es, Aurora estaba saliendo con un vampiro. Bueno, eso explicaba perfectamente porque lo trajo a la hora de la cena, cuando sólo la luz de la luna iluminaba el cielo. 

El terror se apoderó de los progenitores quienes ordenaron a su hija deshacerse de él. La jovencita soltó una risa y negó, argumentando cuan confiable era aquel hombre. La relación se sostuvo a pesar de los comentarios negativos de parte de sus padres. Aurora abandonó la casa para evitar ser regida cual niña y se mudó a la “nada” ostentosa mansión de su novio. Pensaba graciosa la exageración de sus papás; si bien se sintió intrigada al conocer al vampiro, descubrió su identidad hasta unos días después de su primera cita. ¿Se asustó? Un poco. Pero era tan amable y encantador que lo olvidó fácilmente. Los padres de Aurora rehuyeron a la idea de su adorable e inocente pequeña casándose con una criatura que consideraban bestial. Después de tantas opciones decidía casarse con él. ¡Era un escándalo! La joven contrajo nupcias con su querido novio sin importar las alegaciones de su familia, ella era feliz a su lado y eso era lo primario. La noche que se entregó a su esposo fue igual a la de cualquier pareja… Sin embargo unas semanas después empezó a sentir mareos. Un doctor especializado en inusuales casos médicos los atendió. Era un evento que ocurría una vez cada mil años, dada su particularidad, pero sí, estaba embarazada. Los recién casados no cabían de júbilo, a pesar de preguntarse cómo nacería el pequeño. Contrario a los miedos de Aurora, el embarazo y la concepción resultaron normales, y un día extremadamente soleado dio a luz a Lorcan… Un bebé mitad vampiro. 

Los colmillos del infante fueron los primeros dientes en salir. Por suerte, a diferencia de su padre, soportaba los rayos del sol, y la necesidad de beber sangre brillaba por su ausencia. El niño creció de manera usual, exhibiendo varios rasgos vampíricos conforme avanzaban los años. Por ejemplo, al caminar frente a los espejos ninguna figura se reflejaba, era más fuerte que el humano promedio y también más rápido. Al ser mitad humano, necesitaba comer y era capaz de dormir de día o de noche, aunque nunca se sentía especialmente cansado. Era toda una travesía conseguir acostarlo cuando era apenas un bebé, su padre se encargó de soportar al pequeño Lorcan jugando a las tres de la mañana sin parar. Tampoco sería eterno… Viviría muchos años sin envejecer, muchos años más que cualquier humano, pero, al final, también moriría. Existían muchas diferencias entre los vampiros y aquellos mitad vampiros; su padre agradeció que tuviera una existencia más fácil a la suya. Podría sentir los rayos del sol sin quemarse vivo, no experimentaría las ganas de matar a nadie y disfrutaría de la comida. Fue un gran alivio que Lorcan fuera distinto a él, más humano, con una vida más corriente. Claro, los problemas llegaron al salir de casa, porque los colmillos de Lorcan sobresalían. Al principio los ocultaron con un aparato dental proveído por los sanadores de San Mungo. A la fecha esconde su dentadura mediante una poción, la cual utiliza únicamente al exponerse al mundo muggle. Emplearla por más tiempo del necesario podría causar efectos secundarios, acorde a los sanadores. Disfrutó de una infancia tranquila y feliz, tan normal como le era posible. Pasaba la mayoría del tiempo en compañía de su madre, afuera, jugando con otros niños, y menos tiempo con su papá, con quien siempre se reunía en la oscuridad de la mansión. Si bien los padres de Aurora declararon pavorosa esta unión, en realidad resultó fantásticamente. Los d'Eath eran felices y nada les faltaba.

