Tumgir
#toda mi vida esta relacionada con ratas se ve
awsteen · a year ago
Note
Hola; quisiera saber que te llevo a convertirte en una electric rat girl. Gracias ūüôä
anonymously (or not) ask me one one thing you want to know about me
AJAJAJAJSAJJA tbh despu√©s de elegirlo me di cuenta que se relacionaba las ratas. est√ļpidas¬†influencian todas mis decisiones¬†las odio. seriedad:
Estaba pensando en cambiar mi icon para navidad y no se porque mi cabeza de la nada pensó en Pikachu la rata eléctrica. Y le puse un gorrito de navidad, y no me quedo otra que hacerlo mi mascota por diciembre.
Fun fact: en realidad iba a poner el meme de hide the pain harold con gorro de navidad. Pues siempre meme nunca inmeme.
Tumblr media
3 notes · View notes
bearymoron · 2 years ago
Text
Hay cosas que tienen que decirse.
Honestamente, no sé cómo comenzar a hablar sobre esto, así que la honestidad será mi bandera. Gracias. Gracias por tu amistad, gracias por la confianza que tienes en mí, gracias por todo lo que traes a mi vida. Enserio.
Hace unos días aprendí mucho de tu vida, y creo que es un buen momento para ser más honesto y hablar. Después de la llamada, hay cosas que creo que debo decir, cosas que han pasado una infinidad de veces por mis pensamientos, pero que no he dicho por temor más que nada (no niego que puedo ser muy cobarde en ciertos aspectos de mis relaciones con personas) 
Your first love. √Čl ha sido (y en muchas maneras sigue siendo) la influencia humana m√°s fuerte de tu vida, por razones que ya nos explicaste. √Čl es la raz√≥n por la cual t√ļ has llorado, por la que has sufrido y ha definido ciertas caracter√≠sticas que llevas ahora. El primer problema tuyo que hay que resaltar es tu frialdad, ya que si lo veo (y t√ļ lo ves) como un problema. Simplemente no te importan ciertas cosas, ya sea personas que antes llamabas amigos y amigas, o tu madre, o lo que sea. Algo que me he dado cuenta, es que, aunque te preocupas, parece (corr√≠geme si estoy equivocado) que te has resignado a esta falta de emoci√≥n tuya. Se nota, porque en tu nueva historia eres incapaz de creer que tu protagonista merece el amor de una persona que la quiere, debido a la frialdad y la incapacidad de entender emociones de la protagonista, problema que surge por su pasado con los hombres lobo, que, seg√ļn t√ļ, era como una esclava para ellos. Con un conocimiento apropiado del contexto, es f√°cil darse cuenta de la inspiraci√≥n de tu nueva historia (a veces no eres nada sutil). No puedes permitir eso, no puedes. Se que √©l te ha da√Īado hasta un punto en el que probablemente nunca seas la misma, pero tienes que luchar contra eso. Si te resignas a tu frialdad, el habr√° ganado, literalmente habr√° tomado tu virginidad, destruyendo una parte invaluable de ti en el camino, como un puto fuckboy de mierda. Tu actitud pasiva frente a los problemas (y sobre todo a este problema en general) se debe en gran parte a √©l, ya que te ha condicionado a simplemente reaccionar a los problemas y a las cosas en general, lo que evita que tomes iniciativa, ya que √©l ha hecho que temas las consecuencias de lo que pueda pasar ya que el no reaccionaba bien cuando t√ļ le intentabas mostrar tu cari√Īo (ya sabes, te ignoraba, te mandaba a la mierda, o no ve√≠a su relaci√≥n como algo relevante, etc.) Tienes que luchar contra eso, pero d√©jame decirte algo. Hasta ahora, yo ya he mencionado este problema en ti, te he dicho que tienes que afrontar tus problemas, no reaccionar a ellos. Te he dicho, que no puedes vivir as√≠, y sigo creyendo en eso. Sin embargo, despu√©s de todo lo que he escuchado, me he dado cuenta de que necesitas ayuda y que realmente no te la he ofrecido, solo te he dicho¬†‚Äúesfu√©rzate m√°s‚ÄĚ, y por eso lo siento. Este es un problema tan plantado ya en tu subconsciente que, sin alg√ļn tipo de ayuda, ser√° dif√≠cil que salgas. Te voy a ayudar, aun no s√© c√≥mo, pero te voy a ayudar, quiero ayudarte, ¬ŅOk? Pero ah√≠ no acaba todo. Se que desde ya hace un tiempo estas con la idea de que el amor (rom√°ntico) ya no es para ti, que esa capacidad se rompi√≥ desde que √©l te rompi√≥, pero no te debes rendirte sobre ti misma. A lo mejor no lo crees, pero ya has avanzado algo en cuento a tu problema. ¬ŅSabes cuantas chicas hubieran seguido estando a los pies de √©l? Te has tardado, s√≠, pero te has dado cuenta y te has alejado de √©l. Estas en el camino de la curaci√≥n, y el primer paso para curarte es reconocer el problema. Despu√©s de eso viene afrontar el problema, pero eso toma mucho m√°s de uno que el paso anterior. Estoy seguro de que te podr√°s recuperar de todo lo que paso. Has hecho huevadas en el pasado, has sido una cagona que estuvo con tres chicos al mismo tiempo, y has seguido el mando de un huev√≥n que solo quiso usarte, pero no dejes que tu pasado te defina, sobre todo cuando eres capaz de traer luz a la vida de otras personas. ¬ŅA que me refiero con eso? A nosotros (Los hombres de f√ļtbol y Clash). ¬ŅSabes la felicidad y el regocijo que has tra√≠do a nuestras vidas? Sabes que el √°rbol te quiere, pero yo solo puedo hablar por m√≠, y d√©jame decirte que mi vida es mucho mejor gracias a ti. Desde que entre en secundaria, he estado aplastado por dudas de todo tipo, muchas relacionadas a la amistad, pero t√ļ y el √°rbol han roto el ciclo de dudas sobre la amistad que ten√≠a. Incluso s√≠ pierdo a muchos amigos, s√© que no los perder√© a ustedes. ¬ŅSabes la felicidad que me trajo saber que tengo una mejor amiga? ¬ŅSabes lo feliz que me hizo sentir tu¬†‚Äúala oe, te amo‚ÄĚ? Saber que pude sacar esas palabras de alguien que a veces puede ser muy indiferente y fr√≠a me hizo el d√≠a. Ese d√≠a estaba con la rata de Chongui (lo digo de jajas lo de rata) y otro amigo en un club, con piscina, parrilla y todo, pero tus palabras son lo que m√°s recuerdo de ese d√≠a. No s√© si te habr√°s dado cuenta, pero yo tengo una man√≠a que es observar a las personas que considero que son mis amigos o que son cercanas. Lo hago con todos mis amigos, especialmente contigo y el √°rbol. Saber que, aunque este frustrado en una clase, puedo voltearme y recordar que tengo alguien en quien confiar, saber que tengo una mejor amiga, es un sentimiento tan gratificante que me es dif√≠cil plasmarlo en palabras. Lo mismo va para el √°rbol, saber que cuando la clase termine yo podre desahogarme y ver a mi mejor amigo, es un sentimiento muy bonito, y ustedes 2 son los √ļnicos que pueden hacer sentirme as√≠. Haya sido tu intenci√≥n o no, quieras o no, eres una luz en mi vida, y esta ser√≠a mucho peor sin ti. Mi punto es que no eres una causa perdida, y creo firmemente que vale la pena ayudarte a superar tus miedos, tus confusiones, etc. No eres una causa perdida, y es aqu√≠ donde entra la honestidad. Ser√© directo. Hay un n√ļmero considerable de veces en las que me llegas al pincho, en las que realmente odio como eres y como puedes tratar a las personas. Vienen algunas ocasiones a la mente, como la vez que me puse a llorar en clase, y t√ļ me dist√© un mensaje de mierda en el que b√°sicamente me dec√≠as¬†‚Äúsup√©ralo‚ÄĚ. Otra ocasi√≥n en la que yo segu√≠a sin entender algo que ya me hab√≠as explicado 3 veces, y que me mandaste a la mierda cuando te ped√≠ que me lo volvieras a explicar. ¬ŅPens√©, le paso tareas, le ayudo siempre cuando me lo pide, y la cagona ni siquiera me puede volver a explicar algo? Puedo seguir honestamente, me llegaste cuando nos cancelaste a el √°rbol y a m√≠ ese s√°bado, solo para que m√°s tarde salieras a una fiesta/evento con ar√°ndanos y Beroca. Me llega cuando yo te paso algo o te digo que veas algo y t√ļ dices¬†‚ÄúBueno‚ÄĚ, implicando que realmente no te interesa verlo y que preferir√≠as no hacerlo, cuando yo estoy tratando (y hoy vi el tercer episodio) de ver un puto anime por ti. O la vez que cuando yo te dije para hacer llamada, otra vez me respondiste con un¬†‚ÄúBueno‚ÄĚ, aunque cada vez que tu ped√≠as llamada porque estabas triste yo te aceptaba la llamada inmediatamente, como la vez que antes de un examen importante de ingles me llamaste porque estabas triste y te acepte, aunque deber√≠a haber dormido temprano. Me llega al pincho como siempre el √°rbol y tu no piensan en hacer llamada m√°s temprano, aunque saben que mis padres me joden para que yo deje mi celular afuera de mi cuarto y que me quitar√≠an el tel√©fono en medio de una llamada muy tard√≠a. Me llegaste la vez que por el grupo de Instagram pregunte si terminaste de contarle al √°rbol tu historia, el √°rbol dijo que si, y tu dijiste shi. ¬ŅNo te das cuenta de que ah√≠ admites que terminaste de contarle lo importante mientras yo me lo perd√≠? √Čl dijo, tranquilo mano nuestras gfas nos cagaron tmb, pero lo importante fue dicho, y me llego como no fuiste capaz de entender que decir eso es jodido. Me llega que no puedas esperar a comer despu√©s o dejar de leer un manga un rato para hacer una llamada, Tu frialdad si puede joder mucho, y doler mucho, cr√©eme. A pesar de todo eso, sigo aqu√≠. Sigo tratando de ayudarte como puedo, veo lo que mandas, escucho y trato de apreciar lo que ves y escuchas, aunque no comente en tu publicaci√≥n, fui el primero en decirte que te ve√≠as bien, y te sigo pasando cosas, aceptando sus tiempos de llamadas, viendo tu anime, te he realizado tareas, etc. Sigo aqu√≠, ya que por m√°s veces que tu frialdad me enoje, sigues y seguir√°s siendo mi amiga, y no me cansare de serlo. Por eso tambi√©n te pido disculpas, sobre todo por las bromas de mamadas, sexo, etc. No sab√≠a con totalidad lo que te hab√≠a pasado, pero probablemente te record√© uno de los peores momentos de tu vida, as√≠ que lo siento, y te prometo que no volver√© a joderte sobre eso. No he escuchado toda tu historia, y aunque me jode que nunca me la terminaste de contar (aunque dijiste que lo har√≠as), no voy a pedir que me lo cuentes, por que se que no deben ser cosas que te gusten recordar.