V I D A     E S C O L A R

Lorcan llamó la atención en seguida. La combinación de sus colmillos, la pálida piel, aquel par de ojos claros y el aura de misterio en torno a su persona, la culpable. Fue el tema de conversación por meses. La gente se apartaba y acercaba sin fin, en un juego conducido por la curiosidad. Algunos temían ser asesinados y aguantaban la respiración cuando estaba cerca. Si llegaban a herirse frente a él, huían despavoridos. La verdad era que, aunque a Lorcan le agradara el olor de la sangre, no poseía ganas de tomarla. Obviamente estaba fuera de sus planes matar a otros. Si bebía aquel líquido rojizo sucedía muy de vez en cuando, proveniente de bolsas de sangre de hospitales muggles, conseguidas por su papá. Adecuarse a la idea de que Lorcan era inofensivo resultó difícil para sus compañeros. Quienes compartían habitación con él se quedaban despiertos la totalidad de la noche, aguardando el final de sus cortas vidas en cualquier momento. Mientras tanto, Lorcan dormía apaciblemente, sin percatarse del miedo a su alrededor. Cómico, a decir verdad. Cuando salió al sol por primera vez y no se consumió en cenizas, provocó una oleada de exclamaciones sorprendidas. Al pasar frente a un espejo sin reflejarse, alguien emitió un agudo grito. En la primera lección de vuelo cada persona portaba una sombra a su lado gracias al radiante sol, Lorcan siendo la excepción; en cuestión de segundos el temor se apoderó de varios estudiantes y la clase fue cancelada. Un día una chica exhibió una cruz pendiendo de su cuello, a espera de alejarlo… Lorcan la miró con indiferencia y pasó de largo. También recibió un montón de miradas mientras comía ajo tranquilamente durante la cena. El momento más sorprendente, sin embargo, fue cuando Lorcan ayudó a una compañera a arribar a la enfermería. La mencionada tenía un gigantesco raspón en la mejilla, de donde manaba sangre; todos aseguraban que sería su fin… En realidad salió sana y salva de la enfermería, agradeciendo a Lorcan. El slytherin jamás representó un peligro, más el estigma en torno a los vampiros tenía a la mayoría con los pelos de punta. Al presentarse el padre de Lorcan en la reunión de padres, muchos especularon estar viviendo los últimos minutos de sus vidas. Error, el padre del slytherin saludó a todos de manera tan cordial que varias personas abandonaron el lugar sumamente confundidas. 

Si Lorcan ya era el centro de atención, la atrajo aún más al convertirse en un afamado cantante. Sus inicios datan de los primeros años de su vida. Escuchaba la música de su madre, movida y alegre; ella siempre bailaba. Y la de su padre, lenta y atmosférica; él sentado, una copa de sangre en su mano y un semblante estoico. A Lorcan le gustaba esa mezcla. Principió sus estudios del piano a los seis, su madre cantaba y él, por consiguiente, también. Al notar el interés de su hijo en la música, Aurora d'Eath contrató a un instructor, quien enseñó al niño a cantar, tocar varios instrumentos y leer notas. A través del tiempo Lorcan descubrió su pasión. Un buen día, después de finalizar quinto año, d’Eath estaba en el Callejón Diagon tocando las cuerdas de su guitarra, componiendo. Un agente de rock mágico lo escuchó y le ofreció sus servicios. La idea de un cantante juvenil, mitad vampiro y apuesto, sonaba a un éxito seguro. El antiguo slytherin duda como sucedió, pero las cosas escalaron rápidamente y de pronto ya tenía un sencillo y varios conciertos en puerta. Su nombre empezó a resonar por la comunidad mágica y de inmediato se vio enfrentado a una realidad donde era popular y celebrado. Le fascinaba cantar y tocar sus propias canciones. La fama… bueno, fue fácil lidiar con ella, suponía. Tener en Hogwarts al famoso cantante Lorcan d'Eath generó altibajos y problemas para el colegio. Dumbledore lo aceptó; McGonagall, ella tenía otras opiniones. Una celebridad en un colegio lleno de jovencitos, un chico que era cantante y a veces se ausentaba por razones de su carrera. Era complicado. Hasta Lorcan reparó en ello. Su fama ha cambiado su entorno. En primera, un buen número de chicas empezó a reprobar por verlo sin interrupción durante clases, ignorando a los profesores. Comenzó a obtener todo tipo de regalos… Algunos bastante perturbadores. Un montón de personas le pidieron salir (unas cuantas en formas extravagantes). Trabajaba el doble que sus compañeros al ver ciertas fechas de exámenes o entregas de trabajos obstaculizadas por su carrera. Se vio en la necesidad de emplear un potente hechizo de protección porque varias personas aspiraban entrar a su habitación a robar sus pertenencias. Perdió, más que nada, su privacidad. Recibía peticiones de autógrafos en todo momento. Y, lo peor, lo único que Lorcan en verdad odia de todo esto: A quienes intentan, por cualquier medio, convertirse en su amigo o pareja, por el simple hecho de ser Lorcan d'Eath. Lo detesta, detesta el interés por conveniencia de las personas. Trata bien a sus fans, pero existen ciertas personas cuyo único propósito es aprovecharse de su fama. Y lo ha oído a viva voz. Primero juzgado por ser mitad vampiro y después perseguido por ser un cantante famoso. La vida de Lorcan es una locura. Desea ser visto como cualquier otra persona, no un vampiro, no una celebridad, simplemente Lorcan. 

Por suerte en esos tiempos existía una persona que, desde su primer encuentro, lo ha visto como simplemente Lorcan: Glenda Chittock. Aquella hufflepuff de sonrisa radiante y energía positiva fue la única persona que, en opinión de Lorcan, lo vio tal y como es. Eso propició que se enamorara locamente de ella entonces. Glenda, caracterizada por ser tolerante y amigable, fue la única en hablarle sin miedo, ni miradas de asombro, justamente el primer día de clases. Sólo una persona hablando con otra persona. Lorcan jamás podría olvidar lo bien que se sintió. Desarrollaron una amistad en poco tiempo y si bien Lorcan tiene otros amigos verdaderos, es Glenda quien tiene un especial lugar en su corazón, el cual jamás podría ser reemplazado. Es también a quien acude cuando alguna situación del trabajo lo estresa en verdad, pues ella también está ligada al mundo del espectáculo y comprende cómo se maneja. Ha encontrado un gran apoyo en ella. En tercer año, durante las fiestas del día de brujas, Glenda se disfrazó de vampiro para acompañarlo. Lejos de parecerle grosero, Lorcan lo pensó divertido. Es uno de los recuerdos más apreciados por él y la noche en la cual los sentimientos por su amiga surgieron. Bailando y viéndola con los colmillos crecidos por un hechizo, Lorcan se enamoró. La rubia irradiaba calidez y alegría, además nunca lo juzgaba, tampoco pedía autógrafos o ver sus dientes de cerca. En su momento la amó profundamente de manera romántica y no creía que nadie más le hubiese atraído de esa forma nunca, siempre fue ella. Su capacidad para ver más allá de sus títulos y nombres, embelesó a Lorcan. Pasaba demasiado tiempo pensando en ella, y mientras muchas chicas morían por su atención, él moría por Glenda Chittock. Estaba completa y perdidamente enamorado de ese pequeño solecito de cabellos áureos. Su sonrisa, su inteligencia, sus ojos azules, su paciencia… Todo le parecía perfecto a Lorcan. Escribió cientos de canciones sobre ella y soñó tantas veces con su persona. En cuanto la veía su corazón empezaba a latir el doble de rápido. Habría sido perfecto, de no ser porque Glenda jamás había mostrado interés en él… Ni en nadie más. Siempre fue soltera, de hecho Glenda nunca se ha sentido atraída a nadie. Eso lo sabe Lorcan perfectamente, pues ella misma se lo confesó. Para ella el amor es hermoso, pero no es un tema de su interés. Por años nunca se dió a la tarea de intentar conquistarla o revelar sus sentimientos. Es irónico, Lorcan pudo conquistar a la mayoría de las personas en Hogwarts, excepto a Glenda. La amaba con todo su corazón y alma, un sentimiento que a veces amenazaba con comérselo vivo. 

V I D A     A C T U A L

Su vida ha dado un giro completo después de graduarse de Hogwarts. Una vez obtuvo la oportunidad de cortejar a Glenda Chittock, sus esperanzas e ilusiones fueron destruidas ante el rechazo de la rubia, quien sólo le veía como su mejor amigo. Para Lorcan fue un duro golpe que propició distancia entre ellos y un corazón roto. Sin embargo, lejos está Glenda de ser el objeto de su afecto actual (considerándola sólo su más grande amiga), es aquel el papel de otra persona ahora. Tras su graduación, Lorcan comenzó a interactuar con Aurora Rowle, una de sus antiguas compañeras de casa y curso. Entre ambos surgió una inusual amistad que poco a poco se transformó en amor. No sabe si el sentimiento es correspondido, pero eso no evitó que aquella emoción se anidara en su interior sin darse cuenta. Si alguna vez pensó que su amor por Glenda fue lo más grande que pudo sentir, se equivocó. Aurora es algo más. Desgraciadamente la relación con la ideología purista de Rowle, y las diferencias entre ambos, mantienen una brecha que los separa, la cual no sabe deshacer. 