Supongo que eso es todo. Realmente no se c√≥mo terminar este texto, porque no s√© c√≥mo reaccionar√°s (a lo mejor aprecias esto, a lo mejor piensas que no tiene mucha utilidad, a lo mejor te ser√° indiferente, no se), as√≠ que la honestidad ser√° tambi√©n mi despedida. Te amo. Sabes que el √°rbol y yo te amamos. Cualquier cosa que necesites, ya sea ver un anime o leer un manga gei, ya sea una cosa del colegio, un problema realmente serio, o cualquier cosa random que me quieras decir, estar√© (junto con el √°rbol) ah√≠ para ti, para re√≠rme contigo, para llorar contigo, para ayudarte en lo que pueda, para tratar de llenar de alguna forma ese vaci√≥, tratar de aclarar tus confusiones. Espero que lo que haya dicho no sea repoio de lo que te dijo el arbol. No te rindas en ti, porque ni en mil a√Īos me rendir√© yo en ti.
2 notes · View notes
manuelcesii · 2 years ago
Text
4ESO. TEMA 9. EL TEXTO Y LA NARRATIVA DE POSTGUERRA
EL TEXTO
El texto es la unidad de comunicación más grande (más que la oración), que suele estar formado por varios enunciados (el enunciado es la unidad mínima de comunicación). Se caracteriza por los siguientes rasgos:
Tiene sentido completo (no necesita a otros para tener sentido), así que es una unidad independiente.
Tiene coherencia (se refiere a su sentido)
Tiene cohesión (se refiere a su forma)
Tiene adecuación. (se refiere a la situación o contexto donde se usa)
a) La coherencia. Un texto es coherente si tiene sentido, es decir, si cumple 3 reglas:
Unidad de tema: trata un √ļnico tema principal
Progresión de la información: los datos que da tienen que estar ordenados.
No contradicción: no afirma y niega una idea al mismo tiempo.
Tumblr media
b) La cohesión se refiere a que cada parte (cada enunciado, cada párrafo) que forma el texto está relacionada con las otras. Es como las piezas de un motor: tiene muchas, pero para que el motor funcione cada una debe ir en su sitio y estar unida a las demás. Se consigue, por ejemplo:
Cuando se repite la misma palabra
Cuando en lugar de repetir una palabra se sustituye por un sinónimo (o antónimo...), se usan hipónimos/hiperónimos (hiperónimo: flor; hipónimo: clavel, rosa, margarita. Hipernónimo: color; hipónimo: verde, rojo, azul...) o se emplean palabras del mismo campo semántico
Cuando se sustituye una palabra por un pronombre
Cuando se elimina alg√ļn elemento que se sobreentiende por el contexto (elipsis)
Cuando se usan marcadores textuales (también llamados conectores), palabras o expresiones que sirven para unir enunciados: es decir, por tanto, es más, entonces, así que, por otro lado, en primer lugar...
Tumblr media Tumblr media
c) La adecuación tiene que ver con que un texto sea correcto en una situación o un contexto (un lugar, un momento, con un determinado destinatario...)
Tumblr media
CLASIFICACI√ďN DE LOS TEXTOS
A) Por su forma de enunciación: orales y escritos.
Orales: son naturales; son menos formales; son más repetitivos; usan códigos no verbales (gestos, tono de voz...); no se pueden corregir porque desaparecen
Escritos: son artificiales;son más formales; menos repetitivos; no usan códigos no verbales (salvo los emoticonos); se pueden corregir porque no desaparecen
B) Por su modalidad, es decir, por la forma en que se presentan:
Narrativos: historia, narrador, espacio, tiempo, personajes
Descriptivos: Pintan con palabras
Dialogados: con dos interlocutores en estilo directo
Expositivos: sirven para informar
Argumentativos: sirven para convencer.
Prescriptivos: dan órdenes
C) Por su tipología (de qué tratan, para qué se usan)
De la vida cotidiana: cartas, notas..
Humanísticos: sobre historia, filosofía, sociología, política...
Científico-técnicos: sobre matemáticas, química, física, ingeniería...
Jurídico-administrativos: leyes, normas, sentencias judiciales, actas...
Periodísticos: artículos, entrevistas...
Publicitarios: anuncios, spots...
ORTOGRAF√ćA
Palabras juntas y separadas. Aprende a diferencias palabras parecidas pero que se diferencian por su forma de escritura:
Con que: equivale a con el que o con la que. La receta con que ganó
Con que: como complemento de régimen de una subordinada sustantiva: me conformo con que vengas
Con qu√©: cuando es interrogativo: ¬Ņcon qu√© pag√≥?
Conque: equivale a así que/ por tanto: Me llamó, conque fui
Porque: causal: como porque tengo hambre
Porqu√©: equivale a¬†‚Äúcausa/raz√≥n‚ÄĚ: es el porqu√© de nuestra derrota
Por qu√©: interrogativo: ¬Ņpor qu√© no vienes?
Por que: relativo, equivale a ‚Äúpor el cual‚ÄĚ o¬†‚Äúpor‚ÄĚ: me preocupo por que apruebes
LITERATURA. NARRATIVA DE POSTGUERRA
Como en el caso de la poes√≠a, la narrativa fue evolucionando desde los a√Īos 40 hasta los 70.
1. Los escritores del exilio siguieron escribiendo sobre Espa√Īa o sobre la Guerra Civil. Por ejemplo, Ram√≥n J. Sender cuenta la historia de un asesinato en R√©quiem por un campesino espa√Īol.Lo mismo hace Francisco Ayala en Muertes de perro.
2. A√Īos 40.¬† Tiene dos tendencias principales, el tremendismo y la novela existencial.
Tremendismo, inventado por Camilo José Cela con La familia de Pascual Duarte, es un género realista que habla de los aspectos más duros y desagradables de la realidad, en este caso la vida desastrosa del protagonista, que acaba por convertirse en un asesino.
Novela existencia: presenta una visión pesimista de la vida, un lugar donde el ser humano se encuentra solo y lleno de dudas sin respuesta. Destaca Nada, de Carmen Laforet, la historia de una chica que va a estudiar a Barcelona y ve como sus ilusiones juveniles de van quebrando.
3. A√Īos 50. Novela social realista. Comprometida con la realidad, intenta denunciar las injusticias sociales y busca conseguir un cambio en la sociedad. Retrata la vida de la gente trabajadora y m√°s humilde. Las novelas suelen tener protagonista colectivo (toda la sociedad, no un √ļnico personaje), representan situaciones reales y usan un lenguaje tambi√©n real, cotidiano. Por ejemplo, La colmena, de Cela, novela con m√°s de 300 personajes que retrata la vida de la ciudad de Madrid en los a√Īos 40, marcada por la miseria f√≠sica (hambre, paro, pobreza...) y moral (hipocres√≠a, denuncias, injusticias...)