Se ha mudado de casa de sus padres, ahora habitando un apartamento que se ha asegurado se mantenga secreto del ojo público. Su carrera continúa avanzando mientras su nombre se hace más conocido mundialmente. No obstante su mente no es sólo canciones y conciertos, es también el horror de la guerra mágica que actualmente se vive. Con el fin de ayudar, Lorcan formó parte de la Orden del Fénix por un tiempo. Fue justamente Aurora quien le suplicó que abandonara el grupo. Ahora intenta apoyar de otras formas, más permanece la impotencia y furia que siente al ver cómo los hechos horroríficos se desarrollan frente a sus ojos. Algunos lo podrían pensar a salvo gracias a su fama, pero él sabe bien que esta guerra no perdona a nadie. 

P E R S O N A L I D A D

Se dice que los vampiros son seres perversos de la noche, criaturas llenas de oscuridad… Lorcan es lo contrario. Principalmente se debe a la mezcla de personalidades de sus padres. Su papá tampoco responde a los estereotipos vampíricos; es un hombre recto y amable, de carácter jovial y sonrisa sincera. Con el tiempo su hijo aprendió que no todos los vampiros están inmersos en la penumbra. Es una idea anticuada. El patriarca de los d’Eath le ha presentado a varios de su misma especie; ninguno resultó ser desagradable. De hecho, a veces piensa que los vampiros superan en cordialidad a los humanos. Heredó la elegancia y el encanto de su padre; y por otro lado, la afabilidad y bondad de su madre. Lorcan es una persona de buen corazón, a pesar de lo que podría creerse. De vez en cuando disfruta la atención, pero nunca podría actuar arrogante. Le encanta bromear y utilizar el sarcasmo, a veces a manera de defensa. Porque, aunque parezca que todo el mundo está de su lado, es mentira. La fama acarrea envidia, sumado a su lado vampírico y a ser un traidor de la sangre. Las celebridades parecieran evadir este tipo de molestias; una rotunda mentira. Lorcan ha sufrido de numerosos apodos, burlas e incluso bromas pesadas. Lo han llamado monstruo con el único propósito de herirlo, lo han fastidiado durante Halloween con disfraces burlones de vampiros, han dicho que canta terriblemente y han buscado desanimarlo de todas formas. Por suerte, Lorcan se familiarizó con los ataques rápidamente y de poco en poco dejó de darles importancia. Dolía ser diferente, de cierta manera, y recibir odio por algo incontrolable. Está orgulloso de quién es, en ningún momento se ha ocultado. Desde pequeño la ayuda de su padre lo ayudó a apreciarlo, a volver suya aquella identidad y no huir de ella. Se convirtió en la burla de varios alumnos en Hogwarts al carecer de ciertas características de los nombrados “hijos de la noche”. Está bien, entiende que no todos lo tomaran en serio, prefiere enfocarse en sí mismo, en su vida y en sus metas. Es confiado, bastante, cree en su persona cuanto debe hacerlo, sin llegar a ser presumido. 

Lorcan está lejos de ser perfecto, a pesar de lo que afirmarían sus admiradores. Es de cierto modo minucioso y obsesivo; si a una canción le falta algo, estará despierto la noche entera buscando la nota necesaria. Paciente, sí, pero hasta un límite. Prefiere trabajar con profesionales, si no las equivocaciones surgen y Lorcan desea que su carrera sea impecable. Perdona, claro, pero duda antes de dar una segunda oportunidad. Su carrera puede sacar lo peor y lo mejor de él. Le importa en demasía, y la única razón por la cual acabó sus estudios en Hogwarts es por órdenes de sus padres. De no ser por ellos hubiese abandonado el colegio hace mucho, expandiendo sus horizontes. A veces puede olvidar que los demás son personas cuando alguien comete una equivocación en torno a su trabajo; dígase su agente, productores, músicos, cualquiera. Siempre termina odiándose por actuar de esta forma, más es difícil revertirlo. Aún así mantiene los pies en la tierra, porque su madre le enseñó humildad. Pese a ser exigente y terco en ocasiones, Lorcan es cordial en cuanto a relaciones de trabajo se trata. Quienes han trabajado a su lado lo conocen y están conscientes de sus límites. Cuando explota… hay que tener cuidado. La ambición lo conduce y contrario a lo especulado generalmente, ser ambicioso no es igual a ser malvado; simplemente es ir, atrapar tus sueños y trabajar duro. Ese siempre ha sido Lorcan. Un perfecto slytherin, porque también está lleno de astucia. Sabe manejarse en el mundo del espectáculo. Ha aprendido lo suficiente para conducirse correctamente. Por otro lado más personal, es un chico risueño que muy raramente está de mal humor. Estará sumido en sus pensamientos o en alguna canción, y entonces lucirá serio, distante, frío… Cuando es todo lo contrario. Si Lorcan llegó al punto donde está es producto del esfuerzo y por supuesto evade a toda costa arruinarlo. Su trabajo rindió frutos y se niega a desecharlos. Cuando se enoja, lo cual sucede raramente, al menos que sea producto del trabajo, Lorcan elige aislarse del mundo, porque tiene presente que es peligroso en momentos así. Jamás es su intención dañar a otros y por ende toma precauciones. Es bueno defendiéndose, sobre todo con palabras. La varita ayuda a veces, sin embargo decide arreglar los asuntos a base de conversaciones. La violencia, de cualquier tipo, le molesta. 