4. A√Īos 60. Novelas experimentales: Cansadas del realismo, crean historias donde el argumento o el tema son lo de menos y lo importante es la forma de contar la historia (el estilo o la t√©cnica narrativa). Por ejemplo, cuentan la historia desde varios puntos de vista (perspectivismo), la desordenan cronol√≥gicamente (relatos no lineales), usan muchos mon√≥logos interiores (un personaje que piensa en¬†‚Äúvoz alta‚ÄĚ), usan palabras extranjeras, neologismos y palabras vulgares, mezclan distintos g√©neros y los narradores a veces se paran a hacer comentarios. La m√°s conocida es Tiempo de silencio, de Luis Mart√≠n Santos (haremos una lectura guiada de ella).
Los grandes novelistas de la postguerra son dos gallegos, Camilo José Cela, y Gonzalo Torrente Ballester, y un vallisoletano, Miguel Delibes. Siguieron una evolución parecida:
Cela: empieza en el tremendismo (La familia de Pascual Duarte), luego pasa al realismo social (La colmena) y finalmente escribe novelas experimentales (Mazurca para dos muertos)
Torrente Ballester. empieza en la novela existencial (Javier Mari√Īo), hace novelas realistas, las m√°s conocidas, como Los gozos y las sombras, y tambi√©n novelas experimentales como La saga/fuga de J. B.
Delibes: primero hace novela existencial (La sombra del ciprés es alargada), luego otras realistas (El camino o Las ratas) y también experimentales (Cinco horas con Mario).
ACTIVIDADES
Busca los mecanismos de cohesión del siguiente texto
Hay un fen√≥meno divertido que se repite con cada pel√≠cula que ruedo. Me doy cuenta de que al principio, antes incluso de la escritura del guion, hay un magn√≠fi co per√≠odo de enso√Īaci√≥n solitaria durante la que tengo la impresi√≥n de saber claramente lo que el fi lme signifi ca. Y m√°s tarde, trabajando con el o la guionista, y luego con los actores en el rodaje, me aportan sus propias refl exiones sobre el tema, y entonces paso a ser un dibujante que hubiera comprendido qu√© es la perspectiva: descubro toda una parte del fi lme que permanec√≠a oculta. Tomo conciencia de muchas cosas que estaban all√≠, en gestaci√≥n, pero no hab√≠a visto. Y entonces mi comprensi√≥n de la pel√≠cula se hace m√°s compleja, m√°s difusa. M√°s tarde, viene el montaje, una etapa muy dif√≠cil para m√≠. Siempre odio el primer montaje del fi lme. Me siento prisionera, tengo la impresi√≥n de que todo se ha dicho, que todo est√° hecho, que todo ha sido fi jado, mientras que antes todo era posible. Y solo al fi nal de esa dolorosa etapa advierto, de pronto, que estoy recuperando la sensaci√≥n que ten√≠a al principio de la pel√≠cula, que despu√©s del camino vuelvo a mi primera idea. Solo cuando velo el fi lme acabado me doy cuenta de hasta qu√© punto me corresponde. No digo que se me parezca, no es eso. Pero tengo la impresi√≥n de que revela algo de m√≠. En √©l ha quedado mi huella, indiscutiblemente. De hecho, cada uno de mis fi lmes me hace darme cuenta de hasta qu√© punto no soy la persona cerebral y anal√≠tica que creo ser; me muestra que en realidad soy muy reactiva y emocional, y, fi nalmente, no tan adulta como creo. Por otra parte, es lo que m√°s me sorprende cada vez que vuelvo a ver el fi lme al fi nal del montaje: la sensaci√≥n de ser a√ļn una ni√Īa, y de que al hacer pel√≠culas sigo siendo, de alg√ļn modo, una ni√Īa del cine, una ni√Īa de todas las pel√≠culas que se han rodado antes.
LECTURA GUIADA DE TIEMPO DE SILENCIO
Pedro es un joven médico que trabaja como investigador de cáncer en el CSIC (Centro SUperior de Investigaciones Científicas). Con este monólogo empieza la novela:
Sonaba el tel√©fono y he o√≠do el timbre. He cogido el aparato. No me he enterado bien. He dejado el tel√©fono. He dicho: ¬ęAmador¬Ľ. Ha venido con sus gruesos labios y ha cogido el tel√©fono. Yo miraba por el binocular(visor del microscopio) y la preparaci√≥n no parec√≠a poder ser entendida. He mirado otra vez: ¬ęClaro, cancerosa¬Ľ. Pero, tras la mitosis (divisi√≥n de la c√©lula), la mancha azul se iba extinguiendo. ¬ęTambi√©n se funden estas bombillas, Amador¬Ľ. No; es que ha pisado el cable. ¬ę¬°Enchufa!¬Ľ. Est√° hablando por tel√©fono. ¬ę¬°Amador!¬Ľ. Tan gordo, tan sonriente. Habla despacio, mira, me ve. ¬ęNo hay m√°s¬Ľ. ¬ęYa no hay m√°s¬Ľ. ¬°Se acabaron los ratones! El retrato del hombre de la barba, frente a m√≠, que lo vio todo y que libr√≥ al pueblo ibero de su inferioridad nativa ante la ciencia, escrutador e inm√≥vil, presidiendo la falta de cobayas. Su sonrisa comprensiva y liberadora de la inferioridad explica ‚ÄĒcomprende‚ÄĒ la falta de cr√©ditos. Pueblo pobre, pueblo pobre. ¬ŅQui√©n podr√° nunca aspirar otra vez al galard√≥n n√≥rdico, a la sonrisa del rey alto?
Como se acabaron los ratones con los que experimentar, Pedro decide ir a buscar más. Su ayudante, Amador, le ha dicho que los tiene el Muecas, que habita en una chabola. Observa con atención la descripción de las chabolas.
La limitada llanura aparec√≠a completamente ocupada por aquellas on√≠ricas construcciones confeccionadas con maderas de embalaje de naranjas y latas de leche condensada, con l√°minas met√°licas provenientes de envases de petr√≥leo o de alquitr√°n, con onduladas uralitas recortadas irregularmente, con alguna que otra teja dispareja, con palos torcidos llagados de bosques muy lejanos, con trozos de manta que utiliz√≥ en su d√≠a el ej√©rcito de ocupaci√≥n, [‚Ķ] con trozos redondeados de vasijas rotas en lit√ļrgicas tabernas arruinadas, con redondeles de mimbre que antes fueron sombreros, con cabeceras de cama estilo imperio de las que se han desprendido ya en el Rastro los latones, con fragmentos de la barrera de una plaza de toros pintados todav√≠a de color de herrumbre o sangre, con latas amarillas escritas en negro del queso de la ayuda americana, con piel humana y con sudor y l√°grimas humanas congeladas.¬†
En las chabolas viv√≠a el Muecas con su mujer y sus hijas. Pero tambi√©n viven otros muchos. Entre ellos el joven malencarado Cartucho, que ha entrado y salido varias veces de la c√°rcel. Con su navaja en el bolsillo se siente fuerte. Cartucho est√° prendado de Florita, hija del Muecas. Esta chica est√° embarazada. El aspirante a investigador es pieza codiciada por las mujeres (abuela, madre y nieta) de la pensi√≥n en la que reside. Dorita, la nieta, tiene diecinueve a√Īos.¬†
Era muy bella. Por secuencia de la afectaci√≥n de su madre ella tambi√©n se mov√≠a, hablaba y actuaba como si tuviera unos divinos catorce a√Īos imprecisos, en lugar de sus ya demasiado carnales y rotundos diecinueve. De ello proven√≠a el que ‚ÄĒpor ejemplo‚ÄĒ pudiera desplazarse por los pasillos de la casa o por los alrededores de la cabeza de un hombre sentado, absolutamente como si ignorara la presencia de sus senos. [‚Ķ] En la mecedora la muchacha se echaba hacia atr√°s, dejaba caer la cabeza sobre un respaldo bajo y arqueado y su cabellera ‚ÄĒm√°s abundante que lo fuera nunca la de sus dos madres‚ÄĒ colgaba en cascadas ondulantes [‚Ķ], o para que sorprendieran que la falda de la ni√Īa hab√≠a subido un poco m√°s de lo habitual hasta mostrar un leve fragmento de un muslo liso que la grasa no deformaba todav√≠a.
En la pensión, la abuela se queda disgustada de que el joven se vaya de juerga en vez de quedarse al lado de su nieta. 
Y ese muchacho andar√° por ah√≠ hecho un perdido, como si fuera un perdido, igual que mi difunto, cuando √©l en realidad es otra cosa y lo bien que le vendr√≠a a nuestra ni√Īa. [‚Ķ] Pero no. No seamos tan negros. Todav√≠a ha de picar. Yo creo que picar√°. El es as√≠, un poco distra√≠do como intelectual o investigador o porras que es. No acaba de ver nunca claro y [‚Ķ] tarda m√°s en apreciar la categor√≠a de la ni√Īa. Pero el d√≠a que se vea comprometido no ha de saber defenderse y ha de caer con todo el equipo y cumplir como un caballero. [‚Ķ] Pero a veces tiene ese aspecto tan inocente que me sorprende, porque a m√≠ me parece que otro hombre no la habr√≠a dejado como todav√≠a est√° la ni√Īa esta como el d√≠a que sali√≥ del vientre de su madre, que ni la ha tocado y eso que yo le puse la alcoba a su lado y venga la tonta de la Dora a decir: ¬ęComo que la ni√Īa duerme sola¬Ľ, cuando esas cosas los hombres las averiguan y no hay que decirlas nunca en voz alta.¬†
En la chabola del Muecas a Florita le han provocado un aborto. La intervenci√≥n ha ido mal. El Muecas, abuelo y padre de la misma criatura, y que conoce a Pedro, lo llama como √ļltimo auxilio. Pedro, sin permiso para ejercer la medicina, sin los instrumentos quir√ļrgicos, sin pr√°ctica ninguna, acude aturdido a la chabola y poco puede ya hacer, m√°s que presenciar la muerte de la chica. Cartucho, el maleante encaprichado de Florita, celoso, pregunta amenazante qui√©n ha sido el causante de su embarazo. Y contra toda evidencia y bajo el influjo de la navaja, Amador confiesa que fue el m√©dico.¬†
Cartucho segu√≠a a Amador con su carga ilegal de objetos propiedad del Estado [‚Ķ]. Y seg√ļn se alejaba del lugar de los hechos, se aproximaba lentamente ‚ÄĒincapaz de poder gastar en taxi cantidad alguna aun en el caso de que hubiera habido un taxi en el desierto de la primera aurora‚ÄĒ al subbarrio de las subchabolas donde Cartucho reinaba como se√Īor indiscutido despu√©s de algunas de sus m√°s pronunciadas haza√Īas que hab√≠an llevado alg√ļn cuerpo a la tierra y a √©l, solo muy provisionalmente, a una sombra alimenticia y descansadora. Se ech√≥ sobre Amador cuando menos lo esperaba y le puso la punta de la navaja en el vac√≠o (debajo de las costillas) izquierdo y apret√≥ un poco hasta que la sintiera. Le dijo: ¬ę¬°Anda!¬Ľ. Le hizo andar. Le dijo: ¬ę¬°Entra!¬Ľ Amador entr√≥ hasta donde estaba la madre soltera, vieja, acuclillada sobre la piedra redonda, comiendo unas sopas de ajo fr√≠as, sin dientes. ‚ÄĒ¬ŅQui√©n fue? ‚ÄĒ¬°Por mi madre, que yo no! ¬°Por estas, que yo no! ‚ÄĒDeja ah√≠ eso. Amador dej√≥ los paquetes en el suelo y la madre empez√≥ a desenrollarlos para ver los objetos brillantes y las gasas y unas vendas y un frasco de yodo. ‚ÄĒ¬°T√ļ has sido! No me mientas. ‚ÄĒ¬°Te lo juro que no! ‚ÄĒY ¬Ņpara qu√© era todo esto? ‚ÄĒHa sido el Muecas que quiso que se lo hicieran porque la ten√≠a en... ‚ÄĒ¬ŅDe qui√©n? ‚ÄĒYo no s√© nada, te lo juro por estas. ‚ÄĒDi de qui√©n. La madre volvi√≥ a sus sopas indiferente. Iba oculta en grandes refajos que se adher√≠an al menguado cuerpo como viejas pieles de serpiente que no muda, sobre las que pod√≠a dormir tan ricamente. ‚ÄĒNo le dejes, mi hijo ‚ÄĒintervino‚ÄĒ. Que pague lo que sea. ‚ÄĒ¬°D√©jame ya o te denuncio! ‚ÄĒ¬°Hale! ¬°Ch√≠vate si puedes! ‚ÄĒ¬°D√©jame! ‚ÄĒ¬ŅCrees que me va a dar canguelo (coloquialmente, miedo)? [‚Ķ] ‚ÄĒYo no he sido. Cartucho hac√≠a como que pod√≠a apretar, sin esfuerzo alguno, la punta de la navaja en el vientre un poco grueso de Amador el cual estaba hecho de una materia demasiado blanda para ciertos tragos. No pod√≠a adivinar de d√≥nde hab√≠a salido aquel hombre negro, [‚Ķ]. Tiene un aire de fiera que puede suceder cualquier cosa, Dios sabe qu√© barbaridad... ‚ÄĒFue el m√©dico ‚ÄĒdijo Amador. ‚ÄĒNo me mientas. ‚ÄĒEl m√©dico...
Por consejo de su amigo Matías, Pedro se oculta en una casa de prostitución. Allí lo encuentra la policía. Lo interroga un hábil comisario. Observa cómo entendemos un diálogo solo insinuado.
¬†‚ÄĒAs√≠ que usted‚Ķ (suposici√≥n capciosa y sorprendente) ‚ÄĒNo. Yo no‚Ķ (refutaci√≥n indignada y sorprendida) ‚ÄĒPero no querr√° usted hacerme creer que‚Ķ (hip√≥tesis inveros√≠mil y hasta absurda) ‚ÄĒNo, pero yo‚Ķ (reconocimiento consternado) ‚ÄĒUsted sabe perfectamente‚Ķ (l√≥gica) ‚ÄĒYo no he‚Ķ (simple negativa a todas luces insuficiente) ‚ÄĒTiene que reconocer usted que‚Ķ (l√≥gica) ‚ÄĒPero‚Ķ (adversativa apenas si viable) ‚ÄĒQuiero que usted comprenda‚Ķ (c√°lidamente humano) ‚ÄĒNo. ‚ÄĒDe todos modos es in√ļtil que usted (afirmaci√≥n de superioridad basada en la experiencia personal de muchos casos) ‚ÄĒPero‚Ķ (apenas adversativa con escasa convicci√≥n) ‚ÄĒClaro que si usted se empe√Īa‚Ķ (posibilidad de recurrencia a otras v√≠as abandonando el camino de la inteligencia y la amistosa comprensi√≥n) ‚ÄĒNo, nada de eso‚Ķ (negativa alarmada) ‚ÄĒAs√≠ que estamos de acuerdo‚Ķ (superaci√≥n del apenas aparente obst√°culo) ‚ÄĒBueno‚Ķ (primer peligroso comienzo de reconocimiento) ‚ÄĒPerfectamente. Entonces usted‚Ķ (triunfal) ‚ÄĒ¬ŅYo?‚Ķ (horror ante las deducciones imprevistas) ‚ÄĒ¬°¬°Ya me estoy cansando!!
Ya con Pedro en la c√°rcel, la novela nos presenta diversas reacciones: de las mujeres de la pensi√≥n y de Mat√≠as buscando recomendaciones.¬†Pero es la declaraci√≥n de la mujer del Muecas, ¬ęla redonda consorte del Muecas¬Ľ (¬ę√Čl no fue. Cuando √©l fue, ya estaba muerta¬Ľ) la que convence al comisario de la inocencia de Pedro.
¬†‚ÄĒUstedes, los inteligentes, son siempre los m√°s torpes. Nunca puedo explicarme por qu√© precisamente ustedes, los hombres que tienen una cultura y una educaci√≥n, han de ser los que m√°s se dejan enredar. Se defiende mucho mejor un ratero cualquiera, un pobre hombre, un imb√©cil, el m√°s m√≠nimo chorizo que no ustedes. Si no es por esa mujer, lo iba usted a haber pasado mal.
Al salir de la c√°rcel, le quitan la beca. Pero las mujeres de la pensi√≥n festejan ¬ęel regreso del doncel¬Ľ y organizan la fiesta de petici√≥n de mano. Despu√©s van a una revista donde ven cantar y bailar a las vicetiples (cantantes). Tras lo cual los ya novios Pedro y Dorita van a la verbena. En un momento, Pedro se aleja para comprarle churros a la novia, ocasi√≥n que aprovecha el maleante Cartucho para vengar la muerte de su Florita y matar a Dorita con una navaja. Otra vez solo, Pedro toma el tren y se va a alg√ļn pueblo a ejercer su medicina. Se siente desesperado de no estar bastante desesperado. Queda ahora muy lejano el Premio Nobel. Observa los √ļltimos pensamientos del protagonista y c√≥mo se explica el t√≠tulo de la novela.¬†
Me voy, lo pasaré bien. Diagnosticar pleuritis, peritonitis, soplos, cólicos, fiebres gástricas y un día el suicidio con veronal (calmante) de la maestra soltera. […] Qué bobadas, por qué digo eso. No estoy bastante desesperado […] Recibir los parabienes del rey de Suecia, tan blanco, tan pálido, tan largo, que nunca ha tomado un verdadero sol […] Pero ahora no, estamos en el tiempo de la anestesia […] Es un tiempo de silencio. La mejor máquina eficaz es la que no hace ruido […] Estoy desesperado de no estar desesperado. Pero podría también no estar desesperado a causa de estar desesperado por no estar desesperado…
Más abajo tienes un enlace con un fragmento de la adaptación cinematográfica de La colmena.
También, para el que quiera, la versión completa de Las ratas de Delibes.
youtube
youtube
0 notes
ernestosanmiguel · a year ago
Text
Una isla llamada Cuba
Ernesto San Miguel
La historia de mi vida comienza cada ma√Īana.