Está consciente de lo afortunado que es y agradece la presencia de sus padres en cada momento de su vida. Cuesta creer que Lorcan sea una persona tan tranquila y amable, un verdadero caballero con excelentes modales, pero la gente olvida que es también una persona; es humano (quizá en parte), y también siente. Fuera de ser un famoso cantante, Lorcan es igual a cualquier otra persona. Tiene sus sueños, sus miedos, sus tristezas y sus alegrías. Respira y es más o menos mortal (nunca se enferma y sus heridas sanan rápidamente). Es más que el chico apuesto y perfecto, el cual tiene a millones gritando su nombre. Día a día su fama aumenta y su vida cambia. Para alguien más podría resultar terrorífico, pero a él le encanta. Le fascina la forma en que todo cambia a su alrededor y en la cual se enfrenta a nuevos desafíos y decisiones a diario. Lorcan nunca ha sido un amante de la quietud o de la rutina; prefiere aventurarse en la vida, en el futuro, sin miedo. Se siente preparado para afrontar cualquier reto, jamás se daría por vencido.

♦ curiosidades

  • Aspectos físicos a tomar en cuenta: Ninguno.
  • Gilderoy Lockhart lo detesta. Le vuelve loco que Lorcan atraiga toda esa atención. Siempre ha sostenido que Lorcan es un cantante mediocre, y su envidia y celos suelen consumir a Lockhart cuando en presencia del cantante.
  • No conoce a sus abuelos; en realidad su única familia son sus padres. Su familia materna desterró a su madre luego de casarse con un vampiro. Su padre era hijo único y sus abuelos paternos murieron hace un largo, largo tiempo.
  • Era un excelente alumno en el colegio. Desea enorgullecer a sus padres, por lo cual sus calificaciones eran de extrema importancia. Encontró el balance entre su carrera y la escuela. Es especialmente talentoso en Aritmancia.
  • El Quidditch le gusta, como espectador. Jamás atrapó su atención de manera específica.
  • El arte muggle le resulta hermoso. Visita museos cuando le es posible (a veces acompañado de Glenda Chittock). También le atrae la fotografía.
  • Posee una colección amplia de chaquetas de cuero.
  • Prefiere los días soleados a los nublados, a diferencia de otros de su especie. La noche, al contrario, es su parte favorita del día.
  • Es buen amigo de Stubby Boardman desde sus tiempos en Hogwarts, una amistad originada por el amor a la música y el apoyo entre ambos a sus carreras musicales.
  • Es una persona sumamente sexual. Disfruta el sexo en demasía y no le apena admitirlo. Se ha declarado bisexual.
  • Formaba parte de Slytherin durante su estadía en Hogwarts.

♥ relaciones

  • Aurora Rowle → Buena amiga/crush.
  • Ellie Dowson → Buena amiga.
  • Gideon Prewett → Buen amigo.
  • Gilderoy Lockhart → Enemigo.
  • Glenda Chittock → Mejor amiga/Ex-Crush.
  • Hestia Jones → Buena amiga.
  • Ollie Scamander → Buen amigo.
  • Rosalind Bungs → Ex-amiga con derechos/Buena amiga.
  • Stubby Boardman → Buen amigo.
  • Zoe Nettles → Buena amiga/Ex-empleada.

★ futuro

→ Continúa con una carrera famosa.

→ A decisión del usuario.

LORCAN SE PARECE A HARRY STYLES. ES CANON Y SE ENCUENTRA OCUPADO.

PostPostPostPost
1 notes