Pero el 2018, la comencé en Cuba, para ser más exacto en la ciudad de La Habana.
Con mi amiga Lucero nos dirigimos hacia la Habana del Este, donde asistir√≠amos a una misa Yoruba, cortes√≠a de mi amiga. Eramos m√°s o menos 12 personas de ambos sexos. Todo el mundo se conoc√≠a, yo era el √ļnico extra√Īo. Sentado en un rinc√≥n miraba y escuchaba las muestras de afecto en los saludos, abrazos y besos entre ellos, algunos me saludaban timidamente y otros ni siquiera remarcaban que yo exist√≠a, salvo el perro que insist√≠a en olfatearme y darme besos, era un perro besador por excelencia.
Los due√Īos de casa pose√≠an una casa muy hermosa en las afueras de la ciudad ¬†con dos patios interiores sombreados por frondosos √°rboles como dise√Īados para estas tertulias de paz y amor.
La recepción era con un expreso fuerte y dulce, tanto el que ofrece como el que recibe dan muestras de regocijo al hacerlo. Tal cual es la vida, amor cuando das y amor cuando recibes.
Uno de ellos era abrazado con mucha emoción, había vuelto de una misión periodística al conflicto armado en Siria.
¬ŅC√≥mo te fu√© por esos lados? pregunt√≥ el anfitrion en voz alta.
Uf terrible¬° respondi√≥ el periodista, no hallaba la hora de volver, un pa√≠s completamente destru√≠do.Y con ello todas las familias y el miedo reflejado en cada ni√Īo que ves.
As√≠ los americanos se han ido adue√Īando de las bases petroleras de muchos pa√≠ses y van a continuar. Destruyeron Irak, Libia, Afganistan, est√°n metidos en Siria y tienen en la mira a Venezuela e Iran. Si no fuera por los rusos Siria habr√≠a ca√≠do hace rato. LA CODICIA NO TIENE FIN.
Siguieron muchas conversaciones triviales, tanto de las familias, de quienes están lejos. De las dificultades después del huracán. La falta de energía eléctrica en algunos sectores de la ciudad y todo lo que ello conlleva.
Despu√©s empezaron a preparar el rito donde por grupos preparaban los elementos que imagino quemaban en una hoguera. Salvo yo, que era el invitado. Y se termina bailando alrededor del fuego, donde cada cual va lanzando los elementos antes preparados, con un ritmo africano llamando a los esp√≠ritus que estar√°n presentes en la ceremonia de la b√ļsqueda de la armon√≠a y se termina cuando el fuego muere en medio del canto y de la danza.
Despu√©s nos sentamos todos en el sal√≥n presidida por el due√Īo de casa qui√©n nombr√≥ un secretario que tomar√≠a nota del camino a seguir para cada uno de los asistentes.
Hasta ahí no entendía nada de lo que estaba pasando ni de lo que vendría después.
El jefe encendi√≥ un habano y entr√≥ en trance y comenz√≥ a darle a cada uno de los presentes, las tareas de este a√Īo 2018 y como solucionar los problemas que le aquejaron en el 2017 y que no fu√© capaz de sobrellevarlos, su voz sonaba mon√≥tona y de vez en cuando hab√≠a que encenderle el puro que se apagaba. Como eran tantas cosas que no me interesaban y el hecho que antes de viajar siempre duermo menos, me sent√≠a cansado comenc√© a dormitar, no se cuanto tiempo pasar√≠a y como era el √ļltimo siento de repente, compa√Īero Ernesto. Voz que me hizo salir de mi modorra.
Usted cuando entr√≥ a √©sta casa, ven√≠a acompa√Īado de muchas energ√≠as que est√°n siempre con usted. Hay un esp√≠ritu hombre, con liderazgo familiar, llevaba sombrero, vest√≠a oscuro y tuvo una muerte tr√°gica
Este espíritu quiere que usted averigue de ése familiar muerto. Su hijo varón puede parecerse a ésa persona.
Este familiar estuvo vinculado a la ciudad de Iquique, averigue y encontrar√°.
Usted tendrá que cerrar círculos familiares. Nunca me preguntó si tenía familia.
Usted es portador de cosas relacionadas con la historia de su familia.
Aparecer√°n hechos relacionados con el futuro de su hijo.
No se retire. La vida contin√ļa y comienza ahora.
Usted no está aquí por gusto.
Hay que escarbar y encontrar el tesoro espiritual de su familia.
Usted es una persona muy espiritual. Tiene un don oculto o no conciente. Puede hablar con la Naturaleza. Es el momento de cultivar ese Don.
Encontrar√° muchas respuestas.
Puede reencontrar un amor pendiente, disfr√ļtelo.
Quedan muchas aventuras por vivir.
Su peor enemigo es la rutina. No sea esclavo de la rutina.
Déje una huella en la escritura.
Tiene el verdadero escenario para escribir y no lo ve.
¬°Averigue en Iquique!
La VIDA comienza hoy.
Cual no ser√≠a mi sorpresa, al hablarme de mis antepasados, en especial de mi abuelo materno, qui√©n muri√≥ cuando mi mam√° ten√≠a dos a√Īosl. Y adem√°s que una parte importante de lo que estoy escribiendo, hab√≠a quedado empantanado, cuando me d√≠ cuenta que no sab√≠a mucho de aquella historia y sent√≠a la necesidad imperiosa de saberlo.
Todo lo que me dijo, dió en el clavo y me dio nuevas energías para hacer renacer las ansias de seguir viviendo.
Me quedó la absoluta certeza, que vine a Cuba y en especial a La Habana para encontrar este mensaje de esperanza para seguir creyendo en mi. Encontrar la energía necesaria que a veces hace falta, para recomenzar en una edad tardía
¬°LA VIDA COMIENZA AHORA.
Dejé La Habana para ir a Varadero y estando ahí contraté un viaje.
La camioneta lleg√≥ a las siete de la ma√Īana y ven√≠an en ella 4 personas de origen italiano dos parejas yo era el quinto y deb√≠amos pasar a buscar un sexto al Hotel Barlovento, qui√©n era un joven mexicano, despu√©s supe que era sic√≥logo y su nombre era Eric.
Partimos a Santa Clara, ciudad donde reposan los restos del Che Guevara y los 31 compa√Īeros que cayeron con √©l en Bolivia.
El Panteón es solemne y hay siempre guardia de militares, hombres y mujeres que custodian y guían a los visitantes. En un lugar contiguo se encuentra el Museo, dedicado solo a la memoria del Che, su infancia en Argentina junto a su numerosas familia, fotos de escuela, de la universidad incluso fotos del leprosario donde trabajó en su viaje por toda Américal. Esta etapa de su vida fue mostrada en una película donde su sensibilidad queda en evidencia.
Sin lugar a dudas, él siempre fue distinto, como marcado por el destino para mostrar la luz y luchar contra las injusticias, donde quiera que existieran.
Pasamos por El Escambray, las monta√Īas donde se iniciaran las luchas contra Batista. Visitamos el tren blindado del ej√©rcito de Batista, que el grupo que comandaba el Che descarril√≥ para tomar las armas modernas que √©ste transportaba.
La lucha podía continuar con mejores armas para los revolucionarios y como ellos decían HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
En el mercado de Trinidad, un chileno como yo conversaba con una vendedora y ella le pregunta.
- ¬† ¬† ¬† ¬ŅDe d√≥nde eres? Que hablas tan bien el espa√Īol.
-       -Soy Chileno
-       A los chilenos le gusta mucho Cuba
-       Te voy a contar porque de este amor. Hubo un golpe de estado en mi país, muchos coterraneos encontraron refugio aquí. Muchos otros han venido a estudiar. En general por motivos de historia y sobretodo de la solidaridad de este país con los revolucionarios del mundo. Para un chileno Cuba estará siempre en su corazón. Y bueno las cubanas no estarán tan arriba en el cuerpo, la cubana echó a reir mirando su entrepierna. Escuchando la conversación me acordé de la historia de un argentino.
Yo diría que los argentinos tienen el don de la palabra, además de haber tenido a Maradona, a  Messi y al papa Francisco, casi nada diría el picado.
Estaba cerca del Malecón en La Habana y me encontré una piba, parecía haber sido hecha con la mano. Un cuerpo .
Es imposible tener dos, agregué yo, con mi humor negro.
Dej√°me contarte la historia. Es que no la vas a creer.
La convencí con mi mejor sonrisa además de un billete de 50 cuc. Y nos fuimos a una casa derruída en La vieja Habana.
Tenía ritmo incluso sacándose la ropa.
-Tengo tanto pudor me dijo ella parando su redondo culo. Es la primera vez que lo hago, pero a veces, la necesidad tiene cara de hereje.
-Si mi amor yo tambi√©n te comprendo, para mi no es f√°cil recurrir a esto por una necesidad de amor y sobretodo para acompa√Īarme en esta soledad que vivo.
- Y ella me dice, apaga la luz por favor, no quiero que me veas como me sonrojo.
-Y yo pensando, estoy tan nervioso que capaz que no se me pare, no me vaya a pasar lo mismo que me pas√≥ con la vecina que se me meti√≥ en la cama, un noche de lluvia torrencial con truenos y rel√°mpagos, que lo √ļnico que me pas√≥, fue como un apagon energ√©tico y esa noche Na ni Na, y ella abrazada a mi y el que de dije, botado como un borracho cualquiera colgando entre mis piernas y yo dandole golpes de un lado y de otro para que se despertara, y al final no lo hizo.
Desde esa vez ando con mi pastilla azul bajo la manga.
Ella y su pudor, que me tenía con la luz apagada y yo buscando la pastilla a tientas en los bolsillos de mi pantalón. Con tan mala suerte, que al sacarla se me cayó debajo de la cama.
-Necesito la luz, comienzo a gritar casi en histeria.
- No te preocupes, yo tengo otro condom, me dice ella.
- Enciende la luz por favor, que no veo nada.
-NO necesitas ver nada, sólo tócame.
- Al final la luz se enciende, y veo el reflejo en el espejo de un culo parado y me cost√≥ darme cuenta que era el m√≠o, LOCO. La pastilla hab√≠a ca√≠do en una ranura entre las tablas del piso y no ten√≠a a mano ning√ļn elemento para poder sacarla.
De repente siento algo peludo que recorre mi mano, y veo un ratón tomando la pastilla con los dientes
-       Yo le grito NO ES QUESO BOLUDO. Pero no me hizo caso y se la llevó a la guarida, incluso creí vislumbrar una sonrisa maliciosa en sus ojos.
-       De más está contarle que una rata estuvo gritando toda la noche y carreras de un lado a otro. Y yo con el tonto ahuevonado entre mis piernas, más dormido que un oso en el invierno y ella mirándome compasivamente, mientras acariciaba el culpable de mis desdichas
-       Y yo me dije No hay mal que por bien no venga o Bien que por mal no venga. Porque la moraleja de la historia, es que no busques algo con la luz apagada porque lo más seguro es que no lo encuentres. O bien por una pastilla azul, una rata y un ratón fueron exitadamente felices por un buen RATO. Valga la redundancia.
-       Querido hermano (porque los argentinos son nuestros hermanos) tu historia me conmueve hasta lo más recóndito de mi ser. Pero debo decirte que siempre hay tiempo para una revancha. Aunque los ratones digan lo mismo.
Esta ma√Īana he salido a caminar por la extensa playa de Varadero, el agua que mojaba mis pies estaba tibia y resonaba en mi mente la voz del Yoruba A ROMPER CON LA RUTINA. Despues de 15 minutos de caminata encontr√© un c√≠rculo de personas, todas vestidas de blanco, hombres, mujeres y ni√Īos tomados de la mano, llamando las energ√≠as positivas: para ayudar, para pedir talvez por la tierra, por el pa√≠s, por la paz, concentrados con los ojos cerrados como flotando en el aire.
Cuando encontr√© que ya hab√≠a caminado bastante, estaba frente al hotel Barlovento, fu√© la primera que vinimos juntos a Cuba y ah√≠ fue concebida nuestra hija. Han pasado m√°s de 20 a√Īos de aquello. Me sent√© en la arena para ir atr√°s en el tiempo, te ve√≠as alegre cuando me contaste que sent√≠as que estabas esperando un beb√© y yo te respond√≠ que no era as√≠. Y tu insististe que te sent√≠as extra√Īa y que sent√≠as otra presencia en ti.
Yo pensé que estabas loca, y el hombre sin fé era yo. Al final yo era el hombre de poquita fé y tu tenías razón.
Quiz√°s en cuantas otras cosas he estado equivocado a trav√©s de todos estos a√Īos. La l√≥gica tiene sus limites y m√°s all√° est√°n las fronteras de lo inexplicable. Incluso nuestra hija es el fruto de ello.
De vuelta de la ciudad de Cienfuegos, y cuando el guía ya había contado la historia de las tres ciudades visitadas, eso significaba que la vuelta sería en silencio, hasta que una de las italianas preguntó por el dulce de coco y ahí nuestro guía nuevamente se desbordó en palabras.
En Cuba hay dos tipos de palma, que dan por lo tanto dos tipos distintos de cocos y los sabores del dulce ser√°n a la vez diferentes. En general el agua o el jugo que encontramos al interior se toma o se bota, lo importante es la masa o el interior del coco que se corta en trozos peque√Īitos y se coce lentamente, a la mitad de la cocci√≥n, lo pasamos por la batidora y despu√©s le agregamos leche condensada y lo seguimos cociendo lentamente en agua hasta que se reduzca mientras lo batimos constantemente.
La cara de gozador que ponía el cocinero-guía cubano, daba ganas de probar el dulce de coco. Las italianas saltaban de gusto, mientras sus maridos que nada entendían de cocina, estaban tan ausentes como yo.
El mexicano en cambio, psicólogo además, era bastante entendido en dulce de coco, y asentía cuando el guía nos daba la receta.
Yo me volé y recordé cuando visitamos Vietnam y en el delta de Mekong una isla donde se producían diferentes dulces de frutas tropicales, entre los cuales estaba el coco. Recuerdo los ricos sabores de aquella tarde experimenté y mis glandulas gustativas que talvez olvidaron los sabores de ayer pero están en mi retina y en mi corazón que todos lo trabajadores de la isla eran amputados de la guerra.
No recuerdo si el sabor era dulce o amargo A pesar de todo, ellos hab√≠an sido recapacitados para darnos el sabor de Vietnam y mostrarnos los da√Īos que una guerra produce.
Incluso la despedida era con m√ļsica, interpretada por ellos mismos, donde la voz melodiosa entraba en nuestros corazones, a pesar de que en mi caso, nada conoc√≠a de su lengua. M√°s de una l√°grima, se escap√≥ de nuestros ojos.
Que distinto es el fruto cuando sentimos las cosas con Amor y que triste es el resultado de las guerras. Lo peor, es que no aprendemos.
El mexicano comenz√≥ a ense√Īarme el coctel de frutas, todo picado peque√Īito, unas gotas de lim√≥n junto a otras de bitter agregado al jugo de naranjas natural y encima crema chantilly y se dejan una hora en el refrigerador. Me pareci√≥ tan simple y nunca hab√≠a hecho el intento de hacerlo.
El viaje terminó con un hasta la próxima, que solo era un decir.
Cada semana hay cambio de pasajeros en el hotel, algunos est√°n blancos y terminan rojos al final de la jornada, otros m√°s tostados y otros difinitivamente negros, cada cual entra con sus sue√Īos, sus esperanzas de una semana llena de movimientos, de m√ļsica y de mirar caerse el sol cada tarde.
Hab√≠a entre los cl√≠entes un chileno de nacimiento pero que viv√≠a en Saskatoon y estaba desde el 15 de septiembre del a√Īo anterior, ten√≠a m√°s de 80 a√Īos y cojeaba de la pierna derecha y le echaba la culpa no a los a√Īos, sino que su pareja cubana le hab√≠a hecho malembe. Yo habr√≠a dicho falta de amor. Pero qui√©n soy yo para cambiar la historia, s√≥lo para narrarla. Ven√≠a desde Concepci√≥n y hab√≠a llegado a Canada en 1979 donde viv√≠a con su hijo s√≥lo que √©l siempre estaba ausente por razones de trabajo hace 5 o 6 a√Īos que ven√≠a a Cuba para escaparse del fr√≠o y de la soledad.
Conocía todas las argucias para gastar menos y obtener el máximo. Llegaba con dos maletas llenas de elementos necesarios para damas, con las cuales intercambiaba favores. Sabía donde quedarse para poder entrar sus visitadoras por el servicio de sus regalos.
Supo que yo era chileno y se vino a sentar conmigo a la hora del desayuno y lo v√≠ que tra√≠a 4 huevos duros. Inmediatamente le dije, con tanto huevo se va a enfermar y se ri√≥ con unos ojos de ni√Īo malulo. No, no me los voy a comer y los meti√≥ en un saquito que tra√≠a. Son para regalarlos a la gente pobre que yo conozco y que sino se mueren de hambre.
Cual no ser√≠a mi sorpresa, de encontrarlo con una morena que trabajaba en un hotel de Varadero y ella comiendose dos huevitos duros, es decir, otra argucia de este ejemplar para conseguir los favores que √©l necesitaba. No pregunt√© nada.Un d√≠a antes se hab√≠a ido un se√Īor de Magog, qui√©n entabl√≥ conversaci√≥n conmigo porque le encantaba conocer gente diferente. Aficionado a la fotograf√≠a y a la historia.
Me cont√≥ que ten√≠a una hija y que estuvo casado 9 a√Īos. Al inicio pensaba estar casado como m√°ximo durante 5 a√Īos y con mucho esfuerzo lo estir√≥ . Le gustaba viajar y lo hac√≠a con su madre y su hija. Ten√≠a el prototipo de que las mujeres no eran su finalidad.
Seg√ļn su criterio las mujeres pasan por tres etapas en el amor o m√°s bien en la vida activa sexualmente.
La primera, el comportamiento m√°s primate o animal, la b√ļsqueda del padre para sus hijos.
La segunda etapa a partir de los 45 a√Īos, donde la b√ļsqueda del sexo hace explotar la br√ļjula de la cordura. Y la tercera, como consecuencia de ese desborde placentero pierden en un alto porcentaje a sus maridos y o compa√Īeros y llega la soledad en una edad donde conseguir un compa√Īero es bastante dificil.
Muchos de los trabajadores (hombres y mujeres) de Varadero están siempre a la pesca que les sirva como remolque para salir de la Isla. El que hablaba más conmigo me contaba que la vida que llevaba no le gustaba y todo lo que él quería era dejar la ciudad de Cárdenas y el trabajo fastidioso que hacía.
¬ŅEn que consist√≠a su trabajo? En colocar las sillas bajo la sombrilla a los clientes del hotel. Y la parte m√°s importante, vender el uso de las sillas a los viajeros que se quedaban en casas particulares y les cobraban 5 cuc por dos sillas incluyendo la sombra (negocio redondo) si solo tuvieran 5 clientes diarios har√≠a 25 cuc por d√≠a 150 por semana en total 600 cuc por mes. Tengo una amiga doctora que gana el equivalente a 40 cuc por mes.
No podemos comparar las responsabilidades ni el aporte a la sociedad en la cual viven. Unos dedicados a estudiar y salvar vidas y otros al baile, a vagar y a trasladar sillas.
Una pareja colombiana que ven√≠a de Bogot√°, le arrendaron sillas a mi amigo, ambos eran blancos a√ļn no bronceados por sol, se ve√≠an una pareja sana y bonita. Pero ella era una bomba sexy, se arregl√≥ el calz√≥n del bikini de manera que quedara como hilo dental, como le llaman los cubanos cuyos gl√ļteos redondos y bombeados como pelotas de futbol, yo la observaba desde mi silla mientras ella levantaba su pie y lo pon√≠a sobre la silla mientras se echaba delicadamente el bronceador, sent√≠ unos deseos enormes de darle una patada a esas hermosas pelotas (dijo Maradona), pero me refren√© y solo los admir√©, mientras su compa√Īero buscaba conchitas en la playa, que cuadro tan disimil.
Solo que no sabemos que había pasado la noche anterior, después del rezo para rogar por los necesitados de cualquier cosas incluso de Amor.
Otro de los viajeros al hotel fue un uruguayo, qui√©n viajaba a todos lados con su mate y su cigarro. Escuch√≥ que yo hablaba espa√Īol y se dirigi√≥ a m√≠ con una sonrisa amistosa y ¬ŅVos de donde sos? (pens√© que era argentino).
-        
- ¬† ¬† ¬† ¬ŅMe puedo sentar en tu mesa? Naturalmente le respond√≠, pero te aseguro que no es m√≠a, estaba aqu√≠ cuando llegu√©.
-       Me contó que iba para Santa-Clara a encontrarse con una amiga cubana.
- ¬† ¬† ¬† -¬ŅY es tu amor? Le pregunt√©.
-       -No no lo es, pero es como si lo hubiera sido, siempre hemos tenido vidas paralelas y solo tangencialmente nuestras vidas se encuentran. La primera vez, fue en una conferencia sobre el aporte de la genética para descubrir si el feto viene con predisposición a algunas enfermedades, que podrían curarse tempranamente en el vientre materno.
- ¬† ¬† ¬† -Entonces ¬ŅTu eres doctor? Pregunt√© interesado.
-       -No, en realidad soy un periodista especializado en el campo científico, y existen muy pocos haciendo lo que yo hago.
- ¬† ¬† ¬† -Y ¬Ņahora est√°s aqu√≠ por amor?
-       - No, son las circunstancias de la vida, la que nos lleva a encontrarnos nuevamente y el resultado solo el tiempo lo dirá.
- ¬† ¬† ¬† -Pero ¬ŅExiste el inter√©s?-En mi caso siempre hubo, pero renunciar es tambi√©n una forma de amar, cada vez que pienso en Cuba, vienen a mi memoria sus ojos c√°lidos, su sonrisa abierta y libre y cuando entro al agua y las olas me acarician, no puedo pensar otra cosa que no sea ella.
- ¬† ¬† ¬† - Y ¬ŅD√≥nde est√° el problema? ¬ŅQu√© les impide entablar una relaci√≥n?
-       - En primer lugar, tenemos edades dispares y por lo tanto, con intereses frente al avenir que no concuerdan. Cada vez que yo he estado sólo, ella está con alguien y viceversa. Tengo la certeza que hemos nacido para vivir en vidas paralelas y la tangente que nos junta temporalmente nos sirve para adivinar en que etapas nos encontramos y si las huellas del destino han sido beneplácitas o han deteriorado nuestros cuerpos
Volviendo al visitante de Magog, me contó de sus viajes por Italia (siempre con su mamá y su hija), fuera de la cultura y los vestigios de la historia de Roma, lo que más le gustó fue la costa Amalfitana, nada dije, de que también la conocía y que su belleza también había dejado huellas en mi. Preferí preguntarle por la Isla de Capri y si había visto el film Le facteur en frances o Il Postino en italiano, basada en la historia de Pablo Neruda, poeta chileno laureado con el nobel de literatura en 1971.
Aunque Antonio Skarmeta, escritor chileno, narra la historia de Pablo en Isla Negra donde este tenía su casa con Matilde Urrutia, la protagonista del idilio con él en la Isla de Capri, mucho antes de la historia de Antonio, cuyo libro tituló LA PRIMAVERA CON UNA ESQUINA ROTA, donde hace alusión al gobierno de Salvador Allende como una Primavera y al golpe de estado que rompiera esta primavera con trazos de la vida de Pablo.
Seguramente encontr√≥ emotiva la disertaci√≥n sobre un aspecto que √©l desconoc√≠a, tanto de la vida de un poeta, de un pa√≠s, de una Isla y de un sue√Īo.
Se interes√≥ en saber m√°s de Chile. ¬ŅC√≥mo era? ¬ŅQu√© lugares visitar? ¬ŅC√≥mo era su gente, su fauna, su vegetaci√≤n, su desarrollo, su lengua?
-       Le sugerí que lo buscara en google, cualquier cosa que yo le contara, era muy subjetiva ya que mi visión llevaba incluída la emoción de mis vivencias y corté la conversación, porque ya habíamos terminado de comer y había gente que esperaba por una mesa
Al día siguiente, mientras hacía la fila para comer unos huevos fritos en el hotel, me llamó para que me sentara con él.
Hizo alusi√≥n a lo que hab√≠amos hablado del amor y de lo interesante de la Isla de Capri, donde se hab√≠a vivido una gran pasi√≥n de un famoso poeta y una cantante de la m√ļsica tradicional chilena.
- ¬† ¬† ¬† ¬ŅPiensa usted que podr√≠a visitar Per√ļ y Chile al mismo tiempo?
-       Se refería a la misma época, no en desdoblarse.
- ¬† ¬† ¬† - No me cabe ninguna duda, todo depende del tiempo del viaje y del dinero que usted posea para dicho viaje. Si va a Per√ļ, no puede dejar de visitar Machu Pichu, que significa La Vieja Monta√Īa, la ciudad donde se retiraba el rey Inca para comunicarse con su Dios. Edificada en lo alto de una monta√Īa. a 2450 metros donde viv√≠a s√≥lo √©l con sus concubinas, adem√°s del clero o monjes de la √©poca en su cultura. Es bueno recordar que los espa√Īoles, nunca pudieron hallar aquel lugar y fue redescubierta en 1911, por Bingham.
-       Una construcción maravillosa tallada en granito. Que tenía su propia fuente de agua que alimentaba toda la ciudad que aprovechaba además las aguas de lluvia a traves de terrazas que eran capaces de filtrar sin que se desmoronaran y alimentaban a los que allí vivían.
- ¬† ¬† ¬† A pesar que, seg√ļn los colonizadores espa√Īoles apoyados por la religi√≥n que les acompa√Īaba, los autoctonos de Am√©rica no ten√≠an alma, ten√≠an un desarrollo arquitect√≥nico que superaba lejos a sus colonizadores.
En la ciudad del Cuzco echaron abajo una parte de sus construcciones, para crear su mundo a partir de las bases de la ciudad inca de aquella √©poca. En los inicios de los 1600 hubo un terremoto que destruy√≥ todos edificios constru√≠dos por los espa√Īoles y solo quedaron en pi√© las construciones incas, que a√ļn est√°n visibles en toda la ciudad, incluso su color es diferente, hechas de una piedra negra.
Lo extra√Īo es que hallan perdido todo su conocimiento, como si hubieran sido atacados por el mundo del olvido. Justamente Gabriel Garc√≠a Marquez, el premio nobel de literatura colombiano, en su novela 100 A√ĎOS DE SOLEDAD, nos cuenta de un pueblo atacado por esta enfermedad. Pero es s√≥lo en la literatura, porque en la realidad habr√≠a que pensar en otras razones, como por ejemplo que los conocimientos les fueron transmitidos por seres extraterrestres.
-       No eso yo no lo creo, me dijo un poco alterado.
- ¬† ¬† ¬† Bueno en Chile, en la Isla de Pascua, existen las estatuas de piedra que no saben como fueron capaces de moverlas desde su lugar de origen o de construcci√≥n hasta el lugar donde est√°n ahora ¬ŅQu√© energ√≠a se utiliz√≥ para tal efecto?
- ¬† ¬† ¬† Y en Nazca, (Per√ļ) est√°n los jerogl√≠ficos gigantes que s√≥lo pueden ¬†verse desde el espacio y cr√©eme que a√ļn es un misterio.
- ¬† ¬† ¬† -¬ŅQui√©nes lo hicieron?
- ¬† ¬† ¬† ¬ŅPara que los hicieron?¬ŅPara ¬†quienes lo hicieron?
- ¬† ¬† ¬† Y esto √ļltimo es relevante, porque fueron constru√≠dos muchos a√Īos antes que los aviones existieran. Esto muestra sin duda que hubo quienes pod√≠an verlos desde el espacio. De acuerdo a los c√°lculos del carbono 14 las l√≠neas fueron hechas entre 300 y 800 a√Īos antes de jesuscristo.
-       - Si, pero yo no creo.        
- ¬† ¬† ¬† Le voy a contar una historia de mi juventud que me hizo cambiar mi manera de concebir el mundo y de entender un poco mejor la peque√Īez del hombre.
Santiago de Chile es una ciudad constru√≠da en un valle y rodeada de monta√Īas. La m√°s impresionante es la Cordillera de los Andes cuyo punto m√°s alto son cercano a los 7000 metros de altura. Si nos paramos mirando hacia el Sur (hacia la Ant√°rtica), la tendremos a nuestra izquierda, a la derecha las monta√Īas de la costa y adelante y atr√°s las monta√Īas transversales que dan origen al Valle del Mapocho, r√≠o peque√Īo que nace de los Andes y que s√≥lo es caudaloso, cuando las nieves comienzan a derretirse en primavera. All√≠ vivieron nuestros aut√≥ctonos, llamados Mapuches.
Hasta que un d√≠a el sol se nubl√≥ y llegaron los espa√Īoles con sus armas, con sus cruces adem√°s de sus enfermedades. Dejaron de llamarse Mapuches, los espa√Īoles les llamaron Araucanos, como no ten√≠an alma, no ten√≠an el derecho a tener su propio nombre. Seg√ļn ellos Dios les hab√≠a entregado el derecho a trav√©s de la cruz que era su representaci√≥n del usufructo de las tierras conquistadas y de todo lo que ella produc√≠a. En especial el oro.
Bueno, eso era s√≥lo un parentesis de mi historia para hacerle cambiar de sinton√≠a. Y del nublado aquel, nos sigui√≥ el nublado de una ciudad en crecimiento constante, tanto que era dif√≠cil vislumbrar las estrellas o que √©stas tuvieran alg√ļn impacto en mi infancia o en mi juventud. Sab√≠a que exist√≠an pero a lo lejos, como en el poema de Neruda en el libro de su juventud 20 poemas de Amor y una canci√≥n desesperada.
Y TITILAN AZULES LOS ASTROS A LO LEJOS
Por circunstancias de la vida tuve que ir a trabajar al norte de Chile, m√°s exactamente en San Pedro de Atacama, un oasis en medio del desierto m√°s seco del mundo, all√≠ cuando el sol emprend√≠a su retirada el cielo se encend√≠a con miles ¬†y miles de estrellas. Eso para mi era la ventana al Universo, un universo maravilloso que nos hace comprender lo infinitamente peque√Īo que somos.
Si solamente en la parte que podemos ver de la V√≠a L√°ctea, hay millones de estrellas. ¬ŅC√≥mo puede ser posible que solo haya vida en la Tierra? Es tener un pensamiento anquilosado en los preceptos de la iglesia medieval y al que piense distinto le cortaremos la cabeza. Salvo que hoy d√≠a la tecnolog√≠a nos permite llegar m√°s all√° del pasado oscurantista y d√≠a a d√≠a los nuevos descubrimientos nos llevan a vislumbrar el futuro con una mente abierta y capaz de aceptar que la Tierra no es el centro del universo y que las religiones con sus odios intr√≠nsicos no pueden dictar los caminos que debamos seguir. Es verdad que hay quienes prefieren cerrar los ojos y vivir comodamente en el pasado.
Si son felices as√≠, nadie puede reconvenirles, pero lo importante es que no pretendan adjudicarse ser los √ļnicos iluminadores del camino y dictar a traves de los p√ļlpitos su verdad restringidamente oscurantista.
Por favor cuando vaya a visitar mi país, no olvide ir a los pies del volcán Licancabur y ahí cerca de 6000 metros de altura se encuentra el Observatorio más grande del mundo donde trabajan cientificos de diferentes países, se llama ALMA y trabajan 64 observatorios en conjunto. Nunca hasta ahora el hombre había tenido la posibilidad de mirar el infinito con tanta claridad hasta extasiarse de tanta belleza y de nuevos descubrimientos.
Si un d√≠a, en el inicio de mis 20 a√Īos al ver por vez primera el cielo de la noche iluminado por estrellas, me dije esta es la ventana al infinito y me extasi√© cada noche pensando talvez que alg√ļn d√≠a podr√≠a volar a ese cielo estrellado.
Hoy comprendo que mi pensamiento a los 20 a√Īos, ten√≠a mucho de premonitorio, jam√°s pens√© que 50 a√Īos despu√©s esta ventana al universo ser√≠a una realidad y la cantidad de descubrimientos desde hace 4 a√Īos es impresionante. Despu√©s de conocer aquello seguramente la influencia de la religi√≥n frente a la vida en el exterior de la Tierra cambiar√° completamente.
Me mir√≥ con ojos de duda y pensando ser√° verdad lo que me dice esta persona que viene del tercer mundo. No puedo dudar de lo que usted sinti√≥ a los 20 a√Īos de √©se sinf√≠n de estrellas, pero de ah√≠ a las visitas extraterrestres en el pasado, hay una distancia enorme. Y riendome con su respuesta, y m√°s que su respuesta fue su voz que traicionaba lo que dec√≠a. Pensar que somos entes est√°ticos es un error, si la Tierra gira a ¬†1600 kms. Por hora, nosotros con ella aunque tengamos la sensaci√≥n de estar fijos y tengo la convicci√≥n que una luz le har√° pensar en el pasado y proyectarse en el futuro, talvez no estar√© con usted cuando la revelaci√≥n llegue en esta vida o en la pr√≥xima. Que tenga un buen d√≠a amigo.
Estando en la Isla es imposible no hablar de Fidel y de su partida. Y de la hermosa canci√≥n que acompa√Ī√≥ la Caravana de los Agradecidos que sumaba miles y miles. ¬°Nos acostumbramos a sentirte eterno¬° Fueron tres d√≠as donde la luz se escondi√≥, para irse con Fidel.
Su influencia no s√≥lo en la Isla, no s√≥lo en los revolucionarios del mundo, no s√≥lo en todos los pa√≠ses del tercer mundo donde la haza√Īa de unos cuantos, encendi√≥ el deseo de cambiar y luchar por anhelos de justicia.
Sino también a los opresores que comprendieron que había nacido una fuerza con la cual tendrían que contar, so pena, de perder todos sus privilegios. Tal cual Fidel lo dijo en su primer discurso en las Naciones Unidas. Porque el mundo tendrá que contar con los pobres de América.
Pero Fidel se quedó corto, porque el mundo tendrá que contar con los pobres  de toda la Tierra, no sólo de América.
Los opresores, no sólo del Imperio sino también de cada país subalterno. No es que hayan perdido los deseos de ser quienes son. Pero ahora los pueblos se han empoderado de entender que la unidad hará vacilar y su lucha no tendrá fin hasta que no haya cambios reales.
Y esto es el triunfo de Fidel que está vivo en todo anhelo de justicia y tal como dice la canción
¡Porque la muerte cree que se apoderó de ti¡
Y encontramos a los tipos m√°s reaccionarios, preocupados del pueblo y de la justicia de sus necesidades. A lo menos en sus discursos a la caza de votos de los ilusos que siempre existen. Pero el hecho de que tengan que cambiar su lenguaje, hay una parte que empieza a hacerse real. Es la comprehensi√≥n de que las necesidades que se piden solventar son reales y aunque halla algunos que pretenden enga√Īar con sus discursos, son carreras de corto aliento, porque la verdad termina por imponerse. Estamos en una √©poca en que los agoreros de la mentira estan ganando terreno en muchos pa√≠ses de esta Tierra, pero tendr√° que cambiar. Cuando los pobres empiecen a marchar no habr√° fuerza que los pueda parar.
Y este hombre nacido en una peque√Īa isla al lado del Imperio dejar√° demostrado la veracidad de su palabra y de su acci√≥n. Jam√°s ser√° palabra muerta, ¬†el anhelo de justicia , y ese hombre llamado Fidel no ha muerto, y no ha muerto porque est√° en cada uno de los que luchan por un mundo mejor.
0 notes